• ¿Qué les enseñan?
  • Alergia
OpiniónEnfoque diferencial

El cuento de nunca acabar

 
23
ABR 2007

Aquellos a los que nos gusta el cine nos desayunamos la semana pasada con una buena nueva: comienza el rodaje de la segunda parte de "Mortadelo y Filemón".

Las fotos que ilustraban la noticia -los actores sonriendo con un verde jardín de fondo- eran más bien sosas. No había cartel de la película, no había un fondo promocional, no había una foto ilustrativa... no había nada.

Dos meses después de su presentación, la Mark III no está disponible y nadie sabe cuándo lo estará

El fotógrafo oficial de la película me confirmó que comenzaban a rodar hoy lunes, por lo que era lógico que no hubiese fotos. Ya las habrá -dijeron- cuando la prensa visite el rodaje, cuando se haga otra rueda de prensa de finalización de rodaje y cuando se haga la cuarta rueda con motivo del estreno. Cuatro presentaciones para hablar de lo mismo.

¿Y qué tiene que ver esto con la fotografía? Pues que al igual que con las "superproducciones" -muy entrecomilladas- de cine patrio, en la presentación de productos fotográficos las cosas se enseñan, se muestran y se publicitan meses antes de que cualquiera pueda comprarlas. ¿A alguien le suena? Hablo, en esta ocasión, de la Canon EOS-1D Mark III.

La cámara se presentó allá por febrero, y por entonces era un modelo de preproducción; vamos, que ni siquiera habíamos tocado unidades definitivas. Hoy, dos meses más tarde, sigue sin estar disponible en las tiendas, y lo peor de todo es que nadie sabe cuándo lo estará.

A España llega un número limitado de Mark III y las listas de espera son kilométricas

El día de su presentación, Canon confirmó que estaría disponible esta primavera. Luego se dijo oficiosamente que llegaría en abril; luego que lo haría después de vacaciones; luego que no saldría hasta mayo, y ahora se oyen con fuerza rumores de junio.

Si a esto le sumamos que a España llega un número limitado de equipos, que la Agencia EFE se lleva una buena parte y que las listas de espera son kilométricas, tenemos como resultado a un montón de canonistas mosqueados.

Por un lado, están los que se cambian de Nikon a Canon. Ésos deben esperar a tener una cámara en su poder para luego comprar los objetivos y vender rápidamente su material. Y cuanto más tarden en venderlo, peor.

La estrategia de presentar algo y luego retrasar su disponibilidad viene de lejos y está muy extendida

Por otro lado, están los que pasan de la Mark II a la Mark III, que no saben si vender ya, antes de que su Mark II se vuelva "obsoleta".

Y también están los que se compran una Mark II de segunda mano, que no tienen ni idea de si lo que van a pagar por un cuerpo de segunda mano es mucho más de lo que pueden pagar cuando la Mark III esté tras las vitrinas.

Lo peor es que todo esto no es nuevo, aunque no por ello deja de ser menos molesto. La estrategia de presentar algo y luego retrasar su disponibilidad viene de lejos y está muy extendida, y me cuesta imaginar el motivo.

Aunque los rumores son gratuitos, a la Mark III ya le han colocado fallos que dan que pensar a los malpensados

¿Será para aumentar la expectación? Difícilmente, porque salvo entre los más entusiastas, de la Mark III apenas si se ha vuelto a hablar desde su presentación. Y es lógico, pues poco más se sabe de ella que lo que pudimos catar en los días de su estreno.

Si Canon hubiera emitido algún comunicado al respecto, si hubiera preparado algún sarao con la Mark III como protagonista, si hubiera patrocinado algún evento... pues igual podría pensarse que la demora responde a esta razón.

Los rumores son gratuitos, y del mismo modo que al futbolista que no entrena se le empieza a colocar en un nuevo equipo, a la Mark III ya le han colocado fallos que, aun siendo simples rumores infundados, dan que pensar a los malpensados.

El hecho es que muchos profesionales se hicieron un calendario de trabajo con su flamante Mark III

Hay quien dice que el Live View no acaba de funcionar; otros son más magnánimos y dicen que Canon pretende dotar de autofoco a este modo de trabajo; terceras fuentes aseguran -siempre sin prueba alguna- que el problema es simplemente de producción y que se han hecho mal los cálculos.

El motivo, en realidad, da igual, y seguramente de todas estas cosas ni nos acordaremos dentro de unos meses, cuando las cámaras estén ya en nuestras mochilas. Pero el hecho es que muchos profesionales se hicieron un calendario de trabajo con su flamante Mark III -calendario que incluye, entre otras cosas la Copa América o la final de la liga de fútbol.

Aunque para los más "cool" retrasarse diez minutos sea elegante, para los que viven de esto -y las Mark III no las compran simples aficionados- es un importante revés.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar