Actualidad

El Gobierno concreta su propuesta para la aplicación del canon digital

 
18
DIC 2007

Casi nueve meses después de lo inicialmente previsto, los ministerios de Industria y Cultura ya han concretado su propuesta para la aplicación del polémico canon digital. Abogando por rebajar el gravamen de algunos soportes como los CD y DVD, el texto consensuado propone, además, imponer un pago único de 1,5 euros por teléfono móvil y de 3,15 euros por MP3 al amparo de Ley de Propiedad Intelectual.

Esperada para marzo, la propuesta para la concreción del llamado canon digital consensuada entre los ministerios de Industria y Cultura ha visto finalmente la luz. Dada a conocer a través de un comunicado conjunto, la visión del Gobierno pasa por rebajar el gravamen de ciertos soportes, como los DVD y CD, a la vez que plantea extender su aplicación a otros dispositivos, como los teléfonos móviles y los reproductores de audio portátiles.

La propuesta, que nace al amparo del artículo 25 de la Ley de Propiedad Intelectual de junio de 2006, pretende "compensar los derechos que los creadores dejarán de percibir por copias privadas".

Su formulación estaba en manos del Gobierno por la falta de acuerdo entre los fabricantes de los dispositivos digitales y las sociedades de gestión de los derechos de autor.

Móviles y reproductores portátiles
Aunque aún está en proceso de tramitación, ya que la propuesta ha de pasar primero por las entidades de gestión y las asociaciones de fabricantes de equipos y soportes -y posteriormente por el consejo de usuarios y consumidores-, el texto fija un impuesto único por tipo de producto y no por su capacidad de almacenamiento.

Así, los teléfonos móviles, los reproductores de audio portátiles, las unidades autónomas de almacenamiento y las memorias USB pasan a formar parte de los dispositivos afectados por el controvertido canon, con 1.5, 3.15, 12 y 0.30 euros por unidad vendida, respectivamente.

Queda reducido, eso sí, el impuesto de algunos soportes y dispositivos que actualmente están sujetos al recargo. Es el caso de los discos CD-R y DVD-R, que bajan la cuantía de su gravamen hasta los 0,17 y 0,44 euros, respectivamente (algo más del 20%).

También se recorta el canon a las impresoras (un 47% a las de tinta y un 33,3% a las de láser), que hasta ahora reclamaban un pago de 15 euros por unidad. La grabadoras de CD y DVD también verán reducido su impuesto en un 48,5%, esto es, hasta los 3,40 euros.

Si el texto presentado por el Gobierno llega a buen puerto, los escáneres, los discos CD-RW y DVD-RW y las grabadoras de CD conservarán intacta su recaudación actual.

Futuro incierto
El texto consensuado por los ministerios de Industria y Cultura ha visto la luz en un contexto de máxima incertidumbre en torno a la futura aplicación del canon digital.

Cabe recordar que la semana pasada el Senado, con el apoyo de todos los grupos salvo el PSOE, introdujo una enmienda en la tramitación de la Ley de Impulso a la Sociedad de la Información en la que se instaba al Gobierno a abolir el canon digital en el plazo de un año.

El próximo jueves la propuesta pasará al Congreso de los Diputados. Todo parece indicar que, tras protagonizar un rocambolesco juego de declaraciones y desmentidos, el PP repetirá en la cámara baja el mismo voto que en el Senado, asestando un importante golpe a la implantación del canon digital.

El Gobierno, por su parte, ha recordado que el gravamen debe aplicarse para "respetar la normativa europea" y ha defendido que su actual redacción "contempla, de manera equilibrada, los intereses de los creadores, los consumidores y de la industria".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar