• Burtynsky y la fotogenia del apocalipsis medioambiental
  • La exposición del premio Luis Valtueña abre sus puertas en Madrid
Agenda fotográfica

Mirando al artista por el ojo de la cerradura

 
23
ENE 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Al aire libre y en pleno centro de Madrid. Así es como descansa el grueso de la exposición "Camerinos", compuesta por una cincuentena de intimistas retratos de actores y actrices de teatro firmados por Sergio Parra. Tras invertir más de una década para lograr miles de instantáneas de este tipo, el fotógrafo madrileño ha seleccionado una pequeña muestra de su trabajo para colar al espectador en el lugar más íntimo del artista: su camerino.

Hay un lugar casi sagrado para el actor, un pequeño templo por donde muchos pueden pasar pero en el que sólo unos pocos tienen derecho a sentarse. Un espacio de concentración, de reflexión, de calma antes de la tempestad. El camerino del artista es su fortaleza de soledad, un escondite a salvo de los curiosos. Un lugar público pero privado donde la persona se transforma en personaje.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Ése es el espacio que Sergio Parra se ha dedicado a inmortalizar durante los últimos doce años. Figuras de la talla de Carlos Hipólito, Maribel Verdú, Núria Espert o Viggo Mortensen, entre muchos otros, se desnudan ante la cámara -en algunos casos casi literalmente- para dejar ver lo invisible y ofrecer un nuevo punto de vista que, aun estando a escasos metros de las tablas, pocos tienen la fortuna de observar.

Foto: Sergio Parra

Estrenada el año pasado en el Festival de Mérida, la muestra "Camerinos" se expone ahora en Madrid, a tres bandas entre la céntrica Plaza de Santa Ana, la fachada principal del colindante Teatro Español y el interior de éste. En total son 51 fotografías de gran formato y en blanco y negro que resumen buena parte del trabajo de Parra. Y es que han sido más de 60.000 los retratos captados en camerinos por el fotógrafo madrileño a lo largo de doce años.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La historia de la colección comenzó con un simple encargo: una sesión fotográfica con la actriz Amparo Rivelles -que resultó ser toda una revelación para Parra- en un camerino del madrileño teatro Alcázar. El fotógrafo descubrió en aquella pequeña habitación un universo nuevo y desconocido, pero también reacio a desvelar sus secretos. A base de grandes dosis de paciencia y diplomacia, posteriormente Parra consiguió componer un proyecto de un valor artístico incalculable.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Psicólogo de formación pero no de profesión, Sergio Parra ha colaborado con diferentes marcas comerciales, pero durante la última década se ha centrado en las artes escénicas y la fotografía dentro de los teatros. La exposición "Camerinos", que permite al visitante mirar por el ojo de la cerradura y ver justo el instante donde la realidad se funde con la ficción, permanecerá en Madrid hasta el próximo 26 de febrero ofreciendo una mezcla de sentimientos, fuerza y mucha belleza plástica.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar