• Toshiba Regza 32XV505DG: toma de contacto
  • Pinnacle TV for Mac DVB-T Stick: de un vistazo
Prueba de producto
NUEVA PUERTA DE ACCESO

Canon EOS 1000D: toma de contacto

 
13
JUN 2008
Iker Morán / Eduardo Parra   |  Madrid

Tan sólo dos días después de su presentación, QUESABESDE.COM ha podido pasar unas horas con una de las primeras unidades prototípicas de la joven y modesta EOS 1000D. A medio camino entre la relevada EOS 400D y la EOS 450D, la más pequeña de las réflex de Canon deja claro desde el primer minuto su sencillez y sus intenciones: convertirse en el trampolín de referencia para dar el salto al mundo SLR.

Convertido en uno de los segmentos con mayor crecimiento del mercado fotográfico, Canon no quiere perder el tren de las SLR de gama baja. Si hasta este momento la veterana EOS 400D y la más joven EOS 450D se encargaban de ello, ahora es el turno de la nueva EOS 1000D.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Pequeña, sencilla y asequible. Éste el trío de ases que esgrime la primera réflex digital de Canon cuyo nombre contiene cuatro dígitos. Los responsables de Canon pretenden añadir a esta fórmula la calidad de imagen, con la intención de completar un póquer con visos de convertirse en éxito de ventas casi seguro.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
La EOS 1000D con un viejo conocido, el zoom 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S, junto al que forma el kit más básico.

A la espera de que los primeros modelos finales lleguen a España, por ahora hay que conformarse con poner a prueba los tres primeros argumentos con uno de los pocos prototipos disponibles de la EOS 1000D entre las manos.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Un breve encuentro en el que, pese a no poder comprobar si ese CMOS de 10 megapíxeles ha salido ganando con el nuevo procesador DiGIC III, sí es posible descubrir las claves estéticas y ergonómicas de la nueva réflex.

Orientación clara
Teniendo en cuenta la tendencia a la miniaturización de modelos como la Nikon D60 y -sobre todo- de la E-420 de Olympus, la EOS 1000D no resulta ni a primera vista ni entre las manos especialmente diminuta.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Un poco más pequeña y ligera que su predecesora, la EOS 400D, la recién nacida es -eso sí- la más ligera de la familia.

Un detalle que no implica grandes sacrificios en lo que a ergonomía y agarre respecta. Los accesos directos o la prominente pero delgada empuñadura de la cámara tienen mucho que ver en este aspecto. El cuerpo plástico, con la excepción de la bayoneta, no disimula en ningún momento sus claras intenciones.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y es que su orientación hacia los usuarios noveles no es sólo una cuestión de precio. Detalles como los menús en pantalla -muy sencillos tanto en la modalidad de trabajo normal como al activar el modo Live View- y el gran tamaño de la mayoría de los botones posteriores y del dial de modos dejan claro que la EOS 1000D pretende poner las cosas fáciles a sus usuarios.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La EOS 1000D es compatible -nos aseguran desde Canon- con la batería y la empuñadura que emplea la EOS 450D.

Grata sorpresa
Acostumbrados a que la reducción en el precio de un modelo se lleve por delante algunos detalles, nos ha sorprendido gratamente encontrarnos con un visor de tamaño y luminosidad considerables, teniendo en cuenta el sector en el que se inscribe esta EOS.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Una prestación interesante que Canon remata con un buen surtido de información a la vista, incluido el siempre huraño ajuste de sensibilidad. Lástima que, puestos a mostrarnos generosos en este tipo de detalles, no se haya incluido ninguna pista sobre el balance de blancos ni -de paso- una segunda rueda de control trasera.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En su favor, hay que decir que el botón dedicado a acceder al menú de los parámetros de sensibilidad (desde 100 hasta 1600 ISO; seguimos echando de menos algo más de atrevimiento en este campo) goza de una posición destacada. También el balance de blancos cuenta con un acceso directo propio.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

De todos modos, desde Canon se concede una gran importancia a la previsualización Live View en un modelo que pretende ser un imán para los usuarios de cámaras compactas.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En este sentido, la pantalla se conforma con las mismas 2,5 pulgadas y los mismos 230.000 puntos de la EOS 400D (ofrece una buena nitidez y visibilidad lateral, si bien el color es mejorable, según las primeras observaciones), pero pierde el interesante sensor que en la EOS 450D desactiva automáticamente el LCD al acercarnos al visor.

El sistema Live View y el enfoque por contraste, sin embargo, sí parecen directamente transplantados desde su hermana mayor.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Una herencia que también incluye una velocidad de enfoque bastante por debajo del rendimiento del autofoco tradicional de 7 puntos y de la que sigue sin convencernos su modo de activación. ¿No sería más práctico utilizar el disparador, que es el botón natural para activar el autofoco, en vez de esconderlo en otro mando?

Cóctel sin sorpresas
La fórmula es tan sencilla como previsible. Basta tomar una EOS 400D y algunas de sus prestaciones -posiblemente empezando por el CMOS- y darle un baño de renovación tomando prestadas características de la reciente EOS 450D. El resultado es, ni más ni menos, esta nueva EOS 1000D.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
El nuevo flash Speedlite 430 EX II es casi tan grande como la EOS 1000D.

A falta de un estabilizador integrado, Canon ha reforzado su nueva réflex acompañándola en uno de los kits de lanzamiento con el zoom 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S IS.

Canon EOS 1000D y Speedlite 430 EX II
Canon EOS 1000D y Speedlite 430 EX II
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Aun así, hay que reconocer que la velocidad de disparo no es uno de los fuertes de la EOS 1000D.

Canon EOS 1000D y Speedlite 430 EX II
Canon EOS 1000D y Speedlite 430 EX II
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Es cierto que sus 3 fotogramas por segundo hasta agotar la capacidad de la tarjeta -SD Card o SDHC- son más que suficientes para cualquier aficionado e igualan la cadencia de la mayoría de los modelos de esta saga. Sin embargo, quien quiera ir un paso más allá y atreverse con los archivos RAW, se encontrará con unos escasos 1,5 disparos por segundo.

Éxito seguro
Pese a que fue precisamente Canon quien con la EOS 300D puso la primera piedra de este segmento de réflex asequibles, lo cierto es que su llegada a la base del mercado es ahora un poco tardía.

Cámaras como las citadas D60 de Nikon, la E-420 de Olympus y la Sony A200 conseguían ofrecer hace ya meses un compendio de prestaciones a uno precios realmente apetecibles, que en algunos casos incluso están por debajo del de esta EOS 1000D.

Canon EOS 1000D
Canon EOS 1000D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Canon juega, eso sí, con la experiencia adquirida en este terreno a lo largo de los años y con la inercia de un escaparate que ha ensalzado la EOS 400D como líder de ventas durante mucho tiempo. La EOS 1000D aspira a revalidar ese título, ahora con más argumentos y por menos euros que nunca.

Cierto que, repasando con lupa su hoja de prestaciones, no es la mejor dotada ni será la más barata cuando llegue a los escaparates en julio. Cierto también que la competencia es ahora más dura que nunca. Aun así, con el prototipo de la EOS 1000D recién salido del horno, uno tiene la sensación de estar ante uno de esos éxitos comerciales seguros.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar