Actualidad
EL CINE SEGúN CANON

Canon Cinema EOS C300: primeras impresiones

 
15
FEB 2012
Álvaro Méndez   |  Barcelona

Visto el revuelo que provocó la incursión de la EOS 5D Mark II en el negocio audiovisual, no eran pocos quienes esperaban de Canon un paso más en esa dirección. Su respuesta llegaba recientemente en forma de EOS C300, el primer modelo de la recién estrenada línea Cinema EOS, con la que la firma pretende plantar cara a Sony y RED en el terreno del cine independiente. Sus argumentos: un precio moderado, un sistema completo con todo lo necesario para empezar a trabajar y unas secuencias de vídeo que pueden procesarse en un ordenador de potencia moderada.

Tras varias semanas de rumores y especulaciones, la nueva Canon Cinema EOS 300C veía la luz el pasado mes de noviembre en una fastuosa presentación celebrada en el mismísimo Hollywood. Casi al mismo tiempo, RED daba a conocer en una sencilla rueda de prensa su esperada Scarlet-X. Casualidad o no, esta coincidencia suscitó ríos de tinta en los medios especializados, que se lanzaron a comparar las hojas de especificaciones de ambas propuestas, con RED situándose como holgada ganadora en la mayoría de los apartados.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Julio Gómez, a la derecha, sostiene la EOS C300 durante la jornada de puertas abiertas celebrada en Grau Luminotecnia.

Con las aguas más tranquilas y un poco más de perspectiva, QUESABESDE.COM ha tenido la oportunidad de conocer de primera mano la EOS C300 gracias a unas jornadas de puertas abiertas que Canon organizó recientemente en Grau Luminotecnia, tienda barcelonesa especializada en el alquiler de equipos audiovisuales. Julio Gómez, experto en cine digital y formador habitual de la firma, nos desgranó con calma las principales prestaciones de la EOS C300. El cine según Canon.

Una cámara "plug and play"
Uno de los principales argumentos de esta C300 es que ofrece todo lo necesario para empezar a trabajar sin tener que realizar grandes desembolsos (más allá del coste del dispositivo). En palabras del propio Gómez, se trata de una "cámara plug and play".

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la EOS C300 saldrá a la venta por unos 13.000 euros (IVA aparte) en un kit que incluye una empuñadura lateral y un asa superior desmontables, así como un estupendo monitor externo LCD de 4 pulgadas y 1,23 megapíxeles de resolución, totalmente orientable y con dos conexiones de audio XLR integradas.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El objetivo, eso sí, corre de nuestra cuenta, así como las tarjetas de memoria CompactFlash que utiliza la cámara como soporte de grabación. La EOS C300, por cierto, está disponible en dos versiones: una con montura para objetivos Canon EF y otra con la bayoneta estándar para ópticas cinematográficas PL.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La citada Scarlet-X, por su parte, tiene un precio de lanzamiento de 11.700 dólares (unos 9.000 euros al cambio), pero a diferencia de la Canon no incluye ningún tipo de accesorio: ni una empuñadura o asa para cogerla, ni tan siquiera un sencillo visor electrónico.

Sin resolución 4K
Sin duda la imposibilidad de grabar secuencias con resolución 4K, estándar cinematográfico en ciernes, ha sido una de las carencias más criticadas de la EOS C300, que se conforma con una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles. De hecho, cuenta con exactamente las mismas opciones de grabación que las videocámaras XF de gama semiprofesional de Canon.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la EOS C300 se sirve de un códec de compresión basado en MPEG-2 para generar secuencias de vídeo Full HD a 24, 25 o 30 fotogramas progresivos y a 50 entrelazados. Sólo si reducimos la resolución hasta 1280 x 720 píxeles podremos alcanzar cadencias de 50 o 60 cuadros progresivos. Todo ello con una profundidad de color de 8 bits, un flujo de datos máximo de 50 Mbps y un muestreo de 4:2:2.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez más, la EOS C300 parece no resistir una comparativa prestación a prestación con la Scarlet-X. La propuesta de RED alcanza resoluciones 4K y ofrece un abanico mucho más amplio de cadencias de fotogramas, pudiendo grabar incluso a 120 cuadros por segundo. Además, cuenta con el formato R3D (REDCODE RAW), con una profundidad de 16 bits y flujos de hasta 440 Mbps.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para Canon esta desventaja es en realidad otro argumento a favor de la citada filosofía "plug and play" de la que presume la EOS C300. Y es que los vídeos obtenidos con esta cámara se pueden editar sin problemas en un ordenador portátil más o menos potente.

Ni muaré ni "rolling shutter"
La firma japonesa promete una calidad de imagen excelente, y la verdad es que, a juzgar por las primeras secuencias grabadas con la EOS C300 que han podido verse en Internet, no hay motivos para pensar lo contrario. Y es que Canon confía ciegamente en el CMOS Super35 con el que ha equipado a su EOS C300, un sensor de resolución 4K y con un tiempo de respuesta de 16 milisegundos trabajando en progresivo.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y por qué no graba esta Canon en 4K si alberga un sensor de 4 millones de puntos? La respuesta es que registra cada uno de los colores primarios utilizando sólo una parte de la resolución del sensor, consiguiendo de esta manera una gradación más natural. La rapidez de respuesta del sensor también parece haber minimizado en gran medida el recurrente efecto "rolling shutter", algo que resulta muy molesto en la EOS 5D Mark II.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo mismo ocurre con otro de los eternos problemas que presentan los vídeos grabados con la Mark II: el muaré. La incorporación de un nuevo filtro de paso bajo y -sobre todo- el uso de un sensor especialmente ideado para grabar imágenes en movimiento y de menor resolución que el empleado por la citada réflex subsanan este problema en la EOS C300.

Cinema EOS
Tras entrar en el negocio del cine independiente casi por casualidad con la EOS 5D Mark II, Canon ha decidido zambullirse en este mercado con la marca Cinema EOS, una saga de cámaras, objetivos y accesorios que, según la compañía, no ha hecho más que empezar a andar.

Canon Cinema EOS C300
Canon Cinema EOS C300
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Veremos si la firma consigue hacerse un hueco en un mercado al que ha llegado algo tarde y en el que la competencia es feroz. Su apuesta más incipiente es la EOS C300, una cámara con todo lo necesario para empezar a hacer cine y que busca compensar algunas de sus carencias con la promesa de una estupenda calidad de imagen.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar