Actualidad

Un estudio prevé la caída en el uso de cámaras réflex para grabar vídeo

11

Los modelos sin espejo y las cámaras de vídeo con sensores más grandes irán ganando peso en los próximos años a costa de las SLR

Panasonic Lumix DMC-GH4
Panasonic Lumix DMC-GH4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Panasonic Lumix GH4 es uno de los grandes exponentes de la grabación de vídeo con cámaras fotográficas de óptica intercambiable y sin espejo réflex.
21
JUL 2015

Las cámaras réflex han supuesto una auténtica revolución en el mundo del vídeo profesional y semiprofesional durante los últimos años. Sus sensores de gran tamaño, el control de la profundidad de campo y sobre todo sus precios ajustados en comparación con el equipamiento de vídeo y cine han servido para convertir a algunos modelos (es el caso de la Canon EOS 5D Mark II) en auténticos referentes dentro de este segmento.

No obstante, ese boom tiene los días contados. Así lo asegura un reciente estudio de mercado que prevé que en los próximos años el reinado de las SLR en el mundo del vídeo tocará a su fin para dejar paso a cámaras de vídeo propiamente dichas y también a modelos sin espejo.

Y es que según este informe que ha realizado Futuresource Consulting, frente al trozo de pastel del 31% que actualmente poseen las réflex en el mercado del vídeo, para 2019 esta cifra se reducirá drásticamente a un anecdótico 4%. Los usuarios -apuntan los autores del estudio- están apostando por cámaras sin espejo más asequibles o vuelven a equipos de vídeo profesionales.

Precisamente estos dos segmentos, junto a las cámaras de vídeo dotadas de sensores de imagen de mayor tamaño, son los que más se espera que crezcan -siempre según este estudio- en los próximos años.

Las limitaciones de las cámaras réflex y la inversión necesaria en accesorios para conseguir optimizar sus prestaciones y ergonomía se citan como las principales quejas de los usuarios a la hora de grabar vídeo y uno de los motivos de este progresivo declive.

11
Comentarios
Cargando comentarios