Actualidad

RIM pasa a llamarse BlackBerry y destapa sus esperados Z10 y Q10

 
30
ENE 2013

Se acabó el nombre RIM. La firma canadiense, desde hoy llamada BlackBerry, ha renunciado a las viejas siglas de Research In Motion durante la presentación de los dos primeros smatphones con su nuevo sistema operativo. Una forma de recalcar la importancia que tienen para la compañía los nuevos Z10 y Q10, con los que se la juega a todo o nada para recuperar el terreno perdido en el mercado de la telefonía durante los últimos años.

Muchos detalles referentes al software ya se conocían hace meses y tampoco los terminales se han librado de las habituales filtraciones, hasta el punto de que algunas operadoras incluso habían anunciado sus planes de precios. Pero la presentación de BlackBerry 10 celebrada hoy en Nueva York no ha estado exenta de expectación, y en su puesta de escena incluso se ha vivido un rebautizo.

BlackBerry, que será a partir de ahora el nombre oficial de RIM, ha cumplido con los pronósticos al presentar un teléfono completamente táctil (el Z10) y otro que integra también un teclado QWERTY físico. Con el director ejecutivo de la compañía, Thorsten Heins, como maestro de ceremonias, la firma canadiense ha destapado las claves de una estrategia que pretende recuperar el terreno cedido en el mercado ante Android e iOS, pero sin descuidar al usuario profesional ni renunciar a los rasgos que siempre han caracterizado a sus teléfonos.

Heins empuñando un BlackBerry Z10 (en la mano derecha) y un BlackBerry Q10.

El BlacBerry Z10 se posiciona así como el modelo más ambicioso, equipado con una pantalla de 4,2 pulgadas y 768 x 1.280 píxeles, procesador de doble núcleo a 1,5 GHz, 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento ampliables mediante tarjetas microSD. Su cámara de 8 megapíxeles puede grabar vídeo a 1080p e incluye una función llamada BlackBerry Timeshift que, como ya se ha visto en otros teléfonos como los Nokia Lumia, recurre a un "buffer" al captar fotografías para elegir a posteriori la mejor toma disponible.

El BlackBerry Q10, por su parte, se conforma con una pantalla táctil de 3,1 pulgadas en formato cuadrado y con 720 x 720 píxeles de resolución, a cuyos pies reposa el teclado físico completo tan característico de la compañía. Los responsables de la ahora renombrada RIM no han revelado muchos más detalles sobre su equipamiento, centrándose más en mostrar las cualidades del nuevo sistema operativo.

Caracterizado por una gran solvencia gráfica que parece no resentirse incluso al trabajar en multitarea (a través de una interfaz bautizada como Flow), BlackBerry 10 trae consigo prestaciones ya adelantadas como la integración de Facebook, Twitter, Foursqare y LinkedIn o el sistema BlackBerry Balance, pensada para distintos perfiles de usuario más enfocados al ocio o al trabajo.

Los BlackBerry Z10 (izquierda) y Q10.

El sistema de mensajería instantánea BlackBerry Messenger, por su parte, permitirá ahora mantener llamadas de voz y vídeo. Cabe destacar en este último caso la función Screenshare, que permite transmitir en la señal de vídeo la interfaz gráfica del teléfono en movimiento y en tiempo real.

En cuanto a las aplicaciones, RIM presume de tener listos ya 70.000 programas de terceros en su tienda virtual, recientemente rebautizada como BlackBerry World, y donde también podrá comprarse y alquilarse música, películas y teleseries. Estas últimas posibilidades, eso sí, serán inicialmente exclusivas de mercados como el estadounidense.

Disponibles desde mañana en el Reino Unido y desde el 5 de febrero en Canadá, los BlackBerry Z10 y Q10 irán aterrizando en el resto de mercados durante el primer trimestre de este año. Se desconocen por el momento sus precios en versión libre, pero en Estados Unidos se situarán -financiados por operadora- en torno a los 200 dólares.

Etiquetas
Fuentes y más información
Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (4)
Prueba de producto
15 / OCT 2013
Entrevista
Xavi Martínez
08 / MAR 2013
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar