• Impossible Instant Lab: de un vistazo
  • Sigma 19 mm f2.8 EX DN para Sony E: análisis
Prueba de producto
CUANDO TABLET Y TECLADO SON UNO

Archos 101 XS: análisis

 
1
OCT 2012

No es el primer tablet que recurre al teclado externo como reclamo, pero lo hace con un magnetismo propio: el que emplea para unir sus dos mitades entre sí. Haciendo las veces de teclado y de cubierta para su pantalla de 10,1 pulgadas, el llamado Coverboard es el elemento más distintivo del nuevo Archos 101 XS. La firma gala mejora además la experiencia de uso habitual de sus tablets gracias a Android 4.0, aunque sigue habiendo algunos puntos del rendimiento y el diseño del equipo que se podrían haber pulido más. Empezando por el mismo teclado, útil para usos ocasionales pero muy poco practicable para sesiones de mecanografía largas y regulares.

Archos quiere subir de nivel en esto de los tablets. Y el primer gran exponente de esta tendencia es el 101 XS, que inaugura una nueva generación caracterizada por un denominador común: la participación (sí o sí, pues no se vende por separado) de un teclado que recurre a distintos imanes para servir como soporte de sobremesa y ya de paso proteger la parte frontal del equipo a la hora de transportarlo.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por diseño y software lo cierto es que el fabricante francés ha dejado atrás buena parte de las carencias de sus anteriores tablets (aunque no todas), manteniendo por supuesto su mayor fortaleza: la reproducción de vídeo en distintos formatos y resoluciones. Lástima que la fórmula falle claramente al intentar proporcionar un teclado realmente cómodo. Sirva este análisis para dar cuenta de éste y otros inconvenientes, pero también de los puntos a favor de este equipo.

Cambio de estilo

Si bien se mantienen ciertos rasgos que siempre han caracterizado a los tablets de Archos (como los laterales ligeramente curvados), el 101 XS tiene un estilo parcialmente redefinido cuyo cambio más evidente a primera vista es la apuesta por el color blanco. Resulta, por así decirlo, más bonito que predecesores como el 101 G9 (aunque como contrapartida hace más visibles los rastros de polvo y suciedad que acaban impregnándose en la carcasa por el uso cotidiano).

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, se emplea el aluminio tanto alrededor del marco como en la parte trasera del tablet, aunque en las partes blancas se opta por el plástico de siempre. Sobre esta base, el gran cambio está en la renuncia a la clásica pata trasera desplegable y la apuesta por el llamado Coverboard.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La idea es parecida a la que emplean teclados para tablets de fabricantes como Logitech: su principal función es añadir teclas al conjunto, pero también sirve como cubierta delantera. La gran particularidad de esta solución de Archos está en que recurre a imanes repartidos estratégicamente por la superficie del Coverboard para acoplarse a las partes metálicas antes descritas.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el "modo cubierta", el marco de aluminio que rodea la pantalla se alinea con las zonas imantadas de las partes superior e inferior del teclado. El agarre es lo suficientemente fuerte como para que el tablet y el Coverboard no se separen accidentalmente, y lo suficientemente suave como para que el usuario pueda separarlos con facilidad. Basta con empujar un poco por cualquier extremo, e incluso es relativamente fácil sostener el conjunto con una sola mano y desplazar alguna de las dos partes con el pulgar.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el "modo netbook", el tablet se coloca sobre una hendidura del Coverboard de forma que queden acoplados tanto a través de más imanes como por un puerto de conexión. Pero para que el conjunto no se desarme solo se recurre a otro imán, situado en un panel que se alza desde la parte superior derecha del teclado y que incluye un pliegue al más puro estilo "origami". El tablet queda así ligeramente inclinado hacia atrás y bien sujeto. De hecho, se puede levantar el equipo sujetándolo por la pantalla sin que el teclado se separe.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya contamos en su día, esto último no es posible en otros tablets con teclado como el Asus Eee Pad Transformer. Y también cabe destacar que, cuando este tipo de equipos suelen pesar en torno a un kilo o más al combinar tablet y teclado, el Archos 101 XS se queda en unos 800 gramos. Claro que esto también se debe a que el Coverboard no amplía ni la autonomía del tablet ni su conexión física a base de baterías y puertos adicionales.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, y si bien el teclado lleva un puerto micro-USB propio en su parte trasera, éste sólo sirve como una opción más para recargar el tablet cuando tenemos todo el conjunto montado. Si lo empleamos para conectar el 101 XS al ordenador, este úlitmo muestra el típico mensaje "no se puede reconocer el dispositivo", por lo que no podemos transferir archivos ni nada por el estilo.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Mientras que en el lateral izquierdo el Archos 101 XS integra varios conectores (incluyendo una salida mini-HDMI), a la derecha se situán el botón de encendido y el control de volumen.

Sin el teclado, por cierto, el peso del 101 XS se queda en 600 gramos y el grosor en unos más que correctos 8 milímetros (que crecen a 13 milímetros al usar el Coverboard como cubierta). Menos correcta resulta la ergonomía del control de volumen y el botón de encendido y apagado, pues son algo incómodos de pulsar. Al menos, si lo tenemos montado en el teclado, la pantalla puede encenderse pulsando cualquier tecla.

Dándole a la tecla

Precisamente eso de usar teclas especiales para controlar ciertas funciones del sistema es otra característica habitual de los teclados para tablets, como vimos en el Logitech Tablet Keyboard. Y en combinación con la pantalla táctil, lo cierto es que resultan bastante útiles: convocar la vista multitarea pulsando su tecla especial y luego entrar a la aplicación deseada aplicando el dedo sobre el panel, mostrar las opciones contextuales a través de otra tecla y elegir la deseada directamente en la pantalla... son algunas de las combinaciones posibles.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También hay teclas pensadas para volver al escritorio principal, mostrar el panel de notificaciones o dar un paso atrás, junto con los habituales botones para modificar el brillo de pantalla o el volumen. Todo esto está muy bien, pero... ¿qué sucede a la hora de, simple y llanamente, mecanografiar?

Por desgracia, no es el mejor teclado para tablets en términos de ergonomía. El espacio dedicado a las teclas es más estrecho de lo habitual, éstas son consecuentemente más pequeñas y su nivel de hundimiento al ser presionadas puede ser insuficiente para quienes gusten de sentir cierto "feedback" en las yemas de los dedos. El teclado, además, reposa siempre de forma paralela a la superficie en la que lo apoyemos.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Su menor tamaño es una de las principales desventajas del teclado del Archos 101 XS frente a soluciones externas como el Logitech Tablet Keyboard.

Usarlo para largas sesiones de escritura, como consecuencia, hará que acabemos con las manos y las muñecas completamente doloridas. Archos ha concebido la fórmula del Coverboad primando su facilidad de transporte y acople muy por encima de su comodidad de uso. De hecho, corregir los defectos arriba señalados (salvo quizás la anchura, pues a ambos lados de las teclas hay unos dos centímetros desaprovechados) hubiese dado lugar a un teclado más voluminoso y pesado.

Al final, la función que mejor cumple el Coverboard es la de soporte de sobremesa. La presencia de las teclas, eso sí, es de agradecer para usos cotidianos como introducir contraseñas, escribir direcciones URL o hacer alguna búsqueda de aplicaciones en Google Play de forma más cómoda que con el teclado virtual de Android.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De todas formas, si uno se atreve a sacarle mucho partido para labores ofimáticas, hay un muy buen detalle por parte de Archos: el equipo lleva preinstalado Office Suite Pro 6 para crear y editar documentos de Word, Excel y PowerPoint. La firma gala le ahorra así el usuario los 12 euros que cuesta esta aplicación en la tienda de descargas de Android.

Madurando poco a poco

Si nos olvidamos momentáneamente del Coverboard y nos centramos en el desempeño del 101 XS como tablet puro y duro, es justo decir que Archos va poco a poco limando sus clásicas asperezas. Sobre todo porque se beneficia del trabajo que ha hecho Google con Ice Cream Sandwich, quizás la primera versión de Android para tablets realmente seria.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sí, también se dijo lo mismo al principio de Honeycomb y resultó ser un fiasco, pero de una versión a otra la estabilidad del sistema ha ganado varios enteros. Ya no se producen tantos "cuelgues" en las aplicaciones, aunque "widgets" como el de YouTube siguen siendo especialmente proclives a sufrir fallos de conexión que hacen que deje de mostrar su contenido.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También ha mejorado la fluidez gráfica, especialmente en aspectos como la velocidad para rotar la interfaz a golpe de acelerómetro. En las especificaciones, capitaneadas por un chip OMAP 4470 con procesador de doble núcleo a 1,5 GHz y 1 GB de RAM (883 MB, para ser más exactos), cabe destacar la presencia de estándares inalámbricos como el Wi-Fi Direct o el Bluetooth 4.0, sin que falten prestaciones habituales como el GPS integrado. El almacenamiento de 16 GB, por cierto, se traduce en 13,83 GB reales (indistintamente para aplicaciones y archivos) ampliables mediante tarjetas microSD.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como siempre, Archos aporta su buen hacer en la parte multimedia con un reproductor de serie que acepta vídeos en todos los formatos indispensables (incluyendo DivX, MKV y archivos de subtítulos) y sin que se la atraganten las resoluciones HD, ya sean 720p o 1080p. También hay una salida mini-HDMI (el cable adaptador ya tiene que ponerlo el usuario de su parte), aunque no cámara trasera, conformándose el captor frontal con tomar fotos a 1.280 x 960 píxeles y vídeos de 720 líneas y 30 fotogramas por segundo.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto a los tablets de la saga G9, la ausencia más destacable es la de ese 3G Stick que permitía añadir al equipo una ranura SIM de forma bastante sencilla. Parece que Archos prefiere no meterse en berenjenales y conformarse con el Wi-Fi. Para conectarse a las redes telefónicas, al fin y al cabo, ya hay muchos smartphones que pueden compartir su conexión con el 101 XS mediante "tethering" o anclaje de red.

Los malos detalles

Aunque Archos haya sofisticado en líneas generales su diseño habitual en este tablet, hay algunos detalles que no son precisamente muy elegantes. Especialmente en el caso de la pantalla. La calidad de visionado del panel de 10,1 pulgadas y 1.280 x 800 píxeles es correcta. Y la ausencia de un gestor de brillo automático, teniendo en cuenta la tendencia que tienen estos sistemas a oscurecer la pantalla más de lo debido, tampoco es muy traumática. Los problemas surgen al querer encenderla.

Como ya pasaba en modelos anteriores, el tiempo que pasa entre que pulsamos el botón correspondiente y la pantalla se enciende es demasiado alto, de en torno a 2 segundos. Además, y si bien se puede manejar con pulsaciones y deslizamientos suaves, quienes estén acostumbrados a ejercer un poco más de presión de la necesaria notarán que los clásicos halos que se forman por debajo del cristal aparecen con más asiduidad que en otros tablets de precio semejante.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro detalle negativo se produce cuando conectamos y desconectamos el teclado: a los pocos instantes de realizar cualquiera de ambas acciones, la imagen en pantalla desaparece durante una fracción de segundo para volverse a cargar, animación de apertura incluida. Funcionalmente no es algo que moleste en exceso, pero tampoco es la solución más elegante ni agradable para la vista.

También hemos notado un comportamiento extraño del sonido cuando se producen notificaciones de nuevos correos electrónicos, menciones en redes sociales o actualizaciones disponibles. A veces, aunque tengamos configurado el volumen en un nivel bajo, el efecto sonoro de la notificación suena parcialmente a máximo volumen para luego bajar de golpe. Puede llegar a resultar bastante molesto, aunque sólo nos ha sucedido un par de veces y debería ser un fenómeno fácilmente solucionable en una futura actualización de firmware.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, hay que hablar de la autonomía. Si uno sólo usa el tablet para revisar el correo por la mañana, matar el tiempo con algún juego mientras va y viene de casa al trabajo en transporte público y leer algo por la noche, el 101 XS puede aguantar perfectamente tres días seguidos sin necesidad de recarga. Pero en uso continuo no aguanta el envite con muchos otros tablets: apenas da para un par de películas seguidas, a no ser que rebajemos el brillo al 50% y renunciemos al Wi-Fi.

Otro gallo cantaría si el Coverboard llevase su propia batería y ésta fuese capaz de recargar sobre la marcha la del tablet, pero no es el caso. Al menos, y dejando a un lado el tema de la ergonomía a la hora de mecanografiar, la autonomía no se ve tan mermada como con otro tipo de teclados que requieren tener siempre activa la conexión Bluetooth.

Un teclado más transportable que manejable

Quien busque un tablet convertible en netbook con la vista puesta en pasar todo el día mecanografiando, mejor que no piense en el Archos 101 XS. Sus extremidades superiores se lo agradecerán. Pero si lo que uno quiere es tener las teclas físicas siempre a mano para hacer búsquedas de vez en cuando, publicar algún comentario en redes sociales o, como mucho, revisar un texto ya elaborado, este tablet es una opción factible que no obliga al usuario a pelearse con un teclado virtual.

No en vano, quizás sea la combinación entre tablet y teclado que mejor solventa la papeleta del porte. Y con un sistema de acoples magnéticos bastante bien pensados y firmes que, ya de paso, proporcionan una cubierta frontal bastante práctica. Es además lo mejor que ha hecho Archos hasta la fecha en términos de diseño, aunque algunos detalles siguen siendo mejorables.

Archos 101 XS
Archos 101 XS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Manteniendo el buen nivel acostumbrado en la reproducción multimedia, el 101 XS da un paso adelante en la experiencia de usuario gracias a Android 4.0. Archos promete además actualizarlo a la versión 4.1 (alias Jelly Bean) antes de que acabe el año, aunque esto no pondrá fin a carencias como la de una cámara trasera (aviso para quienes no se sientan raros haciendo fotos con un tablet en público y a plena luz del día) y difícilmente lo hará con la limitada autonomía del equipo.

Su precio en España es de 380 euros, bastante competitivo en comparación con otros tablets que también incluyen teclado. El fabricante francés también lanzará próximamente versiones equipadas con pantallas de 8 y 9,7 pulgadas, que serán presumiblemente más económicas pero también optarán por teclados presumiblemente más pequeños todavía.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fuentes y más información
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar