• El fotógrafo Victor Cucart reúne en Madrid a más de medio centenar de famosos
  • La luz natural de César Saldívar llora por Juárez
Agenda fotográfica

Bob Carlos Clarke sacude el estereotipo de la "femme fatale"

 
30
ENE 2006
Eduardo Parra   |  Madrid

Bajo el título Love-Dolls Never Die, algo así como las muñecas del amor nunca mueren, el prestigioso fotógrafo irlandés Bob Carlos Clarke expone estos días en Madrid y por vez primera en España su visión de la mujer actual. Una mujer alejada del estereotipo del siglo XX y convertida, bajo la óptica de Clarke, en una depredadora sexual.

La galería madrileña PicassoMio expone hasta el próximo 14 de marzo y por primera vez en España la muestra Love-Dolls Never Die, obra del fotógrafo Bob Carlos Clarke. Nacido en Cork en 1950, Clarke se ha encaramado a lo más alto de la lista de fotógrafos publicitarios y de moda más deseados, realizando campañas para firmas como Smirnoff o Volkswagen.

Aplaudida internacionalmente, la muestra que puede verse estos días en Madrid recoge los últimos trabajos del fotógrafo, en los que plasma su punto de vista de la mujer como ente provocador.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con una estética e iluminación altamente cuidadas, Clarke ofrece una visión muy particular de la mujer, imbuida de un alto grado de sensualidad y en el filo de la línea que separa la fantasía erótica del sexismo. Mujeres casi perfectas, vestidas como muñecas -de ahí el título- e incluso "utilizables". No en vano, alguna de ellas aparece ataviada con un interruptor de encendido o un control remoto.

Foto: Bob Carlos Clarke

Más de una decena de imágenes componen la obra de este fotógrafo, que propone la metamorfosis de la mujer desde -precisamente- el objeto sexual hasta su evolución como cazadora arrolladora e insatisfecha.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Pero no sólo a la mujer retrata Bob Carlos Clarke, aunque casi siempre en ella se inspire. Las naturalezas muertas monocromáticas del irlandés están consideradas como sus obras más subversivas. Cuberterías fetichistas y mangos alargados, en alusión a las piernas de la mujer, alimentan otra de las facetas de este reconocido artista.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar