Crónica

"No estamos de moda"

1
22
ENE 2013
Iker Morán   |  Barcelona

Que servidor se cuele en la presentación de una nueva cámara con el sello de Lomography en una de sus tiendas es algo así como que un ateo pise la iglesia. Sin demasiada fe en esta especie de religión fotográfica y con un largo historial de chistes sobre el tema a nuestras espaldas, nos acercamos al lugar con curiosidad, cierta desconfianza y una cámara digital en las manos. Para dejar claro que es mero turismo periodístico. Que no somos de los suyos.

La cita fue el jueves pasado en su tienda de Barcelona, bajo la atenta mirada de decenas de coloridas cámaras Holga y La Sardina. En el centro, la nueva Belair X 6-12, la excusa perfecta para atrevernos a visitar ese templo de la fotografía analógica -así la llaman- y quien sabe si quitarnos de encima alguna que otra idea preconcebida.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Caprile mostró primero y utilizó después la nueva Belair.

Mientras un par de chicas entregan carretes para revelar, Ibone, la responsable de la tienda, saluda a muchos por su nombre y reparte copas de cava entre los asistentes. Primer punto a favor: las presentaciones lomográficas parecen más divertidas que las habituales en el sector. Será que, como nos explican más tarde, aquí la crisis se nota menos y los márgenes para los distribuidores son más amplios.

Pasquale Caprile -fotógrafo y embajador lomo, según la terminología de la firma- es el encargado de presentar esta cámara de formato medio, óptica intercambiable, sistema de fuelle, fotómetro incorporado y capaz de producir copias de 6 x 12. Un modelo que no sólo es bonito a primera vista, sino también un poco más serio y pensado para que los fotógrafos se asomen al mundo de la lomografía, explica Caprile.

En realidad ya hay muchos fotógrafos trabajando con cámaras lomo en algunos de sus proyectos, nos cuenta después mientras charlamos de lo divino, lo humano, lo analógico y lo digital. Empezando por él mismo, claro. Señalamos la Olympus Pen que lleva en la mano y elevamos la ceja inquisidores. Es para el vídeo, explica, antes de recordarnos que hace 15 años ya trabajaba en digital -fue uno de los primeros de España, asegura- y sigue haciéndolo. Otra cosa que no sabíamos: la lomografía no es una religión a tiempo completo. Lo anotamos en nuestra libreta analógica con nuestro boli analógico.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La Belair espera montada sobre un trípode junto a un flash y un reflector. Delante, un sofá para acoger a los improvisados modelos. La cámara -de la que ha habido una gran demanda inicial, nos recuerdan- costará unos 300 euros. En cada rollo de 120 se podrán sacar unas seis fotos. ¿Un problema? Al contrario: Caprile asegura que se trata de una ventaja, porque de esa manera nos lo pensaremos muy bien antes de apretar el disparador. Sin duda un buen remedio para la "rafagatitis".

Continuamos con el tercer grado sentados en el sofá delante de la cámara, dispuestos a posar para la posteridad. Mi primera foto lomo, le confieso, pero como estáis tan de moda habrá que ceder. No estamos de moda, me corrige. La lomografía tiene más de veinte años de vida. Cambio de pose en esta especie de "photocall" y otra foto para asegurar. Claro, aquí no hay pantalla para ver el resultado. Es parte del encanto, ¿no?

Belair X 6-12
Belair X 6-12
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Belair X 6-12
Belair X 6-12
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Porque lo de una lomo digital ni pensarlo, ¿verdad?, planteamos recordando aquel recopilatorio que hicimos con una decena de cámaras digitales con pretensiones "lomeras". No lo sé, reconoce Caprile, pero seguro que es algo que se está estudiando. De hecho ese invento para digitalizar negativos con el teléfono móvil -y que en un par de meses estará a la venta, nos confirman- parece un primer guiño en esta dirección.

Después de todo, el soporte es lo de menos. En eso estamos de acuerdo. A ver si al final vamos a acabar convertidos a lo analógico, pienso mientras salgo de la tienda mirando de reojo la Belair. Es bonita. ¡Y me quedaría tan bien con las gafas de pasta!

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios