Actualidad

La Audiencia Nacional devuelve el canon digital a su estado de 2006

 
24
MAR 2011

La polémica ampliación del canon digital aprobada en 2008 acaba de ser anulada. A raíz de una demanda interpuesta ese mismo año por la Asociación de Internautas, la sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha emitido una sentencia que, lejos de abolir el citado impuesto -como a estas horas ya se indica en numerosos medios y foros-, vuelve a hacer vigentes sus tarifas fijadas en 2006.

Una marcha atrás que se basa en irregularidades detectadas en el protocolo seguido para hacer vigentes las tarifas. El tribunal entiende que la normativa de 2008 es un reglamento, y no una orden ministerial -fórmula con la que se aprobó en su día-, por lo que debe ser ratificada por el Consejo de Estado y acompañada de memorias justificativas y económicas para entrar de nuevo en vigor.

Si bien la Audiencia Nacional considera que en la aprobación del canon digital de 2008 se ha incurrido en lo que en términos jurídicos se conoce como "vicio radical", la sentencia no cumple una de las peticiones realizadas por la Asociación de Internautas en su demanda: la devolución del dinero recaudado por este impuesto.

Como consecuencia de esta sentencia, y hasta que no haya novedades al respecto, equipos como los reproductores MP3, los teléfonos móviles, las memorias USB y los discos duros dejarán de ser grabados con el canon digital.

El resto de dispositivos y soportes sí que seguirán siendo afectados por el impuesto, pero según las cuantías estipuladas en 2006. Como consecuencia, y por citar algunos ejemplos, se volverán a grabar 6,61 euros por una grabadora de CD y DVD y 15 euros por una impresora multifuncional láser, cuando la normativa de 2008 redujo las cantidades de este tipo de dispositivos a 3,4 y 10 euros, respectivamente.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar