• Gerda
  • Pero seguimos molando
OpiniónContando píxeles

Formato completo para todos

 
30
ABR 2012

Las compañías del sector fotográfico no es que no hagan ni puñetero caso de lo que pide el mercado, sino que están tan ocupadas leyendo gráficos de ventas y repitiendo que lo único que hacen es escuchar a los usuarios -paradojas del "marketing", amiguitos- que les cuesta reaccionar. Pero cuando captan la idea son imparables. A su ritmo, pero imparables.

Nos pasamos años pidiendo más angulares en las compactas... y ahora hasta la cámara de Ikea seguro que se anima con uno de 24 milímetros. Queríamos estabilizador de imagen... y ahora nos sobra. Solicitábamos detección de sonrisas... y por fin lo conseguimos. ¿Compactas con sensor grande? Hasta ese capricho nos han dado. ¿Menos tontería con los megapíxeles? Bueno, tampoco nos pasemos.

Y en esa lista de sueños imposibles que cada uno traza al mirar el saldo disponible y pensar en el próximo juguete fotográfico que sumará a su colección las cámaras de formato completo son algo así como la eterna meta a alcanzar por muchos aficionados y más de un profesional.

Sí, ya me imagino que los fans del Micro Cuatro Tercios (del Cuatro Tercios apenas quedan) le estarán haciendo vudú al muñequito que tendrán con mi regia figura. Y también sé que "formatos completos" hay muchos y a ti te encontré en la calle. Pero, para que nos entendamos, estoy hablando de esas cámaras que usan un sensor con las mismas dimensiones que la película de paso universal. Un 24 x 36 milímetros de los de toda la vida, si se me permite la generación peliculera.

Las cámaras de formato completo son la eterna meta a alcanzar por muchos aficionados y más de un profesional

Aunque con sensores más pequeños podemos sobrevivir, la excelencia es un captor tan grande como uno de aquellos negativos que usábamos. No lo digo yo, nos los aseguraban hace unos meses unos portavoces de Canon con la EOS-1D X como testigo muda de aquella confesión: "El formato completo es algo así como el objetivo al que todo el mundo quiere llegar."

De acuerdo. En ese caso, ¿a qué demonios están esperando las compañías para poner sobre la mesa un cuerpo con uno de estos sensores y un precio un poco más moderado de lo habitual? Si existe esa demanda y ese vicio por el "ande o no ande, sensor grande", ¿por qué a estas alturas nadie se ha lanzado a la piscina?

Llevamos repitiendo esa misma pregunta desde hace años cada vez que un ingeniero, un responsable de "marketing" o alguien de una firma del sector se nos pone a tiro. Y hasta ahora a todos les parece muy interesante, pero acaban haciendo una maniobra de distracción para que nos vayamos con las manos vacías y sin una miserable pista.

¿Será este 2012 de recortes y penuria económica el año en el que, por fin, las cámaras de formato completo se acerquen al gran público? Es cierto que ahora mismo se puede encontrar una EOS 5D (sí, la original) o incluso la Mark II a buen precio, y que la Nikon D700 ronda los 2.000 euros. Pero nos referimos a un modelo nuevo que, recién salido de la caja, ya se presente con esa filosofía: una SLR (o una SLT o lo que sea) de formato completo y precio asequible.

Las pistas invitan a ser optimistas. Aunque pensábamos que sería Sony la primera en atreverse a dar este paso, los últimos rumores señalan directamente a Nikon. Concretamente a una futurible D600 de 24 megapíxeles, CMOS de formato completo y -atención- un precio en el mercado norteamericano de unos 1.500 dólares. Algo así como la hermana pequeña de la D800 y hasta cierto punto el relevo real de la D700 que algunos siguen esperando.

¿En qué cuerpo estará basada? ¿Sería el reemplazo de la D300s? ¿Qué recortes tendrá que sufrir en enfoque, construcción y ráfaga para poder tener un precio como ése? Preguntas al margen, ojalá las especulaciones vayan bien encaminadas, porque una cámara como ésta abriría la veda de un nuevo segmento. Sony no debería tardar demasiado en aportar su propia versión a partir de ese CMOS de 24 megapíxeles -que presumiblemente habrá salido de sus factorías- y Canon tampoco debería mirar hacia otro lado.

Pero, solventado el tema del cuerpo, tocará dirigir las preguntas en otra dirección. ¿Qué ópticas usamos con estas futuras cámaras asequibles de formato completo? ¿Las hay de precio moderado y calidad suficiente para mantener el tipo con sensores tan exigentes? Tal vez esa sea la próxima asignatura pendiente.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar