• Fujifilm X-E2, Olympus OM-D E-M5, Panasonic GX7 y Sony NEX-7: frente a frente
  • Nikkor 58 mm f1.4 G: análisis
Prueba de producto
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

bq Aquaris 5.7: análisis

5
20
ENE 2014
Texto: Estefanía Pérez  |  Fotos: Álvaro Méndez

Sacar al mercado smartphones con unas prestaciones dignas y un precio asequible. Así podríamos definir la estrategia seguida por la española bq, que se adentraba en el mundo de la telefonía móvil a principios de 2013 para, en pocos meses, labrarse un hueco en el abarrotado segmento de los terminales de gama media. Y es que no hay que olvidar que no todo el mundo está dispuesto a desembolsar 700 euros por hacerse con el último teléfono de gama alta que haya salido al mercado. Por eso equipos como el Aquaris 5.7, con una pantalla Full HD de 5,7 pulgadas, un procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM y un precio de 260 euros, son vistos con buenos ojos por un gran número de usuarios.

La compañía española bq se ha ganado a pulso un hueco en el mercado de la telefonía móvil con el lanzamiento de dispositivos a precios muy competitivos. Desde que en febrero de 2013 pusiera sobre la mesa su primer smartphone, el Aquaris 4.5, la firma dedicada hasta entonces al diseño, la fabricación y la distribución de e-readers y tablets no ha parado de ampliar su porfolio de terminales. Entre ellos destaca el Aquaris 5.7, un phablet con una pantalla Full HD de 5,7 pulgadas y unas especificaciones no muy alejadas de las presentes en algunos teléfonos de gama alta.

bq Aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un precio de 260 euros, este dispositivo sigue la línea del resto de sus compañeros de catálogo: ofrecer una buena relación calidad-precio. Aunque, como ya pudimos comprobar al analizar el Nexus 5, reducir costes casi siempre implica tener que renunciar a ciertas bondades. ¿Será éste el caso del Aquaris 5.7?

Un diseño austero

Fabricado en plástico, el terminal cuenta con un diseño de lo más sobrio. No hay rastro en él de biseles metalizados, botones físicos fabricados en cerámica ni ningún otro ornamento propio de terminales de altos vuelos. Y es que no hay que olvidar que, pese a contar con una más que digna hoja de especificaciones, el Aquaris 5.7 se enmarca en la llamada gama media, algo que queda patente tanto a la vista como al tacto.

bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7
Sin ornamentos

El terminal cuenta con un diseño de lo más sobrio que deja patente, tanto a la vista como al tacto, que se enmarca en la gama media

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con 10 milímetros de grosor, dista mucho de ser el teléfono más fino del mercado, y pese a que el marco que envuelve el panel es ciertamente comedido en sus laterales, resulta claramente excesivo tanto por arriba como por abajo. Así, no es de extrañar que, pese a montar un panel del mismo tamaño que el del Galaxy Note 3 (5,7 pulgadas), el teléfono de bq sea unos 15 milímetros más alto que el de Samsung. Eso sí, afortunadamente –y a diferencia del Xperia Z Ultra, por ejemplo-, los botones capacitivos están fuera del panel.

Los botones físicos se sitúan como de costumbre en los laterales del equipo: el de encendido y bloqueo de la pantalla, a la derecha, y el correspondiente al control de volumen, a la izquierda. Por su parte, las conexiones se concentran en la parte superior, donde nos topamos con el conector micro-USB y la entada para los auriculares.

bq Aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es en la parte trasera donde se encuentra la cámara de 13 megapíxeles, acompañada por un flash de tipo LED, y el altavoz, que está dotado de tecnología Dolby. La localización de este último no es demasiado acertada, pues si colocamos el phablet sobre una superficie plana el sonido se ve notablemente mitigado. Sin embargo, la calidad de audio que ofrece cuando sujetamos el teléfono entre las manos es más que notable.

Asimismo bq ha incluido en su phablet un sistema de cancelación de ruido para mejorar la escucha durante las llamadas, y pese a que desconocemos si dicha tecnología es la culpable de ello, lo cierto es que mantener una conversación telefónica en una estruendosa calle con el Aquaris 5.7 no nos ha supuesto ningún problema.

bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7
Carcasa trasera extraíble

Si retiramos la carcasa trasera nos topamos con una gran batería, dos ranuras para tarjetas SIM (una de ellas micro-SIM) y un orificio para tarjetas microSD

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un claro acierto por parte de bq ha sido dotar al equipo de conexión MHL para poder visionar en el televisor las secuencias de vídeo grabadas a 720p. El terminal es también USB Host, lo que significa que podemos conectarle un ratón, un teclado o un pendrive.

Una gran pantalla Full HD

Con una resolución de 1080 x 1920 píxeles y una densidad de 386 puntos por pulgada (la misma que arroja el panel del Samsung Galaxy Note 3), la pantalla IPS de 5,7 pulgadas del Aquaris 5.7 presume de una nitidez sobresaliente y unos buenos ángulos de visión: miremos desde donde miremos el panel, las imágenes se muestran nítidas y sin pérdida de contraste.

La reproducción de colores es también acertada, aunque a nuestro parecer los tonos se muestran ligeramente saturados. Su respuesta táctil es también precisa, permitiéndonos movernos por la interfaz del teléfono de forma fluida y prácticamente sin demoras.

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla IPS de 5,7 pulgadas del Aquaris 5.7 presume de una nitidez sobresaliente y unos buenos ángulos de visión

Sin que su visibilidad resulte excepcional en exteriores, sí podemos utilizar el Aquaris 5.7 bajo la luz del sol sin demasiados problemas. Sin embargo, el regulador de brillo automático –que afortunadamente se puede desactivar- acusa un ligero descontrol, sobre todo en interiores, donde la intensidad del mismo se ajusta constantemente. Asimismo, al colocar el teléfono en posición horizontal es muy sencillo cubrir ligeramente el sensor de luz con la mano, oscureciéndose innecesariamente la pantalla.

Android sin aditivos

En la línea del resto de terminales de la compañía española, el Aquaris 5.7 llega con Android 4.2.1 prácticamente limpio, es decir, sin capas de personalización ni aplicaciones preinstaladas más allá de las que son necesarias para manejar el equipo, como la que nos permite controlar el sistema de sonido Dolby o la función para programar el encendido y apagado del teléfono.

bq Aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Quesabesde
El terminal cuenta con una aplicación integrada para controlar el sistema de sonido Dolby.

En el momento de publicarse este análisis, se desconoce si Android KitKat llegará o no en un futuro próximo al Aquaris 5.7 en forma de actualización. De hacerlo lo hará vía OTA (Over The Air), es decir, que será el propio terminal el que detecte si existe una actualización de firmware disponible e informe al usuario para que éste –si así lo desea- proceda a su descarga e instalación.

Fotográficamente mejorable

Los megapíxeles no lo son todo, una obviedad que queda patente al ver las fotografías capturadas con el Aquaris 5.7. Y es que pese a montar un sensor de 13 millones de píxeles, la calidad de las imágenes obtenidas con el phablet de bq no es comparable –por ejemplo- con la que brinda el Galaxy Note 3, dotado de un captor de idéntica resolución.

El software fotográfico que acompaña a la cámara es aparentemente sencillo, aunque en realidad ofrece un amplio abanico de posibilidades

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Quesabesde

Ello no quiere decir que las imágenes obtenidas con el dispositivo de bq no estén en la media de este segmento. En buenas condiciones lumínicas las fotografías presumen de colores intensos, mientras que en ambientes poco iluminados acusan cierto nivel de ruido. Asimismo los colores son bastante fieles a la realidad, y no se percibe una saturación excesiva de los mismos. Lo que sí se resiente es la nitidez: es cuando observamos las fotografías a tamaño completo que vemos que la definición deja un tanto que desear.

Muestras: 13 MP
Fotografías realizadas con un bq Aquaris 5.7
fotografías realizadas con un bq aquaris 5.7
fotografías realizadas con un bq aquaris 5.7
fotografías realizadas con un bq aquaris 5.7
fotografías realizadas con un bq aquaris 5.7

El software fotográfico que acompaña a la cámara es aparentemente sencillo, aunque en realidad dispone de un amplio abanico de posibilidades. Así, el bq nos permite controlar parámetros como la exposición, la sensibilidad (hasta un máximo de 1.600 ISO) o el balance de blancos, así como elegir entre 14 modos de escena diferentes, aplicar efectos de color a nuestras tomas, realizar panorámicas y capturar imágenes HDR. Cuenta asimismo con una función de horquillado de la exposición.

Muestras: HDR
Imágenes capturadas con un bq Aquaris en los modos normal y HDR
imágenes capturadas con un bq aquaris en los modos normal y hdr
Normal
imágenes capturadas con un bq aquaris en los modos normal y hdr
HDR
imágenes capturadas con un bq aquaris en los modos normal y hdr
Normal
imágenes capturadas con un bq aquaris en los modos normal y hdr
HDR

También es posible ajustar ligeramente la nitidez, el matiz, la saturación, el brillo y el contraste de las tomas antes de pulsar el botón del obturador.

El funcionamiento general de la cámara es rápido, a excepción del modo HDR, que nos tiene un buen rato sujetando el teléfono hasta que acaba la captura. El equipo también incorpora una cámara delantera de 5 megapíxeles que arroja una calidad de imagen bastante justa.

bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7bq aquaris 5.7
Disparo rápido

El funcionamiento general de la cámara es rápido, a excepción del modo HDR, que nos tiene un buen rato sujetando el teléfono hasta que acaba la captura

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)
bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Aquaris 5.7 puede capturar secuencias de vídeo a 1280 x 720 píxeles. El proceso de enfoque durante la grabación se muestra brusco y no siempre acertado, tanto si utilizamos el modo automático como si decidimos enfocar de forma manual.

Con la potencia justa

En las entrañas del Aquaris 5.7 nos encontramos con un procesador de cuatro núcleos ARM Cortex-A7 funcionando a 1,5 GHz. Un chip que, junto a los 2 GB de memoria RAM que posee el equipo, le proporciona la potencia suficiente para desenvolverse con soltura a manos de un usuario medio. Navegar por Internet, participar en redes sociales, enviar correos electrónicos, utilizar servicios de mensajería instantánea como WhatsApp o ver vídeos en YouTube son tareas en las que el dispositivo de bq rinde correctamente.

bq Aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cierto es que el phablet de bq no muestra la navegación más fluida y rápida que hayamos visto, pero de nuevo hay que tener en cuenta que se trata de un terminal enmarcado en la gama media.

Mayores problemas nos encontramos cuando arrancamos aplicaciones más exigentes. Durante nuestras pruebas el equipo se bloqueó en plena instalación de “Real Racing 3”, y tras reiniciarlo, nos fue imposible acabar una carrera en ese mismo juego porque la imagen se ralentizaba. Sin embargo, el Aquaris 5.7 no acusó problemas con otros juegos con gráficos en 3D como “Dead Trigger 2” o “Contract Killer 2”.

Durante nuestras pruebas el equipo se bloqueó en plena instalación de “Real Racing 3”. Tras reiniciarlo, nos fue imposible acabar una carrera en ese mismo juego porque la imagen se ralentizaba

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La autonomía es uno de los puntos fuertes de este equipo. Y es que con una capacidad de 4.000 mAh, su batería es capaz de mantenerlo alejado de una toma de corriente hasta dos días completos. Aunque, como cabía esperar, las horas de vida útil que ofrece disminuyen si abusamos de la cámara o del GPS, cuya precisión -dicho sea de paso- deja un tanto que desear.

Solvente y asequible

Con un rendimiento que no sobresale pero tampoco defrauda, el Aquaris 5.7 es sin duda una buena alternativa para aquellos que no quieran gastarse demasiado dinero –cuesta unos 260 euros- a la hora de comprarse un phablet. Aunque ello suponga tener que renunciar a ciertas prestaciones, como el 4G o la tecnología NFC.

bq aquaris 5.7
bq Aquaris 5.7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por los 260 euros que cuesta, el Aquaris 5.7 es sin duda una buena alternativa para quienes anden buscando un phablet solvente y barato

Cabe recordar también que se conforma con Android 4.2 y que, por el momento, nada se sabe de una futura actualización a KitKat.

Sin embargo, no todo son pegas, ni mucho menos. Con una solvencia más que probada, cuenta con una buena pantalla Full HD, ofrece una notable calidad de sonido y disfruta de una autonomía de hasta dos días. Por ese precio, poco más se puede pedir.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
5
Comentarios
Cargando comentarios