Actualidad

El 605 WiFi encabeza la quinta generación de centros multimedia de Archos

 
18
JUN 2007

La quinta generación de dispositivos multimedia portátiles de Archos ya es toda una realidad. 605 WiFi, 405, 705 y 105 son los nombres de los nuevos baluartes de la firma francesa, con capacidades de hasta 160 GB y un amplio abanico de prestaciones. Aun así, los nuevos modelos no representan un gran salto evolutivo respecto a la hornada precedente.

Cuatro son los centros multimedia que inician la andadura de la quinta generación de dispositivos portátiles de Archos. El 605 WiFi se erige como el gran estandarte de esta nueva saga, aunque con cambios que no representan un verdadero avance con respecto a la Generation 4, mostrada por vez primera en la feria IFA 2006 de Berlín.

605 WiFi
El centro multimedia más destacado de la nueva generación de Archos es, sin duda, el 605 WiFi, un dispositivo con pantalla TFT táctil de 4,3 pulgadas y 800 x 480 píxeles de resolución.

El nuevo centro se presenta en varias versiones, con discos duros de 30, 80 y 160 GB, además de un último modelo con 4 GB de memoria flash y una ranura de expansión para tarjetas SD Card, SDHC, miniSD y microSD de hasta 16 GB.

La conexión Wi-Fi toma una mayor relevancia en esta generación, pues el nuevo centro de Archos permite navegar por Internet, descargar contenido audiovisual y conectar inalámbricamente el dispositivo a un ordenador. De esta manera, con el 605 WiFi es posible reproducir películas y música almacenadas en el ordenador a tiempo real.

Archos 605 WiFi
Archos 605 WiFi

Entre otras prestaciones, ofrece compatibilidad con los estándares visuales MPEG-4, WMV, H.264 y MPEG-2, todos ellos con una cadencia de reproducción de hasta 30 fotogramas por segundo y calidad DVD, asegura Archos. La activación de estos dos últimos formatos, eso sí, pasa necesariamente por la adquisición de un plug-in denominado "Cinema", con un coste de 20 euros.

La música también encuentra su lugar en el 605 WiFi, con los códigos de audio MP3, WMA, WMA DRM y WAV. La adquisición de otro plug-in será necesaria para escuchar archivos AAC y AC3.

La visualización de fotografías es otra de las funciones disponibles en esta generación de centros multimedia. Los ajustes de zoom y el modo de visualización de la galería de imágenes con música complementan esta prestación.

Archos 605 WiFi
Archos 605 WiFi

Sorprende negativamente la necesidad de adquirir la estación DVR en dos versiones, una de sobremesa y la otra portátil, para poder acceder a la función de grabación de la televisión. Se trata de accesorios cuyos precios van desde los 60 a los 100 euros, respectivamente.

La batería de polímero de litio integrada le otorga unas cifras de autonomía de 17 horas musicales y de algo menos de 6 horas en la modalidad de reproducción de vídeo.

El 15 de julio es la fecha elegida para la puesta en escena del nuevo 605 WiFi, a un precio situado entre los 200 y los 400 euros, según la versión.

405, 705 y 105: a la zaga
Aún no han sido desveladas todas las características de los otros tres modelos que completan la generación 5 de Archos. No obstante, sí ha trascendido que disfrutarán de una compatibilidad musical y audiovisual muy parecida a la del 605 WiFi.

El 405 posee una pantalla TFT de 3,5 pulgadas y una resolución QVGA (esto es, 320 x 240 píxeles). Su capacidad viene determinada por el uso de una memoria flash de 2 GB, ampliable mediante el mismo tipo de tarjetas que en la versión flash del 605 WiFi. Su precio, aún no confirmado, podría situarse en torno a los 150 euros.

Por su parte, el 705 nace como una pequeña revisión del 704, perteneciente a la cuarta generación. Todavía sin información oficial acerca de su llegada al mercado o su precio, el nuevo dispositivo se limita a reducir el peso y el tamaño del modelo original.

El 105, por último, se presenta como el dispositivo más sencillo de la nueva hornada. Es, de hecho, una suerte de reproductor MP3 con la capacidad añadida de reproducir archivos de vídeo.

La pantalla OLED de 1,8 pulgadas, la memoria de 2 GB y los 7 milímetros de grosor que atesora marcan la razón de ser de este MP3. Sus prestaciones multimedia se ven mermadas por el uso de un estándar audiovisual propietario basado en el WMV.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar