Actualidad

El 17-55 mm f2.8 IS y un renovado 85 mm f1.2 L acompañan a la Canon EOS 30D

 
21
FEB 2006

Fiel a las tradiciones, Canon ha dado a conocer junto a la nueva EOS 30D un par de adiciones a su particular cristalería. En esta ocasión les ha tocado el turno al nuevo EF-S 17-55 mm f2.8 IS, destinado a algunas de las réflex de sensor APS de la marca, y a una nueva versión del reputado 85 mm f1.2 de la serie L, concebido para que pueda usarse en cualquier SLR canonista.

Canon ha puesto hoy en juego dos interesantes objetivos para su oferta réflex. El primero de ellos es el 17-55 mm f2.8, perteneciente a la familia digital EF-S y compatible únicamente con las más modernas réflex de la compañía dotadas de sensor APS. El segundo es una revisión del conocido 85 mm f1.2 L.

En la línea
Si hace unos días los laureles eran para Tamron, que presentaba un 17-50 mm f2.8, las miradas se giran ahora hacia Canon. Con la presentación de hoy, se han confirmado los rumores sobre el nuevo EF-S 17-55 f2.8, o lo que es lo mismo, la versión canonista del reputado objetivo de Nikon con el que comparte, entre otras cosas, la particularidad de ser sólo para cámaras de sensor pequeño y con montura específica para el formato digital.

Cámaras como la EOS 20D, la EOS 350D y -por supuesto- la nueva EOS 30D están llamadas a beneficiarse de esta novedad.

Canon 17-55 f2.8 EF-S IS USM
Canon 17-55 f2.8 EF-S IS USM

Este polivalente angular conserva su genial luminosidad de f2.8 en toda su focal, lo que unido a un estabilizador óptico de tres pasos -prestación que se echa de menos en el objetivo de Nikon- lo hacen un objetivo funcional tanto para fotografía en espacios abiertos como en interiores.

La nueva óptica ofrece, además, un motor ultrasónico concebido para enfocar silenciosamente y de forma rápida y precisa, asegura la compañía.

Con un peso de 645 gramos, el nuevo 17-55 mm luce un enfoque mínimo de 35 centímetros y en su construcción se ha utilizado el denominado recubrimiento Super Spectra, encargado de eliminar los efectos de "flare" y "ghost". Con las aberraciones cromáticas, por otro lado, batallan dos cristales de baja -"ultrabaja", concretamente- dispersión, mientras que de las posibles distorsiones geométricas se encargan otros dos elementos asféricos.

Versión Mark II
La otra óptica que ha desvelado hoy Canon se presenta como una versión Mark II del aplaudido 85 mm f1.2 de la serie L, un objetivo muy apreciado no sólo por los retratistas, sino también por aquellos fotógrafos que trabajan en escenarios de compleja iluminación.

Si ya de por sí la serie L representa la gama más alta de Canon, este nuevo 85 mm -uno de los más afamados de esta familia- se ha optimizado, entre otras cosas, con el citado recubrimiento Super Spectra. La nueva óptica se integra perfectamente con el sistema EOS, siendo posible su uso con cuerpos digitales y de 35 milímetros, así como con flashes de la serie E-TTL II.

Canon 85mm f1.2 EF L II USM
Canon 85mm f1.2 EF L II USM

Ocho elementos organizados en siete grupos conforman parte del kilo escaso que pesa este objetivo. Entre ellos se incluye un elemento asférico para minimizar la distorsión geométrica y un grupo flotante para posibilitar el enfoque interno, cuya mínima distancia efectiva es de 95 centímetros.

Canon Alemania ha comunicado que el 17-55 mm f2.8 IS llegará a los escaparates el próximo mes de junio, a un precio aproximado de 1.100 euros. El nuevo 85 mm f1.2 L, por su parte, estará disponible por unos 2.050 euros a partir de abril.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar