• Sony A77 II: primeras muestras
  • HTC One (M8): análisis
Prueba de producto
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon EOS 1200D: análisis

15
7
MAY 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Tres años son una eternidad en el escaparate digital. Tanto, que muchos creían –creíamos- finiquitada la saga de las EOS de tres dígitos, sobre todo después de que se anunciara la EOS 100D. Pero la nueva EOS 1200D ya está aquí para demostrar que estábamos equivocados. Con una lista de novedades aparentemente amplia pero en realidad escasa teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, la facilidad de uso y el ajustadísimo precio (se puede encontrar por unos 450 euros con el zoom estándar) son los mejores argumentos de una réflex que funciona pero no emociona.

La historia se repite. La EOS 1000D se mantuvo más de dos años en el mercado, y cuando todo el mundo –excepto los cazadores de gangas- se habían olvidado de ella llegó la EOS 1100D. Tres años después es el turno de la nueva EOS 1200D, que se presenta con un nuevo sensor, grabación de vídeo Full HD y pequeñas mejoras para ocupar el escalón de entrada a las réflex canonistas.

Canon EOS 1200D
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La EOS 1200D junto al zoom del kit (18-55 mm f3.5-5.6 EF-S IS II), con el que se ha realizado esta prueba.

Aspirante a ser una de esas cámaras sencillas y baratas que se venden casi solas, la pregunta es si la situación del mercado seguirá tolerando este tipo de ejercicios, muy rentables y lógicos pero un tanto aburridos. Tras pasar un par de semanas con la nueva EOS 1200D lo tenemos un poco más claro.

Mismo esquema

Muy similar en tamaño y diseño a la EOS 1100D pero con un acabado mejorado que se agradece entre las manos. Así se podía resumir la esencia exterior de esta nueva EOS, que si bien luce un tamaño contenido, ya no puede tildarse de pequeña.

La culpa es de la todavía joven EOS 100D, que ha demostrado que es posible hacer una réflex con unas dimensiones muy comedidas. Y de todas esas cámaras sin espejo, claro, que en los últimos años han abanderado la portabilidad dentro del mundo de las cámaras con objetivos intercambiables.

canon eos 1200dcanon eos 1200dcanon eos 1200dcanon eos 1200dcanon eos 1200dcanon eos 1200d
Plástico que convence

Pese a su construcción en plástico, la EOS 1200D no transmite esa sensación de fragilidad de otros modelos similares y su ergonomía es muy correcta

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Álvaro Méndez (Quesabesde)

A cambio, la EOS 1200D puede presumir de una ergonomía muy decente y una buena presencia. Es plástico, sí, pero al menos no transmite esa sensación de fragilidad y de cámara barata que suele verse en esta gama de modelos.

Pese a los retoques estéticos y unos botones mejor rematados, la inmensa mayoría de controles y menús permanecen intactos. ¿Tiene sentido después de casi tres años? En realidad sí, porque la distribución y el manejo eran ya bastante buenos. Siempre teniendo en cuenta que hablamos de una cámara muy sencilla.

La pantalla trasera crece hasta las 3 pulgadas respecto a la generación anterior y mejora su resolución: 460.000 puntos. No hay la misma suerte con el visor, que se queda con una cobertura del 95%

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Claro que echamos de menos una pantalla táctil, la conexión Wi-Fi integrada o un segundo dial de control. Pero posiblemente no sea justo pedirle nada de eso a una cámara de este precio. Más si tenemos en cuenta que su principal competidora, la también reciente Nikon D3300, cuenta con similares limitaciones en su lista de funciones.

Guía Canon EOS

Orientada a los usuarios noveles, más allá de las novedades en las especificaciones de la cámara, Canon ha hecho mucho hincapié en la aplicación que acompaña a esta EOS 1200D. Se trata de la “Guía Canon EOS” para dispositivos móviles, que juega a ser una suerte de curso de iniciación a la fotografía y al mundo de las réflex (en general pero también con aspectos dedicados a este modelo).

Aunque es verdad que no desvela ningún misterio ni aporta nada a los muchos cursos gratuitos disponibles en la red, es cierto que resulta un añadido interesante a la cámara y que condensa de forma muy gráfica y sencilla las lecciones básicas.

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon ha hecho mucho hincapié en la aplicación que acompaña a esta EOS 1200D, un curso para iOS y Android de iniciación a la fotografía

Disponible gratis para Android e iOS, también es cierto que no hace falta tener esta EOS para echarle un vistazo. Algo que, lógicamente, obliga a entrecomillar esta aplicación como argumento potente para que la EOS 1200D pueda marcar diferencias respecto a la competencia.

La pantalla trasera crece hasta las 3 pulgadas respecto a la generación anterior y mejora su resolución para alcanzar los 460.000 puntos. No hay la misma suerte con el visor, que se queda con una cobertura del 95%. Un detalle que habrá que tener en cuenta a la hora de componer con el ojo colocado en el ocular si no queremos dejar fuera una parte de la escena.

18 megapíxeles

Pero con el permiso del rediseño exterior y de la aplicación para el móvil, la novedad más destacada es el sensor de 18 megapíxeles. Se trata de un CMOS de tamaño APS-C que en realidad no es nada nuevo, puesto que lleva años dejándose ver en diferentes réflex de la firma: desde la EOS 550D hasta las más recientes EOS 700D y 100D.

Muestras: 18 MP
Fotografías realizadas con una Canon EOS 1200D y un objetivo Canon 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S IS II

Los años no perdonan, y pese a los buenos resultados ofrecidos, este CMOS ha ido perdiendo puestos frente a la competencia

Así que estamos ante lo que podría llamarse una apuesta segura en cuanto a calidad de imagen. No cabe esperar ninguna sorpresa al ver las fotos que ofrece esta EOS 1200D, con unos resultados muy buenos en cuanto a resolución, control del ruido (hasta 3.200 ISO o incluso un poco más sin problemas) y rango dinámico.

Ésa sería la lectura positiva de quienes prefieren no apostar y evitar sorpresas. Para ellos, la llegada de este probadísimo sensor a la más sencilla de las Canon será una estupenda noticia.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Canon EOS 1200D y un objetivo Canon 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S IS II

Pero, si queremos, también podemos ver la botella medio vacía, porque los años no perdonan y ese CMOS de 18 megapíxeles ha ido perdiendo puestos frente a la competencia. Por ejemplo, la ya citada D3300 de Nikon cuenta con un captor más actual en el que se ha eliminado el filtro de paso bajo para optimizar la resolución.

Muestras: sensibilidad
Fotografías realizadas con una Canon EOS 1200D y un objetivo Canon 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S IS II
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
100 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
200 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
400 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
800 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
1.600 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
3.200 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
6.400 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 1200d y un objetivo canon 18-55 mm f3.5-5.6 ef-s is ii
12.800 ISO

Aunque a estas alturas tampoco suena demasiado innovador, repasando la lista de mejoras de la EOS 1200D respecto a la generación anterior también nos encontramos con los filtros creativos. Pese a ofrecer una lista de filtros algo escueta comparado a lo que ya se estila en muchos modelos, sí nos ha sorprendido un poco la falta de agilidad a la hora de aplicar estos efectos.

Vídeo Full HD

El vídeo es otro de los protagonistas de esta renovación, siguiendo el mismo esquema que ya hemos ido viendo en otros productos. La grabación Full HD no es ni mucho menos una gran novedad para una cámara (¡hay móviles con 4K!), pero sí para esta EOS si tenemos en cuenta que el modelo anterior se conformaba con clips de 720 líneas.

Con controles manuales y grabación de 1920 x 1080 píxeles a 30, 25 y 24 fotogramas por segundo, sus prestaciones no están mal –se echa de menos la entrada para micrófono, eso sí- y los resultados son bastante correctos.

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El punto más débil es el enfoque automático. Trabajando desde el visor no es para tirar cohetes (esos 9 puntos saben a poco a estas alturas) pero al menos aguanta el tipo. El problema es que, al activar el Live View y encuadrar desde la pantalla, el mecanismo de enfoque automático por contraste deja claro que en este campo la EOS 1200D lleva unos años de retraso respecto a los modelos que ahora mismo pueden encontrarse en el mercado.

Algo parecido nos pasa con la velocidad de disparo en ráfaga. Aun siendo conscientes de que hablamos de una cámara muy sencilla y asequible, esos 3 fotogramas por segundo saben a muy poco en pleno 2014.

Con controles manuales para el vídeo y grabación de 1920 x 1080 píxeles a 30, 25 y 24 fotogramas por segundo, las prestaciones en este apartado no están mal (aunque se echa de menos la entrada para micrófono)

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En JPEG la cadencia se mantiene sin problemas hasta más de 60 disparos consecutivos, pero en RAW apenas es posible llegar a media docena de disparos. Sin duda el procesador Digic 4 empleado se nota en este tipo de limitaciones.

Novedades que no emocionan

Si estamos de acuerdo en que el objetivo de una cámara no es emocionar sino ofrecer buenos resultados y prestaciones a un precio moderado, la Canon EOS 1200D cumple con lo esperado. Se trata de una réflex un tanto anodina, pero ofrece todo lo necesario para iniciarse en el mundo de la fotografía con ópticas intercambiables.

Vista de forma aislada no hay ningún problema en recomendarla. De hecho, es una de esas cámaras que siempre funcionan en el escaparate al abanderar la consabida fórmula: máquina de una marca con tirón y por un precio muy tentador. Sus 18 megapíxeles cumplen, los acabados han mejorado mucho y en general el usuario novel no echará casi nada de menos.

canon eos 1200d
Canon EOS 1200D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sus 18 megapíxeles cumplen y los acabados han mejorado mucho, pero en el escaparate existen hoy día opciones más atractivas por el mismo precio

Pero la EOS 1200D no vive sola en el mercado. A su alrededor hay opciones que pueden plantarle cara sin demasiados problemas y con un precio similar. Cámaras sin espejo mucho más pequeñas, manejables y de aspecto y prestaciones más modernas cuya calidad es muy competitiva.

O incluso réflex como la Nikon D3300, que pese a estar en el mismo segmento y compartir muchas de las limitaciones ligadas a un precio ajustado, parece disimularlo mejor. Por no hablar de las también asequibles Pentax K-50 y K-500, con precios en esa misma línea y unas prestaciones que dan un buen repaso a esta EOS.

Pedir Wi-Fi o pantalla táctil a una cámara de este precio igual es demasiado. Pero un sensor más moderno, un visor más amplio y un enfoque más competente se agradecerían. Las réflex de toda la vida siguen teniendo su público, pero para conservarlo tendrán que hacer cada vez mejor sus deberes.

Artículos relacionados (1)
15
Comentarios
Cargando comentarios