• Sony RX10 II: análisis
  • Polaroid Cube+: análisis
Prueba de producto
Canon 35 mm f1.4 EF L USM II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon 35 mm f1.4 L II: prueba de campo

13
24
NOV 2015
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Independientemente de la marca, el 35 mm f1.4 es desde hace muchas décadas el objetivo fetiche de la inmensa mayoría de reporteros. Su focal es la más polivalente que se puede tener a mano, capaz de cubrir desde una toma general hasta un retrato, mientras que el f1.4 abre las puertas a la fotografía nocturna o en interiores.

Tras nada menos que 17 años en el mercado, Canon dio el pasado verano el relevo a su 35 mm f1.4 L[/LINK] con la promesa de haber mejorado sus resultados -ya de por sí excelentes- para ofrecer el mejor 35 milímetros que ahora mismo puede encontrarse en el mercado. Cambios internos y externos para una pieza llamada a ser un nuevo referente durante la próxima década, pero que aterriza con un precio de 2.000 euros que provoca suspiros, sustos y enfados por doquier.

Canon 35 mm f1.4 II
Canon 35 mm f1.4 II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Notablemente más caro que su predecesor y que sus competidores y algo más voluminoso que la versión anterior, solo una calidad de imagen y un rendimiento soberbio justificarían una óptica así en un mercado que ya no es el de hace 15 años.

Para comprobarlo, hemos pasado unos días trabajando con este renovado 35 mm f1.4 II EF L USM II no con su pareja de baile más previsible, la EOS 5D Mark III, sino con los 50 megapíxeles de la EOS 5DS. Puestos a probar el que se postula como el mejor 35 milímetros del mercado, había que hacerlo con el sensor más exigente del momento.

Algo más grande

Sellado y resistente al polvo, el nuevo 35 mm f1.4 de Canon es casi 200 gramos más pesado que el modelo original y también un poco más largo. A cambio, la firma asegura ofrecer una construcción más rígida y resistente, y la óptica cuenta además con un anillo de enfoque más ancho que facilita esta tarea.

El agarre, la construcción y los acabados son excelentes, como era de esperar y cabía exigir. El citado anillo de enfoque se mantiene activo siempre incluso con el modo automático, para poder así corregir de forma manual el punto de foco. Un interruptor –el único mando de este objetivo- es el encargado de pasar del modo de foco automático al manual.

canon 35 mm f1.4 iicanon 35 mm f1.4 iicanon 35 mm f1.4 iicanon 35 mm f1.4 iicanon 35 mm f1.4 iicanon 35 mm f1.4 ii
Más contundente

El nuevo objetivo es más largo y 200 gramos más pesado que el 35 mm f1.4 original. Desde Canon aseguran que es también más resistente

canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mecanismo automático funciona de forma excelente sobre el cuerpo de la EOS 5DS probado: rápido, ágil y silencioso. Igual que el modelo anterior, este 35 milímetros tampoco cuenta con estabilizador de imagen integrado. Un déficit habitual, aunque no deberíamos olvidar que el recientemente desvelado Tamron 35 mm f1.8 sí cuenta con este sistema. De todos modos, por luminosidad y precio es verdad que no juegan exactamente en la misma liga.

El Canon 35 mm f1.4 II incluye, por cierto, una pequeña bolsa blanda de transporte y un parasol de pétalos, aunque -como veremos- los reflejos no son un problema ni siquiera cuando hay luces frontales muy fuertes.

Rendimiento excepcional

El 35 mm f1.4 original –que 15 años después sigue cotizándose a unos mil euros- pasa por ser una de las ópticas más nítidas de la gama. Ahora el nuevo modelo tiene la misión de mejorar esas marcas e ir un poco más allá, ofreciendo unos resultados que prácticamente a f1.4 ya son irreprochables.

Como puede verse en las galerías de muestras, el nivel de detalle y nitidez que ofrece este objetivo montado en la EOS 5DS es espectacular. Incluso las esquinas a f1.4 aguantan el tipo, y con los perfiles de corrección activados en la cámara no hay ni rastro de viñeteo. Si no, basta con cerrar a f2 para que este sea prácticamente invisible.

canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La distorsión está casi controlada al 100%, y las aberraciones cromáticas son difíciles de encontrar incluso en las escenas más complejas o en las zonas desenfocadas de la imagen donde sí pueden crearse halos en este tipo de ópticas tan luminosas. Precisamente una de las novedades de este objetivo era el nuevo sistema BR (Blue Spectrum Refractive) encargado de controlar la aparición de estos halos.

El diafragma de 9 palas –también nuevo- ofrece un bokeh muy bien conseguido que se agradece mucho a la hora de usar este 35 milímetros para retratos. Tal vez no sea la focal más clásica para primeros planos, pero da mucho juego y es capaz de ofrecer unos resultados con mucha fuerza.

Muestras: JPEG
Fotografías realizadas con un Canon 35 mm f1.4 II montado en una Canon EOS 5DS
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds
fotografías realizadas con un canon 35 mm f1.4 ii montado en una canon eos 5ds

El nivel de detalle y nitidez que ofrece este objetivo montado en la EOS 5DS es espectacular. Incluso las esquinas a f1.4 aguantan el tipo

Con un rendimiento al que hay muy pocas pegas que ponerle, lo cierto es que el principal problema tiene que ver más con la resolución, la falta de estabilizador, la velocidad de disparo y nuestro pulso que con la óptica.

Y es que, como ya comentamos, esos 50 megapíxeles sin un trípode o sin una velocidad de obturación suficientemente alta pueden jugarnos malas pasadas y dar como resultado imágenes ligeramente trepidadas en las que se pierde esa rabiosa nitidez que en realidad la óptica es capaz de ofrecer.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con un Canon 35 mm f1.4 II montado en una Canon EOS 5DS

Insistimos que la combinación normal será con la EOS 5D Mark III y futuros modelos en esta línea, pero quienes tengan pensado trabajar con las EOS 5DS deberán estar atentos con la velocidad o al menos tener un pulso mejor que el nuestro.

2.400 euros

En un mundo ideal todos los fotógrafos de reportaje –y posiblemente también los de paisaje y astrofotografía- que trabajasen con Canon llevarían en su bolsa este nuevo 35 mm f1.4 II. La calidad que ofrece incluso en las esquinas y a plena apertura y el control de las aberraciones y distorsiones lo acerca de forma casi insultante a la perfección óptica.

Pero como la realidad normalmente tiene poco que ver con ese mundo ideal del que hablamos, posiblemente la mayoría se quedará con las ganas. Y no por cuestiones menores como que sea un poco más grande y pesado de lo que nos gustaría o que no disponga de estabilizador (algo que lo haría más pesado y caro, por cierto), sino porque su precio oficial de 2.400 euros lo convierte en una pieza al alcance de pocos.

canon 35 mm f1.4 ii
Canon 35 mm f1.4 II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Objetivo de referencia para reportaje durante los próximos diez años, su elevado precio lo hace inalcanzable para muchos y hace que nos fijemos en el Sigma 35 mm f1.4 Art

Hablar de caro o barato siempre es relativo, pero lo que no es discutible es que ahora mismo en el mercado hay un objetivo con idéntica focal y luminosidad y una calidad excelente por un precio que es casi tres veces menor. Sí, hablamos del Sigma 35 mm f1.4 Art. Es verdad que no está sellado, que las esquinas de la imagen no son tan perfectas y que en enfoque es ligeramente inferior a este Canon, pero se puede encontrar por menos de 800 euros frente a los más de 2.000 que, en el mejor de los casos, piden por el modelo canonista.

Ese es el principal y único problema de este 35 mm f1.4 II. Quienes no tengan limitaciones de presupuesto están ante el objetivo de reportaje de referencia para los próximos diez años. Además, es posible que dentro de ese tiempo puedan seguir vendiéndolo a un buen precio.

Para los bolsillos más ajustados, sería absurdo no recomendar que dieran una oportunidad al mencionado modelo de Sigma, o por qué no, a la versión original de esta óptica, que por unos mil euros sigue ofreciendo unos resultados excepcionales.

13
Comentarios
Cargando comentarios