• Pentax K10D: primeras muestras
  • Olympus SP-550 Ultra Zoom: toma de contacto
Prueba de producto
LA MINI-CáMARA COMO ENTRETENIMIENTO

Archos Helmet CamCorder: toma de contacto

 
2
FEB 2007

Entre los múltiples accesorios creados para los centros multimedia Generation 4 de Archos, destaca la mini-cámara de casco; Helmet CamCorder, la llama la firma. Diseñada para grabar en situaciones en las que las manos deben quedar libres, captura imágenes con una resolución de 680 x 480 píxeles. En QUESABESDE.COM hemos comprobado su eficacia llevándonosla de escalada.

"Ideal para deportes extremos y usos profesionales." Así define Archos a su mini-cámara digital Helmet CamCorder para los centros multimedia portátiles Generation 4. Para confirmar o desmentir esta afirmación, QUESABESDE.COM ha realizado una toma de contacto con el dispositivo durante una jornada de escalada.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El Helmet CamCorder sirve de complemento para dispositivos como el Archos 404, con el que se ha realizado esta toma de contacto.

La mini-cámara, que cuesta unos 150 euros, es compatible con todos los reproductores de la denominada Generation 4 que Archos presentó en sociedad el pasado mes de septiembre. Es decir, con los modelos 404, 504 y 604, y sus diferentes versiones.

Foto: Manel Monguilod (Quesabesde)
QUESABESDE.COM realizó una jornada de escalada para comprobar sobre el terreno las bondades del Helmet CamCorder.

Para la experiencia, hemos utilizado el centro multimedia más sencillo y compacto de la saga, el 404, que presenta una pantalla de 3,5 pulgadas, una memoria de 30 GB, un peso de 190 gramos y unas dimensiones de 100 x 78 x 15 milímetros.

Con "mando" integrado
La mini-cámara digital de Archos es cilíndrica y sólo el nombre sobreimpreso en su parte superior nos da una referencia para su correcta orientación. La cámara recibe la alimentación eléctrica del propio centro multimedia a través un cable que se conecta al adaptador de viaje VCR, incluido en el pack.

Archos 404 y Helmet CamCorder
Archos 404 y Helmet CamCorder
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En mitad del cable se encuentra un sencillo mando de control de sólo dos botones: uno destinado a iniciar y finalizar la grabación (que no pausar) y el otro indicativo de estado. El control, diseñado en forma de pinza, integra un micrófono para capturar el sonido y dos pilotos luminosos: uno verde y otro rojo.

Archos 404 y Helmet CamCorder
Archos 404 y Helmet CamCorder
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La información de estado es muy precaria. Al pulsar el botón, los indicativos luminosos ofrecen tres opciones: ambos apagados (sin batería o desconectado), sólo el verde encendido (conectado, pero en espera) o ambos encendidos (grabando).

Archos 404 y Helmet CamCorder
Archos 404 y Helmet CamCorder
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La banda para la cabeza en la que se ubica la cámara (con cierre de velcro) y un escueto libro de instrucciones completan el pack de esta mini-cámara.

Preparación paciente
Preparar el material para comenzar a grabar es un proceso bastante intuitivo, pero que requiere de una cierta paciencia. Una vez conectada la cámara al centro multimedia y puesto éste en marcha, la principal dificultad la encontramos al ubicar la banda en la cabeza.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El espacio que aloja la mini-cámara consiste en una tira elástica -cosida a la banda- que abraza al dispositivo, pero que carece de movilidad. Esto hace que sea bastante complicado coordinar nuestra mirada con la captura de la cámara y que todos los ajustes se tengan que realizar desplazando o recolocando de nuevo la banda.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Manel Monguilod (Quesabesde)
Foto: Manel Monguilod (Quesabesde)

Se echa en falta, además, una funda adecuada para el Archos 404, que tiene que ubicarse en un bolsillo o mochila, con el handicap de disponer de un cable de longitud poco generosa (aunque suficiente, eso sí). El mando queda pinzado en la ropa, a la altura más cómoda para el usuario.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A pesar de de que el Archos 404 es un dispositivo eminentemente metálico y de apariencia robusta, para su aplicación en deportes extremos transmite una cierta sensación de vulnerabilidad. El gran tamaño de su pantalla LCD tiene su parte de culpa.

Arranque lento
Si algo llama nuestra atención y pretendemos capturarlo inmediatamente con el centro multimedia aún apagado, podemos ir olvidándonos. Y es que el dispositivo es particularmente lento en el proceso de inicialización.

Archos 404
Archos 404
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin la cámara portátil acoplada al Archos 404, hemos de esperar unos 14 segundos desde que se pulsa el botón de encendido hasta que accedemos al menú principal. Durante ese periodo, el logotipo de la firma francesa ocupa la pantalla.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero el tiempo de espera aumenta hasta los casi 23 segundos si la inicialización del dispositivo se realiza con el accesorio de la cámara acoplado, situación que, por otro lado, será la más habitual.

Escasos ajustes
Es necesario ajustar todos los parámetros antes de iniciar la grabación, aunque las posibilidades son bastante limitadas. A pesar de publicitarse como una mini-cámara de "alta resolución", en este apartado sólo dispone de dos opciones: 512 x 384 píxeles -la compañía la denomina "óptima"- y 640 x 480 píxeles.

Otros ajustes aceptados son la velocidad de bit o la frecuencia de muestreo, de 32 ó 48 KHz. Las grabaciones son codificadas en MPEG-4, ya sea a 25 o a 30 cuadros por segundo.

Por cierto: los menús del Archos 404 vienen programados, por defecto, en inglés, francés o alemán. Para disfrutarlos en castellano será necesaria una descarga de software desde la página web de la compañía francesa.

Comenzando a grabar
Una vez encendido el centro multimedia, comenzar a grabar es tan sencillo como pulsar el botón de inicio en el mismo mando. En cuestión de pocos segundos, el dispositivo comienza a registrar la imagen de la cámara generando un nuevo archivo que se suma a las grabaciones precedentes.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Manel Monguilod (Quesabesde)

Esta acción es automática e independiente del menú o pantalla que esté activado en el centro multimedia en el momento de recibir la orden.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Manel Monguilod (Quesabesde)

Sin embargo, no es posible pausar una grabación con el mando de control. Una segunda pulsación en el botón principal detiene y guarda en un archivo la secuencia capturada. Se pueden encadenar tantas grabaciones consecutivas como permitan la memoria y la batería del centro multimedia.

Archos Helmet CamCorder
Archos Helmet CamCorder
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sonido queda recogido en formato IMA ADPCM a través del sencillo micrófono situado en el mando de control. Para evitar acoplamientos de audio, el micrófono ubicado en el propio centro multimedia queda desactivado al conectar la cámara.

Imagen limitada
En el plano de la imagen es donde queda en evidencia una de las limitaciones más importantes de esta mini-cámara, permaneciendo ésta relegada al ámbito del puro entretenimiento y no al espacio profesional, como sugiere Archos.

Incluso grabando a la máxima calidad posible, esto es, con una resolución de 640 x 480 píxeles y con la mayor frecuencia de muestreo disponible, el resultado es bastante pobre.

Las aberraciones cromáticas hacen acto de presencia en unas imágenes que padecen de un nivel de ruido bastante elevado, y en las que los márgenes del cuadro no están bien definidos (una estrecha pero permanente columna de tonalidades amarillas distorsiona el marco derecho de las escenas).

Además, el exceso de pixelación se hace evidente en las secuencias más dinámicas (habituales, por otro lado, en toda actividad deportiva) y en los planos más próximos.

La variación de las condiciones lumínicas también repercute en a la eficiencia de la cámara, aunque el dispositivo demuestra una alta sensibilidad a la luz (desde 1 lux).

Para ver en el propio LCD
Los vídeos no deslucen tanto en el LCD del propio Archos 404, ya que su pantalla (de 3,5 pulgadas y 320 x 240 píxeles de resolución, en formato 4:3) es el ecosistema adecuado para visualizar las capturas.

Y es que sólo hay que echar un vistazo a las especificaciones de la cámara digital para dejar patentes sus discretas pretensiones. El sensor CCD SuperHAD de Sony de 1/4 de pulgada (con una resolución real de 582 x 500 píxeles en el modelo PAL) y la lente de 3,6 milímetros de distancia focal no dan mucho más de sí.

Archos 404 y Helmet CamCorder
Archos 404 y Helmet CamCorder
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El campo visual de 72,5 grados no se queda corto, pero la profundidad de campo, que está acotada entre 1,5 y 10 metros, puede resultar escasa en muchas actividades para las que, en principio, está concebido el dispositivo.

Archos 404
Archos 404
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En los planos más cercanos incide el llamado efecto ojo de pez, un tipo de distorsión geométrica sobre la que la firma francesa ya nos pone sobre aviso en el manual de instrucciones. La solución, reza el texto, pasa por ajustarse al rango de distancias y no capturar secuencias a menos de 1,5 metros de distancia del objeto a grabar.

Autonomía más que suficiente
La mini-cámara se alimenta directamente del reproductor multimedia, por lo que la autonomía también depende del equipo utilizado.

El Archos 404, concretamente, tiene una batería interna no extraíble de polímero de litio que se recarga a través del puerto USB del ordenador o por medio de la corriente alterna, aunque en este último caso es necesario comprar un accesorio que no se incluye de serie.

La autonomía de funcionamiento depende, sobre todo, del uso que se haga de la pantalla LCD, ya que cuanto más tiempo esté activada, mayor será el consumo. El centro multimedia utilizado en nuestra experiencia presenta una buena autonomía, superando la media de las videocámaras de tipo "handycam" para aficionados.

El Archos 404 permite grabar unas 2 horas de vídeo con una carga completa. Incluso cuando el indicativo de batería se muestra completamente consumido, aún se pueden exprimir bastantes minutos de captura.

El dispositivo, eso sí, no avisa cuando se agota definitivamente la autonomía. Ninguna señal acústica ni ningún aviso en la pantalla preceden al apagado definitivo del centro multimedia.

Buen reproductor
El Archos 404 es un reproductor eficiente y de fácil manejo. La adaptación a los botones y a los menús sólo requiere de unos pocos minutos para sacar todo el jugo a su gran versatilidad de funciones.

La identificación de los vídeos, por ejemplo, es inmediata gracias a la previsualización dinámica del contenido. Para los archivos fotográficos se incluye la posibilidad de configurar presentaciones con diversos efectos de transición.

Archos 404
Archos 404
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La reproducción musical ofrece también muchas opciones de navegación y una calidad más que aceptable (además de un buen ecualizador).

Todo ello queda complementado con una amplia compatibilidad de formatos, tanto en el plano del audio como en el de la imagen, aunque para disfrutar de algunos sea necesario descargar paquetes de software opcionales.

Mero entretenimiento
Visto lo visto, la Helmet CamCorder de Archos no puede ser considerada como el complemento "ideal para deportes extremos y usos profesionales". Aun así, se trata de un dispositivo que puede dar mucho juego cuando se enmarca en el ámbito de la diversión.

Archos 404
Archos 404
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si bien puede resultar un interesante accesorio para los propietarios de un Archos Generation 4, cualquier anhelo situado más allá del mero entretenimiento quedará frustrado por unas imágenes de calidad más bien baja.

Etiquetas
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
12 / SEP 2006
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar