• "Fotografío a gente olvidada con un proceso olvidado"
  • "Yo quiero que la fotografía me lleve al huerto"
Entrevista
BERTA VICENTE, FOTóGRAFA

"La fotografía ha venido a buscarme a mí"

 
7
MAY 2013

Con tan sólo 19 años y dando muestras de una madurez artística poco frecuente, Berta Vicente se alzaba este año con el primer premio en la categoría de retratos de fotógrafos jóvenes en los Sony World Photography Awards. QUESABESDE.COM ha hablado largo y tendido con esta fotógrafa catalana acerca del camino recorrido y por recorrer: de sacarles fotos a sus amigas con el móvil a los cimientos de lo que promete ser una fecunda carrera fotográfica.

¿Cómo y cuándo supiste que lo tuyo era la fotografía?

Empecé haciendo fotos cuando tenía 14 años. Mis abuelos me habían regalado un teléfono móvil con cámara, el primero que tenía, y empecé a hacerles fotos a mis amigas dirigiéndolas y diciéndoles las poses y lo que tenían que hacer delante del objetivo. Salió de forma natural. Que me gustara tanto la fotografía es algo que nunca hubiera imaginado.

Y mira que iba para bailarina. Estuve bailando durante diez años pero al final la fotografía pudo más que el baile. Aunque creo que si no hubiera bailado antes, ahora no estaría haciendo fotos. Cuando selecciono una imagen, la selecciono por la armonía que veo en ella y que otra no tiene. Y eso es algo que veo gracias a mi bagaje artístico anterior.

Como tantos otros jóvenes, Berta Vicente empezó a hacer fotos con el móvil a los 14 años de edad. Unos años después, con apenas 20, su incipiente obra fotográfica ya ha sido reconocida internacionalmente. | Foto: Ibai Acevedo

Pese a ser tan joven, tus fotos denotan una gran madurez artística.

Si miro las primeras fotos que hice, no me gustan.

Pues has aprendido muy rápido.

Si algo te gusta mucho, te puedes pasar el día entero haciendo eso mismo. Es lo que hice yo: fotos con el móvil a mis amigas y luego me pasaba el día delante del ordenador. A partir de ahí vas teniendo ideas, que no siempre salen como habías imaginado, y de todo lo que haces vas aprendiendo. Te fijas en detalles que te gustan, como una buena luz, y decides explorar para encontrar lo que te gusta de verdad.

En el fondo, creo que la fotografía ha venido a buscarme a mí. Me ha llegado con facilidad y no tengo la sensación de haberla trabajado mucho. Aunque soy muy exigente. A veces hago 300 fotos y de entre todas ellas sólo hay una que me gusta.

"Diary". | Foto: Berta Vicente

Una parte importante del trabajo del fotógrafo es también saber seleccionar las buenas fotos. Aquellas que se muestran al gran público.

Definitivamente. Es algo de lo que soy consciente ahora y a lo que antes no le daba ninguna importancia. Estoy segura de que hay mucha gente que hace muy buenas fotos pero que no sabe verlas y las descarta.

Un momento importante en tu carrera fue el festival Emergent de Lleida, en 2011.

Sí. Pero es algo de lo que me doy cuenta ahora y que no vi en el momento en el que sucedió. Recuerdo que estaba un día navegando por Internet, entré en mi Facebook y vi que un amigo mío le había dado un "Me gusta" a la página de este festival. No tenía ni idea de lo que era, pero vi que había una convocatoria abierta para fotógrafos emergentes. Pensé que yo entraba en esa categoría y presenté las 20 fotos que pedían. Son fotos que ahora mismo ni siquiera me gustan, pero al cabo de unos días me llamaron para decirme que me habían seleccionado.

Foto: Berta Vicente
"One". | Foto: Berta Vicente

No tenía ni idea de lo que tenía que hacer a continuación. Por aquel entonces tenía 16 años y apenas había salido de casa. Fui a Lleida junto con otros 40 fotógrafos y enseñé unas fotos que casi nadie había visto. Me encontré con un montón de gente que tenía los mismos intereses que yo y me enamoré de todo ese ambiente.

Allí gané un premio que consistía en una exposición colectiva con otros tres fotógrafos más en la galería Vàlid Foto de Barcelona. Entonces todo pareció llegar de manera automática, como quien no quiere la cosa.

Foto: Berta Vicente
"One". | Foto: Berta Vicente

El pasado año fuiste finalista en los Sony World Photography Awards.

Sí. En la sección de jóvenes hay tres categorías distintas: retrato, cultura y entorno. Yo fui finalista en la sección de retratos con una imagen que luego acabó expuesta en Londres, aunque no había ganado.

Pero este año sí te has hecho con el primer premio.

Efectivamente. Me presenté en esta categoría joven de los Sony World Photography Awards con dos fotografías: una de ellas pertenece a la serie "Urquinaona 2" y la otra es la de las dos chicas en la bañera con el agua oscura.

Foto: Berta Vicente
Las dos fotografías presentadas por Berta Vicente a los Sony World Photography Awards de 2013. Seleccionadas entre las diez imágenes finalistas de los fotógrafos más jóvenes del certamen, la superior, titulada "Ariadna en Urquinaona" y perteneciente a su serie "Urquinaona 2", fue galardonada como mejor retrato en la categoría "Youth Award". También fue ganadora del concurso FotoTalentos 2013 organizado por la Fundación Banco Santander. | Foto: Berta Vicente

Después de enviar las fotos, unos meses más tarde recibí un correo electrónico en el que me decían que ambas imágenes formaban parte de las diez fotografías finalistas. Y hace unas semanas me notificaron que la imagen de Ariadna de la serie "Urquinaona 2" había ganado en la categoría de retratos.

A los pocos días recibí en casa una cámara Sony A77, una invitación para la gala de la entrega de premios y otra invitación para la exposición en la Somerset House de Londres. Noticias como éstas son las que te llenan de ganas de seguir fotografiando y seguir mejorando día a día.

La gran mayoría de tus fotos son retratos. ¿Te resulta necesaria la presencia humana en tus trabajos?

Sí. También he hecho paisajes, pero necesito percibir ese "feedback", esa respuesta inmediata. El año pasado fui a Noruega e hice un montón de fotos de paisajes que me gustaron, pero lo que más me gusta de la fotografía es interactuar con la persona. Hacer la foto entre los dos. Comentar el trabajo y no sentir que es algo que haces tú por tu cuenta, sino que es algo conjunto.

"Urquinaona 2". | Foto: Berta Vicente

Tus retratos parecen esconder buenas historias. ¿Esbozas en tu imaginación lo que ha pasado antes y después de pulsar el botón del obturador o dejas que sea el espectador quien lo imagine todo?

Tengo un diario en el que voy apuntando todas mis ideas. Las voy perfilando y puliendo y añado todo lo que creo que tiene que estar y que visualmente me pueda gustar. También tengo ideas para series de fotos que quiero realizar, como una de seres queridos junto con personas importantes para ellos y en lugares también importantes en sus vidas. Es una de las muchas ideas que tengo. Aquí sí hay una historia.

También tengo otra idea que consiste en pasar el día entero con mi padre y fotografiar todo lo que hace. Es una persona a la que veo cada día, pero lo que hace él desde que se levanta hasta que se va a dormir es algo que yo no he visto nunca.

Foto: Berta Vicente
El padre de Berta Vicente aparece en varias de sus fotografías. Sobre estas líneas, dos de estas imágenes englobadas en la serie "Diary". | Foto: Berta Vicente

Eso suena a fotografía documental.

Cierto, pero serían fotos más pensadas, en las que cuidaría la luz, por ejemplo. Serían fotos buscadas, no sería fotoperiodismo ni nada parecido.

En tus fotos la mirada de la persona parece ser el elemento más importante. Es como si sus ojos te hubieran comunicado que era el momento de disparar.

Cuando miro por el visor hay un momento que es justo el que quiero congelar y conservar. No sabría explicar cómo sucede, pero es algo que sientes y el dedo se mueve solo.

¿Eres de las que lo planificas todo o prefieres improvisar?

De todo un poco. No siempre sigo el guión. Depende del momento y del lugar.

Foto: Berta Vicente
"Diary". | Foto: Berta Vicente

Trabajas básicamente en exteriores y con luz natural.

Sí. Las fotos que tengo de interiores son casi todas en mi habitación con una pared que voy pintando de distintos colores según la foto que quiero hacer. Los exteriores suelen ser lugares cerca de mi casa y con luz natural. No estoy muy al día con la luz artificial; hay que saber usarla muy bien, como Annie Leibovitz, por ejemplo.

Empezaste trabajando con un móvil, diste el salto a las réflex digitales y también has probado las cámaras de medio formato de película. ¿Con cuál te quedas?

Depende. Estuve un tiempo obsesionada con la fotografía analógica y me frustraba mucho perderme momentos importantes. Estaba demasiado acostumbrada a la facilidad de la tecnología digital. Muchas veces pensaba que tenía una foto y luego veía que no, que no había salido bien.

"Snapshot". | Foto: Berta Vicente

En el terreno analógico me queda mucho por aprender. También en el digital, pero mucho más en el analógico. Me atrae, pero me queda mucho camino por recorrer. Son medios que voy combinando.

Pareces encajar más en la categoría de artista que de técnico.

Nunca había estudiado fotografía antes, aunque ahora estoy estudiando fotografía a través de la UOC [Universitat Oberta de Catalunya].

¿Con qué equipo te mueves ahora?

Empecé con la Canon EOS 450D y ahora estoy la Canon EOS 60D y varios objetivos fijos. También tengo una Mamiya 645 con un 80 milímetros que utilizo de vez en cuando.

¿Prefieres color o blanco y negro?

Depende de la foto. Suelo tener muy claro si tiene que ser en color o blanco y negro. Aunque también hay ocasiones en las que la imagen funcionaría de las dos maneras. Suelo usar siempre las mismas tonalidades. Tengo mis colores preferidos y no salgo de ahí.

Foto: Berta Vicente
Fotografías de las series "Diary" (imagen superior) y "One". | Foto: Berta Vicente

¿Y Photoshop? ¿Qué papel juega en tu ritmo de trabajo?

Hasta hace bien poco disparaba en JPEG. Más tarde descubrí el formato RAW, y claro está, eso cambió algunas cosas. Está claro que Photoshop forma parte de la edición de mis fotos, pero no tanto como podría pensarse. Ni siquiera trabajo con capas. Lo que más suelo cambiar es el tono y el color.

Me gusta que queden bien ya cuando salen de la cámara. No quiero tener que pensar en todo el proceso de edición digital posterior. Si tengo una imagen en la cabeza que es en blanco y negro, disparo directamente con la cámara en blanco y negro. Me gusta que lo que fotografío esté allí.

"One". | Foto: Berta Vicente

¿Cuándo sabes que una foto está terminada?

Cuando me gusta. Es algo que se ve y se siente. Muchas veces hago fotos y veo una que me gusta, pero sigo disparando. Cuando he terminado, estoy unos días sin ver las fotos y luego me las miro, para ser más imparcial. Entonces selecciono y trabajo con ellas. Hay que darles tiempo. A veces trabajo en una fotografía que no me convence del todo. Entonces la aparco y vuelvo a ella al cabo de unos días.

¿Cuáles son tus fotógrafos de cabecera?

Las fotos suelen gustarme por muy distintos motivos. Voy construyendo mi propia casa con todas estas imágenes y algunos de sus detalles. Con esto quiero decir que no hay un fotógrafo en concreto que me guste, sino que hay pequeñas cosas de muchos artistas que me atraen. Me gustan cosas de Leibovitz, por ejemplo, pero también de Sally Mann y de Michal Chelbin, por nombrar algunos.

No sólo me puede inspirar el trabajo fotográfico de otra persona, también puede hacerlo una canción, por ejemplo. Tengo una idea y uso la cámara para plasmarla en algo más tangible.

Berta Vicente participó en noviembre de 2011 con esta fotografía en el concurso conmemorativo de los diez años de vida de QUESABESDE.COM. La imagen fue finalista. | Foto: Berta Vicente

¿Alguna foto clásica que te hubiera gustado hacer?

Muchas de Michal Chelbin y también alguna de Sally Mann, pero no existe esa foto única que me gustaría que fuera mía.

¿Dónde te ves dentro de 10, 20 o 30 años?

No lo sé. Me gustaría estar en el negocio de la fotografía, pero quiero descubrir nuevos caminos. Me gusta mucho el tipo de fotografía que he hecho hasta ahora, pero quiero probar cosas nuevas, cambiar, hacer cosas que me llenen de verdad.

El año pasado nunca hubiera imaginado todo lo que me ha pasado durante los últimos meses y ahora me marcho a Australia de viaje. No sé lo que estaré haciendo dentro de unos años.

"Diary". | Foto: Berta Vicente

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar