• 10 tesoros fotográficos rescatados del olvido
  • 10 imágenes del World Press Photo 2014 elegidas por 10 fotógrafos
Nueve más uno
Leica M-A
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

10 cámaras de película que se siguen fabricando

26
5
NOV 2014

Pese a que no son pocos los que dan por muerta y enterrada a la fotografía química, aún hoy se siguen fabricando algunas cámaras –y por supuesto multitud de películas- que viven ajenas a la fiebre del píxel. Desde modelos telemétricos a compactas de gama alta, desde réflex que detectan la posición de nuestra pupila para atinar el enfoque a modelos totalmente mecánicos, los haluros de plata siguen bien vivos de la mano de algunos de los principales fabricantes del sector.

Fujifilm Klasse S y W

De las últimas compactas analógicas de gama alta que se fabrican, las Fujifilm Klasse se cuentan sin duda entre lo mejor. Están disponibles en dos versiones: la W, que cuenta con un 28 mm f2.8, y la S, que se sirve de un 38 mm f2.8. Estas pequeñas maravillas permiten trabajar con prioridad a la apertura (la velocidad de disparo aparece indicada dentro del visor), ajustar la distancia de enfoque, compensar la exposición, colocar el ISO y prácticamente trabajar en modo manual.

Seguramente estas prestaciones les parecerán baladí a los usuarios digitales, pero pueden contarse con los dedos las compactas de película que ofrecen semejante abanico de opciones. La mayoría solo permiten disparar en modo P y como mucho ajustar alguno de los parámetros anteriores.

fujifilm klasse
Fujifilm Klasse
Foto: Matías Hyde

No queda claro si se vende bien en el mercado japonés (el único lugar donde se distribuye) o si se mantiene como una prueba del compromiso de Fujifilm con la fotografía química. Sea como sea, con esta Fujifilm podemos disfrutar de una cámara nueva que se encarama al mismo podio que otros grandes nombres del universo de las compactas, como la Contax T3 o la Ricoh GR1v.

Precio: en torno a 500 euros | Más información: Fujifilm Japón (en japonés)

Canon EOS-1V

canon eos-1v
Canon EOS-1V
Fotografía obtenida por gentileza de Fotocasión. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Pese a que hoy en día su principal virtud ha perdido atractivo, la Canon EOS-1V cuenta con un modo de disparo que le permite alcanzar ráfagas de 10 fotogramas por segundo al usarla con la empuñadura adicional. Quien quiera fundirse un rollo de 36 fotos en 3,6 segundos, tiene en esta SLR la cámara que anda buscando. Esta EOS asentó las bases del diseño de las EOS-1D, sus herederas digitales de gama profesional, y probablemente la única razón por la que sigue en la línea de producción sea que gran parte de las piezas y el diseño son compartidos.

En su día muchos se quejaron de que no contara con la tecnología Eye-Control de la EOS 3, una cámara de prestaciones teóricamente inferiores lanzada en 1998. Se trata de un sistema de autofoco que sigue el movimiento de nuestra pupila, detectando el punto exacto del visor hacia el que estamos mirando para seleccionar el punto de enfoque más conveniente. ¿Existe esto en alguna réflex digital?

Precio: 1.900 dólares (unos 1.500 euros) | Más información: Canon España

Nikon F6

nikon f6
Nikon F6
Foto: Alberto Muñío

La última de las Nikon F, la F6, fue presentada en 2004. Ya en noviembre de 2013, la Nikon Df se asomaba al escaparate digital para revivir en cierto modo esta saga, aunque por su aspecto podría decirse que se acercaba más a una Nikon FM que ha pasado demasiado tiempo en el gimnasio. La F6 mantiene la durabilidad de la F5 en un envase mucho más pequeño y cercano a la anterior F100 de 1999, una cámara muy valorada por constituir una alternativa más económica de la F6.

Entre las curiosidades de la F6 cabe destacar que permite archivar los metadatos EXIF del carrete disparado: guarda en una memoria interna los parámetros de disparo empleados y puede descargarlos a una tarjeta CompactFlash mediante un accesorio. Una prestación pensada para quien escaneara los negativos, pues el digital ya pegaba con fuerza en el momento de su lanzamiento. Sea como fuere, la F6 es el último tanque predigital fabricado por Nikon. Una réflex usada, entre otros, por Steve McCurry, quien disparó el último rollo de Kodachrome que salió de la fábrica con una de ellas.

Precio: 2.400 dólares (unos 1.900 euros) | Más información: Nikon España (Finicon)

Rolleiflex FX-N

rolleiflex gx
Rolleiflex GX
El diseño de la Rolleiflex FX-N está basado en el de esta vieja GX. Fotografía obtenida por gentileza de Fotocasión. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Rollei sobrevivió a la era digital. O más o menos, porque tras ser adquirida primero por Samsung y más tarde por un fondo de inversión, finalmente acabó segregada en dos compañías. La marca está ahora en manos de una firma alemana que además de seguir fabricando por encargo las míticas Rollei 35 de forma casi artesanal mantiene la esencia de las TLR con la FX-N, versión mejorada de la FX.

Con un diseño basado en la GX de los años 90 (que aparece en esta imagen), la FX-N cuenta con grandes mejoras frente a las Rolleiflex originales, como el fotómetro de tipo LED en el visor, y con otras ventajas frente a modelos más actuales, como una distancia de enfoque mínima de solo 50 centímetros.

El acabado en piel es una maravilla –en Rollei son muy conscientes del mercado al que van dirigidas estas cámaras-, y de hecho en la web estadounidense de la firma incluso podemos elegir entre 18 variaciones de este modelo, que se ofrece en distintos colores y en tres versiones: normal, angular y tele. El precio es prohibitivo en todas y cada una de ellas.

Precio: según el modelo, entre 5.500 y 5.900 dólares (entre 4.400 y 4.700 euros) | Más información: DHW Fototechnik

Leica MP y M-A

leica m-a
Leica M-A
La Leica M-A fue presentada hace unas semanas en la última edición de Photokina. | Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Completamente mecánica, de líneas clásicas y con solo lo esencial. Nada más. La Leica MP (que no debe confundirse con la M-P digital) es ese oscuro objeto de deseo de muchos. Una cámara telemétrica que toma su nombre y diseño de la MP original, que la firma alemana fabricó en pocas cantidades a partir de 1956 y con variaciones respecto al cuerpo de la M3 original para dar mayor fiabilidad y versatilidad a los fotógrafos profesionales de entonces.

Actualizada a nuestros tiempos, la MP actual cuenta con un fotómetro interno. Y hasta ahí, a grandes rasgos, puede decirse que terminan las mejoras. Probablemente sea la cámara más vendida de esta selección, y por si alguien dudaba de su buen estado de salud, en la pasada edición de Photokina la firma germana presentó la M-A, una revisión concebida -según Leica- para aquellos que buscan la esencia de la fotografía. Y de hecho reduce aún más lo esencial al prescindir precisamente del fotómetro.

Precio: 4.000 euros (MP), 3.850 (M-A) | Más información: Leica MP | Leica M-A

Voigtländer Bessa R2m, R3m y R4m

voigtländer bessa r4m
Voigtländer Bessa R4M
Fotografía obtenida por gentileza de Fotocasión. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Injustamente tratadas como “Leicas de segunda”, las Voigtländer presentan algunas ventajas y un precio más competitivo respecto a éstas. Con las cámaras telemétricas no vemos a través del objetivo como en las réflex, sino a través del visor, y el encuadre se realiza con unas guías marcadas en éste que nos indican el campo de visión que abarcan diferentes objetivos que rara vez cubren más allá de un 28 milímetros.

Las Voitgländer suponen una ventaja frente a las Leica en este campo al contar con un visor único. El de la R3m tiene una magnificación del 100%, lo cual implica que se puede enfocar y encuadrar con los dos ojos abiertos mientras vemos un marco flotante ante nosotros. Por otro lado, la R4m nos permitirá usar objetivos tan angulares como un 21 milímetros sin necesidad de un visor externo, toda una rareza entre las cámaras telemétricas.

Hasta el año pasado también se fabricaba -al igual que en el caso de las Leica MP y M7- una versión con obturador electrónico apostillada por una "a" en vez de una "m" (la R2a era la versión con obturador electrónico de la actual R2m de obturador mecánico), pero en la actualidad la fabricación se ha visto limitada a los modelos mecánicos.

Precio: 850 euros (R2m y R3m) y 950 euros (R4m) | Más información: Voigtländer

Fujifilm Instax Mini 90 Neo Classic

fujifilm instax mini 90 neo classic
Fujifilm Instax Mini 90 Neo Classic
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fujifilm fabrica unas cuantas cámaras instantáneas que además están resultando ser un éxito. De entre todas ellas, la más ambiciosa hasta la fecha es la Instax Mini 90 Neo Classic, presentada en agosto de 2013. Además de un nombre interminable y un diseño clásico, cuenta con algunas especificaciones impropias de una cámara lúdica como ésta, como la posibilidad de obturar en modo B o diferentes opciones de disparo.

La única pega es que solo es posible usar en ella los cartuchos de tipo mini, que dan fotos del tamaño de una tarjeta de crédito, y que no esté disponible una versión wide con estas mismas especificaciones.

Precio: 150 euros | Más información: Fujifilm España | análisis en Quesabesde

Leica M7

leica m7
Leica M7
Fotografía obtenida por gentileza de Fotocasión. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

No es descabellado pensar que la última compañía que dejará de fabricar cámaras de película –si es que ese día llega- será Leica. La telemétrica M7 es prácticamente idéntica a la anteriormente mencionada MP en cuanto a especificaciones, con la salvedad de que permite trabajar con un modo de prioridad a la apertura y con obturador electrónico frente a su casi gemela, completamente mecánica. Además, puede disparar con flash en modo TTL, una mejora ofrecida a partir de la Leica M6 TTL que se comercializó entre 1998 y 2002.

En ella basa su diseño esta M7, ligeramente más grande y con una estética algo más moderna -tan moderna como puede permitirse Leica- que la MP mecánica. Trabajar con ella es una delicia para los amantes de la larga exposición, pues su fotómetro puede leer exposiciones de hasta 16 minutos de duración, mostrándose dentro del visor una cuenta atrás del tiempo restante.

Precio: 4.000 euros | Más información: Leica España (Disefoto)

Voigtländer Bessa III y III W

voigtländer bessa iii w
Voigtländer Bessa III W
Fotografía obtenida por gentileza de Fotocasión. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Se dejaron ver en Photokina hace seis años, pero aun así fueron el plato fuerte de Voigtländer en la última edición –el pasado mes de septiembre- de la feria de Colonia. Las telemétricas Bessa III y III W permiten disparar tanto en formato de 6 x 6 centímetros como de 6 x 7, además de ser de las pocas cámaras de su tipo que cuentan con un modo de prioridad a la apertura. Fruto de una colaboración entre la firma de origen vienés y Fujifilm, hasta el año pasado cada compañía fabricaba esta misma cámara de formato medio con diferencias solo en el nombre y el acabado: negro para Voigtländer y cromado para Fujifilm.

Actualmente solo Voigtländer mantiene su producción en dos versiones: normal (Bessa III) y angular (Bessa III W). La primera de ellas, además, cuenta con un sistema de fuelle como en la primera Bessa I fabricada de 1931 a 1949, que permitía disparar en formato de 6 x 9 (rozando por tanto el gran formato) pese a tratarse de una cámara realmente compacta cuando permanecía plegada. Casi la misma esencia que la actual Bessa III.

Precio: 2.200 euros (III) y 2.600 euros (III W) | Más información: Voigtländer

Nikon FM10

nikon fm10
Nikon FM10
Foto: David Solans

Completamente mecánica y con especificaciones similares a cualquier réflex básica de los años 70, la Nikon FM10 ofrece velocidades comprendidas entre 1/2.000 y un segundo, modo B, un fotómetro interno (que marca la exposición correcta en el visor por medio de tres luces de tipo LED), previsualización de la profundidad de campo y poca cosa más. De hecho, casi se podría decir que posee las mismas especificaciones que la primera Nikon FM de 1977.

Su minimalismo lleva a pensar que estamos ante una especie de Leica hecha réflex si no fuera porque las cámaras de la firma alemana son más robustas. Construida por Cosina gracias a un acuerdo con Nikon, el chasis recuerda sospechosamente al de las Voigtländer Bessa L.

Desde hace unos años la FM10 solo se vendía en Asia y Estados Unidos, pero el pasado septiembre una empresa del Reino Unido anunciaba su intención de volver a distribuirla pensando en el mercado para el que fue diseñada: estudiantes de fotografía que necesitaran una cámara básica y relativamente económica con la que poder aprender.

Precio: 320 dólares (unos 250 euros) | Más información: Nikon Estados Unidos

Agradecimientos: ilustrar este artículo ha sido posible gracias a la colaboración desinteresada de la tienda madrileña Fotocasión, Matías Hyde, Rubén Blanco, Alberto Muñío, Manuel Soleado y David Solans (Fotoencants).

Fe de erratas: la Canon EOS-1V no incluye la tecnología Eye-Control, tal y como se señalaba inicialmente en el artículo.

26
Comentarios
Cargando comentarios