• Pedro Armestre: "Algunos compañeros fotógrafos piensan que soy un loco ...
  • Roberto Milán: "Es una escena puramente quijotesca"
Con texto fotográfico

"La cámara siempre ve algo si uno quiere, aunque sea de noche" Camilla de Maffei

 
Foto: Camilla de Maffei
4
AGO 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Para muchos fotógrafos los proyectos personales son la forma más íntima y sincera de vivir la fotografía. Es el caso de Camilla de Maffei, fotoperiodista italiana afincada en Barcelona y colaboradora de PhactoLab. En la aparente austeridad de su trabajo se aprecia una riqueza de matices y detalles que suelen generar más dudas que respuestas en el observador. Da fe de ello su proyecto personal "Nocturnia".

Camilla de Maffei

Si cierro los ojos todavía puedo ver como si fuera hoy la silueta de mi abuelo. Yo de niña aporreaba la puerta del laboratorio y él asomaba de la oscuridad como un fantasma, y agarrándome del brazo me decía: 'Entra, rápido, que aquí dentro está prohibida la luz'. Y yo me metía corriendo en la noche de su imaginario.

La ceguera momentánea que suponía entrar en aquel cuartucho escondido en el fondo de un pasillo me asustaba muchísimo, pero había aprendido que, si tenía paciencia, mis ojos se acostumbraban a ver casi sin luz. Los objetos, y con ellos mi abuelo, iban apareciendo lentamente, y la oscuridad dejaba de ser ciega.

Creo que ésta ha sido una de las razones por la cual siempre he preferido fotografiar durante la noche o con condiciones de luz mínimas. Si uno quiere, la cámara siempre ve algo. Como fantasmas blancos, las figuras acaban apareciendo, flotan en el negro de la película mientras la realidad se convierte en un infinito escenario teatral iluminado por farolas o bombillas. Las calles, las personas, los objetos, las ventanas, los encuentros casuales se suman hasta constituir un espacio ficticio que, con el tiempo, toma cuerpo y forma, sin que importe el dónde o el cuándo. Una ciudad de la noche. Nocturnia.

'Nocturnia' es mi primer proyecto a largo plazo y encarna sin duda mi relación más espontánea con la fotografía. Tanto que, si tuviera que ponerle una fecha de inicio, sería la de la primera foto en blanco y negro que tomé. En 'Nocturnia' se mezclan mi interés por la noche, lo oscuro, aquello que no se ve -o se ve mal- y otro por el paisaje urbano y sus habitantes.

Siempre me ha gustado pensar la ciudad como un territorio ambiguo y cambiante, un conglomerado de signos que envuelve a sus habitantes. Creo que, lejos de ser un territorio concreto y delimitado, el paisaje urbano siempre se modifica en base a las vivencias, las memorias y los deseos que genera. Una ciudad contiene miles de ciudades distintas, y en ellas desaparece para convertirse en reflejo un espacio flotante que se define en relación a los ojos que lo miran.

'Nocturnia' es una ciudad inventada a mi medida, construida con retazos de ciudades que he vivido y querido, poblada de encuentros, fantasmas personales, abandonos y recuerdos.

Lo que capta esta imagen es una vivencia más de mi 'Nocturnia'. En ella, un hombre-mujer cierra los ojos y la boca mientras se deja caer contra los ojos que lo miran. En el movimiento su figura pierde consistencia y se fragmenta en pequeños granos de plata. Una parte de su rostro desaparece y, sin embargo, se deja ver. La correa del vestido se estira en líneas simétricas, sutiles huesos levemente torcidos.

Debido a la oscuridad de la escena utilicé un tiempo de exposición largo, y por esta misma razón el foco se pierde. La imagen central resalta sobre las otras por su luminosidad y no por ser más nítida. El espacio negro juega un papel vital, porque es el contenedor que acoge todas las presencias en un único plano irreal.

En la oscuridad las otras figuras se muestran como presencias sin contornos que se ven y no se ven al mismo tiempo. Ausencias, al fin y al cabo. Son fantasmas que asustan a otro fantasma, empujándolo hacia el objetivo.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar