• Canon EOS 760D: análisis
  • Olympus E-M10 Mark II: análisis
Prueba de producto
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

bq Aquaris M4.5: análisis

10
19
AGO 2015
Texto y fotos: Alberto Ballestín

Tras años de ninguneo, el segmento intermedio del mercado ha experimentado un creciente interés por parte de público y fabricantes. Más y más compañías intentan satisfacer las apetencias de unos consumidores que, sin querer desembolsar grandes cantidades de dinero, demandan un mayor número de prestaciones y un mejor funcionamiento a sus teléfonos. Con un precio de partida de 170 euros, el bq Aquaris M4.5 lucha para hacerse hueco en un mercado cada vez más competitivo haciendo gala de un funcionamiento sin tacha y un todavía no muy común flash delantero para selfies.

La de bq es mucho más que una simple historia de éxito empresarial. La firma madrileña, que comenzó renombrando dispositivos chinos de marca blanca sin mayor personalidad que el logo de la compañía, ha logrado dar una importante dentellada al mercado español y comienza a asentar sus cimientos en otras partes de Europa. Aunque fabricados en China, los móviles locales son diseñados en España siguiendo los gustos y necesidades del consumidor del país, lo cual ha resultado en una línea de teléfonos altamente competitivos por precio y prestaciones.

bq Aquaris M4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El Aquaris M4.5 es un buen ejemplo de la clase de teléfono que pide gran parte del público español. Un terminal no muy grande, ligero y barato, pero sin engorrosas capas de personalización y capaz de mover las aplicaciones más habituales sin la menor de las complicaciones. Disponible en tres versiones distintas (con diferentes capacidades de almacenamiento y RAM), trata de amoldarse a todos los bolsillos para llegar al mismo número de consumidores.

La esencia del Aquaris más barato no es muy distinta de la de rivales como el exitoso Moto G de Motorola, otro ejemplo de teléfono de gama media bien entendido. El modelo de bq, sin embargo, posee algunas peculiaridades que lo diferencian del terminal estadounidense.

Fabricado en plástico (aunque no lo parezca)

Los clientes de bq familiarizados con la gama Aquaris seguramente se sorprendieron al saber que la firma había optado por el plástico en lugar del ya familiar metal de los Aquaris E para dar cuerpo a sus nuevos terminales. A simple vista parecía una decisión ilógica, pero lo cierto es que el Aquaris M4.5 es un teléfono mucho mejor resuelto de lo que podría pensarse a tenor de su precio y del hecho de estar construido en un material teóricamente humilde. Hay teléfonos mucho más caros con peor tacto y aspecto.

bq aquaris m4.5bq aquaris m4.5bq aquaris m4.5bq aquaris m4.5
Sólido al tacto y a la vista

De líneas sencillas, el Aquaris bq M4.5 hace gala de un diseño sobrio y elegante, pero sobre todo de una elevada sensación de calidad

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Alberto Ballestín (Quesabesde)
bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Alberto Ballestín (Quesabesde)
bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Alberto Ballestín (Quesabesde)
bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Alberto Ballestín (Quesabesde)

Siguiendo las mismas pautas observadas en los primeros teléfonos de diseño propio de la compañía, el nuevo Aquaris M4.5 exhibe unas líneas fuertes y un grosor relativamente importante, con 8,75 milímetros de cintura. Este robusto aspecto se corresponde con el plástico utilizado en su construcción, que está tratado de tal forma que imita el tacto de una superficie de metal pintada, pero con una mayor resistencia a los roces. El resultado es un teléfono muy ligero (solo 115 gramos), pero extraordinariamente sólido en las manos.

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El Aquaris m4.5 puede presumir de ser uno de los teléfonos mejor rematados en su escalón de precios

El Aquaris M4.5 cuenta con dos ranuras SIM exteriores y un lector de tarjetas microSD, particularmente útil si se opta por la versión con 8 GB de almacenamiento. Los controles físicos poseen un tacto agradable y no resultan difíciles de alcanzar, si bien se echa en falta el ya casi desaparecido botón de cámara. La buena noticia es que el terminal posee teclas de control capacitivas en lugar de virtuales, lo que permite aprovechar al máximo sus 4,5 pulgadas de pantalla.

Cabe señalar que bq ha situado los altavoces en la parte inferior del dispositivo, por lo que el nivel de volumen no se ve alterado cuando está situado sobre la mesa, algo que es común en otros modelos.

Baja resolución, excelente visibilidad

Como sugiere su nombre, el Aquaris M4.5 posee una pantalla de 4,5 pulgadas. Basada en la tecnología LCD IPS, ofrece colores vivos y buenos ángulos de visión, si bien posee un grave punto flaco: está anclada en unos ya casi obsoletos 540 x 960 píxeles que empiezan a desaparecer del segmento intermedio.

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Afortunadamente, su baja resolución se ve en cierta medida mitigada por el hecho de que se trata de un teléfono relativamente pequeño. Es muy decepcionante que un smartphone tan bien resuelto como este todavía posea una pantalla qHD, aunque es hasta cierto punto comprensible si se considera que bq ha priorizado la duración de la batería y que todavía son pocos los teléfonos de 4,5 pulgadas con un panel HD.

Con esto dicho, lo cierto es que -píxeles aparte- la pantalla del Aquaris M4.5 es de lo más pintona. De gran contraste y elevada riqueza cromática, posee una visibilidad bastante razonable en exteriores y carece de ese aspecto insulso y apagado que exhiben terminales de precio similar. Algo muy de agradecer si se va a utilizar como dispositivo de juego y reproducción multimedia.

El uso de botones capacitivos permite maximizar la pantalla y ofrecer una mejor experiencia de uso

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El resultado es un teléfono sub-HD que extrañamente se ve mejor que muchos dotados con una pantalla de 720 x 1280 píxeles. Sigue sin ser una excusa para no montar una pantalla de mayor resolución, pero compensa en cierta medida la escasez de píxeles.

Una batería que dura y dura

El bq Aquaris M4.5 no es un teléfono particularmente potente. Su procesador MediaTek MT6735M es comparable al omnipresente Snapdragon 410 de Qualcomm. Los algo más de 20.000 puntos obtenidos en AnTuTu y los 9.566 de Quadrant así lo refrendan.

Algo parecido sucede con el benchmark 3DMark, orientado a la ejecución de videojuegos. La nota en este caso es de unos algo escuetos 2.593 puntos, notablemente por debajo del nuevo Moto G (que consigue 4.436 puntos). Queda por ver el rendimiento del modelo con 2 GB de RAM, puesto que la versión suministrada para este análisis es el modelo base con 1 GB.

El rendimiento general del dispositivo está en línea con lo que se espera de otros teléfonos de gama media

bq smartphones bq aquaris m4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

La memoria interna de 8 GB es algo escasa, haciéndose recomendable adquirir la versión de 16 GB o usando el lector microSD, que aunque oficialmente soporta tarjetas de hasta 64 GB, no ha tenido problemas reproduciendo música y vídeos almacenados en una unidad de 200 GB facilitada por SanDisk.

Pese a ello, el funcionamiento de Lollipop no exhibe la menor de las tachas. Tanto el sistema operativo (Android 5.1 en la versión suministrada para el análisis) como las aplicaciones habituales se ejecutan con gran velocidad, garantizando un uso diario plenamente satisfactorio.

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

La elevada autonomía del Aquaris M4.5 es sin lugar a dudas uno de sus puntos más fuertes

Solo las aplicaciones de mayor tamaño y los juegos de mayor complejidad se resienten (jugar a "Modern Combat 5" no es una experiencia particularmente fluida o agradable), pero títulos populares como "Crossy Road" funcionan sin la menor de las complicaciones. Que bq haya decidido dejar su versión de Android desprovista de pesadas capas de personalización y aplicaciones superfluas juega decididamente en su favor.

El auténtico punto fuerte del bq Aquaris M4.5 es sin embargo su batería. A pesar de que 2.470 mAh no es una capacidad muy elevada, el teléfono goza de una espectacular autonomía de hasta dos días y medio con el uso habitual en nuestras pruebas. Este es un valor muy positivo y que convierte al Aquaris M4.5 en un teléfono muy a tener en cuenta si no se desea estar pendiente del enchufe. Solo sería mejor si la batería pudiera ser sustituida por el usuario.

Flash delantero para selfies nocturnos

La cámara de fotos tiene cada vez más importancia en los teléfonos de menor categoría. En el caso del benjamín de bq, la atención del fabricante se ha centrado no solo en el habitual sensor trasero, sino también en una cámara delantera que, como gran novedad, incorpora un flash propio para capturar selfies de cierta calidad en condiciones donde otros móviles solo sacarían un mar de ruido y píxeles desordenados.

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Con una resolución de 5 megapíxeles y una luminosidad de f2, la cámara delantera del Aquaris M4.5 es capaz de capturar fotos y vídeo con una nitidez bastante aceptable en condiciones favorables. La calidad se resiente cuando desciende la iluminación de la escena.

El flash que acompaña a esta cámara es más pequeño que el doble flash de tipo LED trasero y no resulta especialmente potente en términos lumínicos, pero cumple su función más que sobradamente y permite tomar fotos de calidad aceptable sin usar la cámara posterior. La única pega es que puede sobreiluminar los rostros y tiende a enrojecer los ojos de las personas en escena, pero sin duda el resultado es preferible con flash que sin él.

El flash delantero facilita la captura de selfies nocturnos con buena calidad, aunque puede aclarar demasiado el rostro y suele dar pie a la aparición de ojos rojos

bq smartphones bq aquaris m4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El sensor de la cámara trasera cuenta con una resolución de 8 megapíxeles y cuenta con la ayuda de un doble flash de tipo LED. Las imágenes capturadas tienen un buen equilibrio de color y una nitidez adecuada, aunque el procesamiento de la imagen puede resultar algo agresivo, haciendo que algunas fotografías pierdan cierta cantidad de detalle cuando se amplían.

El rendimiento nocturno es el habitual en este tipo de móviles a pesar de contar con una luminosidad de f2. La cámara no tiene grandes carencias (aunque hubiera sido deseable que pudiera grabar vídeos en Full HD) y cumple su papel satisfactoriamente.

Muestras: 8 megapíxeles
Fotografías tomadas con un bq Aquaris M4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5
fotografías tomadas con un bq aquaris m4.5

El Aquaris M4.5 estrena el nuevo software de cámara desarrollado por bq. Se caracteriza por una gran velocidad de arranque y uso, pero cuenta con la desventaja de mostrar unos menús con una tipografía muy pequeña para la pantalla del Aquaris M4.5. Hubiera sido deseable usar una fuente de mayor tamaño o un menú invisible que se desplegara mediante gestos.

Una excelente propuesta

El Aquaris M4.5 juega en un terreno extraordinariamente complicado. Son numerosos los móviles disponibles entre los 150 y los 200 euros, y a diferencia de lo que sucedía hasta hace poco, muchos de estos han dejado de ser antiguallas técnicas pobremente montadas y de rendimiento escasamente satisfactorio. Hay mucho donde elegir, si bien bq posee algunos factores que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor.

Aunque son muchos sus rivales, no todos ofrecen la misma calidad percibida ni disponen de una cámara de 8 megapíxeles con un rendimiento comparable, y ninguno de ellos integra un flash delantero para selfies nocturnos. Pero lo que es más importante: cuesta encontrar un dispositivo -en su rango de precios o incluso más arriba- con una autonomía remotamente similar. Hay que irse a modelos de Sony más costosos para encontrar un móvil con una batería igual de satisfactoria.

bq aquaris m4.5
bq Aquaris M4.5
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Si bien no es el smartphone definitivo en su rango de precios, es posiblemente el más satisfactorio y mejor dotado

Algunas posibles alternativas son el económico Wiko Rainbow Up (que sale por unos 155 euros) el nuevo Moto G y el Lumia 640 LTE. Todos ellos montan pantallas de 5 pulgadas y mayor resolución, pero también resultan menos manejables y ofrecen una autonomía inferior.

Esta es una de las virtudes del pequeño teléfono de bq. Y es que cuesta encontrar una alternativa comparable si lo que buscamos es un teléfono pequeño que rinda como uno de los grandes. Si bien no es el smartphone definitivo en su rango de precios, el Aquaris M4.5 es posiblemente el más satisfactorio y mejor dotado de ellos.

10
Comentarios
Cargando comentarios