• Samsung NX100: análisis
  • Nikon D3100: análisis
Prueba de producto
MP4 RESULTóN, ANDROIDE LIMITADO

Archos 43 Internet Tablet: análisis

 
15
MAR 2011

A pesar de su apellido, el Archos 43 Internet Tablet sólo podría opositar a una vacante de reproductor multimedia de bolsillo. Labor para la que luce en su currículum la experiencia habitual de los dispositivos de la firma francesa, completando el apartado de estudios con un cursillo en Android 2.2 de temario recortado. La tecnología resistiva de su pantalla de 4,3 pulgadas es el otro punto flaco de un equipo que, vistos el tamaño y el nivel de prestaciones que van adquiriendo los smartphones táctiles, sólo imaginamos en el bolsillo de quienes aún lleven un teléfono simplón o de aquellos ermitaños que ni siquiera tienen móvil.

Ya comentamos durante la última feria IFA cuál era la jugada de Archos al renovar su familia Internet Tablet: combinar en una misma gama modelos con todo el derecho a entrar en la categoría del tablet con otros que podrían ubicarse más justamente en la sección de MP4 de una tienda de electrónica.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A caballo entre ambos extremos se sitúa este Archos 43, al que -en honor a la verdad- nos cuesta llamar tablet con todas las letras, ya que no ofrece ni de lejos la experiencia de usuario exigible en este tipo de dispositivos. Las limitaciones de su pantalla resistiva incluso lo colocan por debajo del iPod touch, aunque si uno sólo lo quiere para aprovechar su apartado de reproducción multimedia y navegar ocasionalmente mediante Wi-Fi, puede "dar el pego".

El diseño correcto de siempre
A grandes rasgos, este modelo apenas se diferencia externamente de predecesores como el Archos 5 Internet Tablet. La falta de innovación, eso sí, no impide que el aspecto del dispositivo sea bastante decente para la franja de precios en la que se mueve (en torno a 200 euros) ni deje de incluir una práctica pata trasera desplegable, rasgo característico de los productos de Archos.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De esta forma, el Archos 43 incide en la costumbre de la firma francesa de perfilar los extremos superior e inferior con formas ligeramente ovaladas, principales signos distintivos de una carcasa de sólo 9 milímetros de grosor cuya parte trasera está rematada con una lámina de acero inoxidable. Nos ha sorprendido no obstante la facilidad de esta última para retener tanto la suciedad como las marcas de los dedos.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un peso de 130 gramos, este dispositivo de Archos presenta un porte en la mano que está en la línea de lo que se estila en los smartphones de pantalla grande, aunque sus dimensiones están ligeramente por encima.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De menor a mayor tamaño: el Nokia C6-01, el Nexus One de Google y el Archos 43 Internet Tablet.

Su frontal integra un altavoz monoaural (situado en la parte inferior) pero ningún pulsador tradicional ni táctil, ya que todo el manejo se basa en la pantalla, el botón para encenderla y apagarla y el control de volumen, situados estos dos últimos en el lateral derecho.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los 8 o 16 GB integrados (que en este último caso se traducen en 14,4 GB reales) se pueden ampliar mediante tarjetas microSD.

En el lado opuesto encontramos una ranura para tarjetas microSD de acceso externo y un puerto mini-HDMI. Dos puntos a favor del dispositivo, aunque por desgracia el primero está completamente desprotegido de cara a la entrada de polvo o líquidos y el segundo -punto éste por otra parte bastante habitual en los equipos de bolsillo- no viene acompañado de ningún cable adaptador para un puerto HDMI estándar.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Debido a la curvatura de la zona en la que está montado el puerto micró-USB, el cable de transferencia y recarga del dispositivo queda ligeramente inclinado al ser insertado.

Finalmente, en la parte inferior del perímetro se sitúan la salida de auriculares de 3,5 milímetros y un puerto micro-USB. Este último, como es habitual, sirve tanto para conectar el equipo al ordenador como para recargar su batería. Lo curioso es que la mayor parte de las veces podremos realizar ambas labores al mismo tiempo, ya que la caja del Archos 43 no incluye ningún cargador de pared. Algo que no hace sino reforzar la idea de que se trata de un reproductor de bolsillo en lugar de un tablet.

Poca amabilidad táctil
Aunque Android 2.2 haya perdido varios elementos al implementarse en este Archos 43 Internet Tablet (empezando por Android Market), quizás sea el manejo de la pantalla lo que más puntos le reste a la experiencia de usuario, ya que al fin y al cabo no es algo que se pueda corregir instalando una ROM alternativa.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Suena ya un poco trillado pero no deja de ser cierto: con lo manejables que son las pantallas capacitivas, las resistivas parecen abocadas a la desaparición. No hay más que escribir durante un rato con el teclado QWERTY virtual de este Archos 43 para comprobar lo frustrante que resulta la experiencia en comparación. Que no haya zoom multitáctil, al final, es lo de menos.

Con todo, no deja de haber usuarios que sienten predilección por este tipo de pantallas, sobre las que hay que ejercer presiones fuertes y precisas. En este sentido, sólo podemos apuntar que, al menos en la unidad que hemos probado, el Archos 43 sufre retrasos demasiado habituales a la hora de ejecutar órdenes del dedo como los desplazamientos horizontales y verticales.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si lo que queremos hacer es traspasar un icono o widget de una pantalla principal a otra, la cosa se complica bastante: básicamente, hay que arrastrar el elemento deseado al borde de la pantalla y mantener la pulsación durante bastantes segundos para que el equipo haga un "pase de página". También hemos tenido nuestros más y nuestros menos con el acelerómetro, ya que suele tardar un instante más de la cuenta en rotar la interfaz.

La experiencia táctil desmerece así un poco la calidad de visionado de la pantalla, en cuyas 4,3 pulgadas de diagonal Archos ha optado por una generosa resolución de 480 x 854 píxeles y una profundidad de color de 24 bits. Sin ser un panel AMOLED o SuperLCD, el brillo y el contraste están bastante conseguidos, y eso es algo que se agradece tanto al navegar por la interfaz de usuario como al reproducir contenido multimedia.

La política del filtro
Es la estrategia habitual de Archos en sus dispositivos basados en Android: pasar el sistema operativo de Google por su filtro particular. La firma francesa recorta así el surtido habitual de widgets y otros elementos gráficos (se han "caído" algunos fondos animados, por ejemplo), manteniendo eso sí los escritorios principales (que son cinco), la lista de aplicaciones en formato cuadrícula y la pestaña de notificaciones.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Un par de escritorios principales de Android en el Archos 43 Internet Tablet, uno de ellos representado además en posición panorámica.

Nos ha llamado la atención que no haya ninguna pantalla de desbloqueo, ya que el dispositivo muestra directamente la interfaz gráfica en el punto exacto en que la dejamos antes de apagar la pantalla. Otra peculiaridad radica en los controles táctiles inferiores, que pueden ser expandidos para mostrar elementos como una cruceta direccional.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Las dos formas que pueden adquirir los controles táctiles inferiores, reflejados en un mismo escritorio principal ocupado por un widget de reproducción musical.

En el surtido de aplicaciones con las que Archos suministra el dispositivo, resulta especialmente práctica la denominada "Controlador del sistema". Se trata del clásico gestor para la multitarea, que permite cerrar todos los programas abiertos con una sola pulsación o hacerlo uno por uno, además de informar en su parte de superior de cuánta RAM hay disponible en cada momento (del total de 256 MB con los que cuenta este Archos 43).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La pestaña de notificaciones (izquierda) y la aplicación Controlador del Sistema.

No faltan tampoco un cliente para Twitter (llamado Touiteur), un sencillo gestor de correo electrónico, la aplicación Aldiko para libros electrónicos... sin olvidarnos de todo lo que encontremos al aprovechar la conexión Wi-Fi en versión 802.11 b/g/n del Archos 43 para acceder a AppsLib. La paradoja de la tienda de descargas con la que Archos sustituye a Android Market es que consiste, precisamente, en aplicar un filtro al catálogo de Android Market.

La parte positiva es que la cosa ha mejorado mucho respecto al escaso millar de aplicaciones que encontramos al analizar el Archos 7 Home Tablet: AppsLib tiene ya unos 30.000 programas disponibles, entre ellos unos 6.500 juegos, y dentro de éstos casi 70 títulos 3D en los que se hacen notar el trabajo del procesador ARM Cortex A8 a 1 GHz y la aceleración gráfica del equipo.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como consecuencia, se puede acceder a programas tan populares como el juego "Angry Birds", el cliente de mensajería instantánea eBuddy, la solución ofimática OfficeSuite, la aplicación oficial de Facebook para Android, el replicador de voz Talking Tom Cat... y el "plug-in" para Flash 10.1, imprescindible para reproducir contenidos como los vídeos incrustados de YouTube sin salirse del navegador web.

Respecto a este último, cabe decir que su comportamiento es bastante correcto, incluyendo selección de texto y apertura en distintas pestañas. La tecnología resistiva del panel, eso sí, impide el usar el zoom multitáctil y obliga en términos generales a moverse dentro de las páginas a una velocidad relajada.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero volviendo a AppsLib, le siguen faltando otras aplicaciones populares como WhatsApp y muchas de las genéricas de Android, como la misma aplicación clásica de Gmail. Y en cualquier caso, no deja de resultar irónico que Archos la venda como "la tienda de aplicaciones para los tablets Android", ya que al fin y al cabo no es más que una selección de entre las 200.000 aplicaciones desarrolladas ya para los smartphones androides.

Reproductor multimedia con todas las de la ley
Como era de esperar, el comportamiento de este Archos 43 al reproducir vídeos es sobresaliente. Además de admitir una amplia lista de formatos y códecs (incluyendo DivX, XviD y MKV, entre otros), consigue una excelente fluidez que no se resiente al cargar clips a 720p.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, para mostrar subtítulos hay que hacer exactamente lo mismo que en un PC: cargar en la memoria del dispositivo el correspondiente fichero con el mismo título que el vídeo deseado pero matizado con las clásicas extensiones .srt o .sub, entre otras. El reproductor preinstalado de fábrica se encarga de hacer el resto.

Las prestaciones bajan un poco en la parte del audio, ya que para empezar Archos no ha querido incluir un sintonizador de radio FM. El altavoz integrado transmite un sonido monoaural muy plano, aunque se pueden escuchar canciones en MP3 y otros formatos habituales con la calidad acostumbrada usando unos auriculares con conector mini-jack de 3,5 milímetros (y siempre está la opción de emparejar unos cascos inalámbricos para aprovechar el perfil A2DP de la conexión Bluetooth 2.1).

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El altavoz integrado del Archos 43 Internet Tablet (arriba) y la capa principal de la interfaz gráfica del reproductor musical.

La cámara de 2 megapíxeles, que no dispone de autoenfoque ni flash, baja todavía un peldaño más, ya que brinda una calidad de imagen muy básica que hace prácticamente inservible la posibilidad de grabar vídeos a 720p, materializados en unos clips con claras distorsiones y aberraciones cromáticas.

Por otra parte, y debido a la ubicación del captor, es sumamente fácil que alguno de nuestros dedos se interponga en la grabación. La cámara salda así una presencia que podríamos calificar de testimonial, ya que ni siquiera viene acompañada de un segundo captor frontal con el que realizar videollamadas por Wi-Fi.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En otro orden de cosas, cabe destacar que el puerto micro-USB de este Archos 43 puede actuar como puerto anfitrión o USB Host, por lo que tiene las mismas posibilidades que los teléfonos de Nokia con USB On-the-go. La pega es que, como ya hemos comentado respecto a la salida mini-HDMI, la caja del producto no incluye el cable adaptador necesario para sacarle partido a esta prestación.

Una autonomía que ni suma ni resta
No es que el Archos 43 sea el MP4 con mejor autonomía del mercado, pero sus marcas son bastante decentes al menos realizando sus distintas funciones por separado. El fabricante habla, por ejemplo, de unas 36 horas de reproducción musical que bajan a 10 horas cuando se trata de vídeo, estimaciones que han demostrado ser bastante precisas en la práctica.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lógicamente, las conexiones inalámbricas y el uso de la pantalla se encargan de rebajar la duración real de la batería. En este sentido, en nuestras pruebas la batería ha aguantado de media unas 3 jornadas completas con un uso medianamente intensivo, con su par de horitas de música al día, un capítulo diario de alguna serie de ficción y el Wi-Fi siempre activo para descargar automáticamente el correo electrónico al llegar a casa y detectar la red inalámbrica doméstica.

Atractivos descompensados
Si uno sólo busca un buen reproductor de vídeos apto para el bolsillo del pantalón, el Archos 43 es una excelente opción cuyo precio, además, se queda en 200 euros para la versión con 16 GB de almacenamiento. Quien quiera algo más, en cambio, se encontrará con una pantalla cuyas virtudes táctiles merman la experiencia de usuario de una versión de Android ya de por sí algo mermada.

Cierto es que la mayoría de mortales tendrán de sobra con las 30.000 aplicaciones que se pueden descargar a día de hoy de AppsLib, pero no dejan de suponer un recorte difícilmente justificable respecto al catálogo total de Android Market, al que sí que pueden acceder alternativas de firmas como Samsung.

Archos 43 Internet Tablet
Archos 43 Internet Tablet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, teniendo en cuenta que la versión del iPod touch de 8 GB -que posee una excelente pantalla y no tiene rival en esto de las descargas- sólo cuesta unos 30 euros más que este dispositivo de Archos, se nos antoja difícil recomendarlo a quien busque algo parecido a un tablet de bolsillo o un smartphone sin funciones telefónicas.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar