• Nokia Lumia 830: análisis
  • Samsung Galaxy Note 4: análisis
Prueba de producto
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lomo Instant: análisis

2
10
DIC 2014
Texto y fotos: Iker Morán

Si hay alguien que sabe de modas y tendencias, ésta es Lomography. Y visto el resurgir de la fotografía instantánea a manos de Polaroid y The Impossible Project para los más pudientes y de las Fujifilm Instax para el resto de mortales, era solo cuestión de tiempo que se animaran a sacar su propio modelo.

Financiada a través de micromecenazgo (igual que los últimos lanzamientos de esta singular organización), la Lomo Instant ya está aquí, preparada para arrasar en los escaparates navideños. Es resultona y de precio moderado (100 euros), así que todo pinta bien para que se acabe convirtiendo en el nuevo juguete de moda de los fotógrafos más modernos. O de los más modernos a secas.

Lomo Instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Picados por la curiosidad que siempre nos producen las novedades analógicas, nos hemos pasado por la tienda de Lomography en Barcelona, donde desde hace unos días ya está a la venta esta Lomo Instant. Una carga de película (la buena noticia es que usa película Instax de Fujifilm, económica y fácil de encontrar), y a pasear.

Aunque nos esperábamos algo así como una simple versión de las citadas Instax pero tuneada con un toque Lomo, lo cierto es que este modelo va un poco más allá. Lo suficiente para conseguir acercar la fotografía instantánea a la filosofía de las Lomo y sus ganas por experimentar.

lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los amantes de los selfies disponen de un pequeño espejo integrado en la cámara que les ayudará en esta misión

Y es que la cámara ofrece más opciones que los modelos más sencillos de esta clase, situándose al nivel de la Fujifilm Instax Mini 90 Neo Classic. Así, cuenta con la posibilidad de realizar exposiciones múltiples (no solo dobles), controlar el flash, compensar la exposición y disparar en modo bulb. Todo ello, por cierto, sin un solo botón, porque en esta Lomo todo funciona a base de interruptores y palancas.

Esta combinación de opciones le da a los resultados un toque un tanto impredecible. Al menos en nuestras diez primeras y rápidas fotos de prueba. Si en el caso de las Fujifilm sabemos que al apretar el botón saldrá algo medianamente predecible y decente, aquí hay mucho más margen para la improvisación, el arte o el error. Que cada cual lo llame como prefiera.

lomo instantlomo instantlomo instantlomo instantlomo instantlomo instant
Impredecible

La Lomo Instant invita a experimentar con ella. Si no se le tiene pillado el truco, los resultados pueden ser impredecibles, y confesamos que con las pocas cargas que disparamos fuimos incapaces de obtener una imagen medianamente decente. Sirvan estas fotos de Lomography como ejemplo de lo que da de sí

lomo instant
Lomography
lomo instant
Lomography
lomo instant
Lomography
lomo instant
Lomography
lomo instant
Lomography
lomo instant
Lomography

Ya lo decíamos desde el principio: ésta es una cámara para jugar y experimentar. También con el flash (se incluyen filtros de gelatina de colores) y con ópticas de conversión, que en este caso hay que comprar de forma separada. El kit formado por la lente para macros (que permite enfocar entre 10 y 15 centímetros en lugar de 40) y el objetivo para retratos (que cambia la focal de 27 a 35 milímetros) cuesta unos 130 euros junto a la cámara.

Concebida para trabajar tanto en vertical como en horizontal (es más cómoda la primera opción), las medidas de las copias son las típicas del formato más extendido de las Instax, el denominado mini: 86 x 54 milímetros de tamaño total, con una imagen de 62 x 46 milímetros.

lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La cámara usa película Instax de Fujifilm y ofrece más controles manuales que la mayoría de modelos de su clase

Aunque jugando con los filtros del flash o con exposiciones largas se pueden conseguir algunos efectos interesantes, de entrada los resultados son más convencionales que en la mayoría de cámaras Lomo. O más parecidos a otras cámaras de este tipo, mejor dicho.

La Lomo Instant, eso sí, necesita luz. O luz o un buen golpe de flash combinado con una exposición algo más larga (si hacemos caso del asesoramiento de quienes han podido trabajar más tiempo con ella), lo que permite conseguir unos retratos muy efectistas. Los amantes de los selfies, por cierto, disponen de un pequeño espejo integrado que les ayudará en esta misión.

lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Experimentar en formato instantáneo

Quienes estén buscando simplemente una instantánea que dé resultados más o menos fiables con solo apretar el botón, se han equivocado de modelo. Para eso están las Instax. Aquí de lo que se trata es de experimentar, que por algo esta cámara lleva la designación Lomo en su nombre.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que en este caso los experimentos pueden salir algo más caros que con un carrete de toda la vida. No por la cámara, que es ciertamente muy económica, sino porque las cargas de diez fotos vuelan con mucha velocidad según vamos jugando con la exposición múltiple, los ajustes del flash, los filtros de color…

lomo instant
Lomo Instant
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aquí de lo que se trata es de experimentar, que por algo esta cámara lleva la designación Lomo en su nombre

Pero el diseño nos gusta (la versión en blanco y marrón es tal vez la más bonita), la apuesta por esos controles tan mecánicos le sienta bien como declaración de intenciones y el precio es suficientemente atractivo como para darse un capricho.

Si la fotografía instantánea ya es desde hace un tiempo (guste o no a los más puristas) símbolo de modernidad, con la nueva Lomo Instant estamos convencidos de que lo será mucho más.

2
Comentarios
Cargando comentarios