• HTC Touch Dual: de un vistazo
  • Jobo Giga Vu Extreme: toma de contacto
Prueba de producto
SEGUNDO INTENTO

Apple TV: toma de contacto

 
11
ABR 2008

Después de un fallido intento inicial, Apple vuelve a la carga con la segunda versión de su Apple TV, también conocida como "Take 2". Vídeos de YouTube, fotos de Flickr y contenido audiovisual en alta definición son algunas de las lindezas que ofrece este receptor y reproductor multimedia, después de haber sido sometido a un buen lavado de estómago. Desgraciadamente, algunas de estas opciones sólo están disponibles -por ahora- en Estados Unidos.

Hace un año se ponía a la venta la versión primigenia del Apple TV. Steve Jobs, máximo responsable de la compañía, la había anunciado en septiembre de 2006 -todavía con el nombre en clave iTV- durante una presentación en San Francisco.

A priori, el objetivo del nuevo dispositivo era simple: convertirse en el receptor y reproductor multimedia por excelencia y llenar el vacío que existía entre el ordenador y el televisor.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No funcionó. Jobs en persona lo reconocía a principios de este año durante la convención anual de la compañía (la Macworld Conference & Expo) en San Francisco. Las mentes pensantes de Apple se equivocaron. Y han rectificado.

La reciente actualización que ha experimentado el Apple TV lo ha desligado del ordenador al que antes estaba atado. El dispositivo ofrece ahora contenido audiovisual directamente en el televisor del salón, sin necesidad de tener cerca un Mac o un PC.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Apple TV dependía básicamente del ordenador en su primera versión. Si bien se puede seguir accediendo a vídeos, música y películas que estén guardados en la biblioteca de iTunes, ahora se abre la puerta a más contenidos. El único requisito: una conexión a Internet.

El catálogo de material audiovisual disponible directamente desde el Apple TV ha crecido con los vídeos de YouTube, las fotos de Flickr y la compra y el alquiler de música, series de televisión y películas.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que la compra y el alquiler de películas desde el Apple TV es un buen "reinicio", la mala noticia es que, por ahora, esta opción queda limitada a Estados Unidos. Fiel a la política de Apple en este sentido, la versión europea del Apple TV llega desprovista por tanto de una de sus novedades más interesantes.

Los datos oficiales apuntan que esta opción estará disponible a lo largo del año, pero por ahora sólo cabe añadirla a la lista de carencias de este dispositivo.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un dato que, unido al más que restringido número de formatos de vídeo admitidos y a otros detalles, hace que este producto parezca por ahora más un capricho que una auténtica necesidad.

Así las cosas, por mucho que esconda un gran potencial bajo su elegante capó, actualmente el Apple TV pasa por ser un dispositivo muy "cool" para hacer compañía al televisor, pero con una funcionalidad real demasiado limitada.

Distinción marca de la casa
Como casi todo lo que sale de los laboratorios de Cupertino, el diseño del Apple TV es minimalista, distinguido, elegante y moderno. Señas de identidad a las que Apple ya hace tiempo que nos ha acostumbrado.

El dispositivo -que luce una superficie de colores blancos, grises y plateados- mide 19,7 centímetros por cada uno de sus lados y su grosor es de sólo 2,8 centímetros. Su peso apenas sobrepasa el kilo.

Hay dos modelos disponibles, cuya única diferencia estriba en la capacidad del disco duro incorporado y -consecuentemente- en el precio. Así, el precio del Apple TV de 160 GB ronda los 380 euros, mientras que el de 40 GB puede conseguirse por unos 290 euros.

Con y sin cables
De la parte frontal sólo destaca el receptor de infrarrojos para el mando a distancia. Bautizado como Apple Remote, es el mismo que incluyen los ordenadores iMac, y su aspecto recuerda enormemente al antiguo iPod shuffle. Su sencillez maravilla.

La parte trasera del Apple TV está reservada a las conexiones. El puerto HDMI y la conexión de vídeo por componentes son los platos fuertes.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También dispone de una conexión óptica de sonido por si se quiere disfrutar de la tecnología Dolby Digital 5.1 con contenidos que soporten este tipo de sistema. Una salida analógica de sonido, un conector USB 2.0 y un puerto Ethernet completan el elenco de conexiones.

El Apple TV emplea una red inalámbrica basada en las normas 802.11n, de modo que rara vez se utilizará el puerto Ethernet. Si el objetivo es trasladar contenido del ordenador al televisor sin cables de por medio, mejor confiar en la red inalámbrica, que dicho sea de paso funciona de maravilla con el Apple TV.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, la instalación y puesta en marcha del aparato es realmente sencilla y rápida. Otro signo de distinción de la casa que Apple ha sabido mantener en este dispositivo.

Lo que no deja de sorprender es que, aparte del de alimentación, Apple no incluya ningún otro cable en el contenido de la caja. Mejor tener un cable HDMI a mano si se quiere disfrutar inmediatamente del Apple TV nada más desempaquetarlo.

La alta definición está en el aire
El Apple TV es un receptor-reproductor multimedia, y como tal recibe y reproduce archivos de vídeo y audio (además de fotografías). Aunque respecto a los formatos de audio e imagen admite los más populares (MP3 y JPEG, entre muchos otros), el apartado de vídeo cuenta con más limitaciones.

Y es que el nuevo dispositivo de Apple sólo acepta la compresión H.264 con los formatos M4V, MP4 y MOV. La tasa de transferencia de datos no supera los 5 megabits por segundo (una cifra muy inferior a los 36 que ofrece la tecnología Blu-ray), lo que hace que la calidad de la imagen también se resienta.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quedan por tanto descartados los demás formatos de vídeo, como los famosos DivX, Xvid, VOB y AVI, entre otros.

Naturalmente, el Apple TV es compatible con todos los vídeos que se adquieran a través de iTunes Store, aunque en ningún caso pueden superar una resolución de 1280 x 720 píxeles. Es decir, el Apple TV toca techo con la especificación HD Ready.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para poder visionar un formato no admitido por Apple TV, se puede recurrir al programa QuickTime Pro -también de Apple, que lo vende por 30 euros- para exportar el archivo a un formato que el dispositivo reconozca.

Los más atrevidos tampoco descartarán abrir la máquina y probar suerte con alguna modificación (Internet está repleta de información al respecto) que abra la puerta a los vídeos DivX.

YouTube, Flickr y poco más
La posibilidad de reproducir vídeos de YouTube e imágenes de Flickr directamente en el televisor a través de Apple TV es, sin duda, la mejor baza de esta actualización.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En un primer momento, es difícil contener la emoción al pensar en la cantidad de recursos disponibles en ambos portales. Sin embargo, el entusiasmo inicial pierde intensidad al comprobar el insufrible sistema de búsqueda al que está sometido el usuario.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Apple TV no dispone de un teclado externo opcional (como el del Archos TV Plus, por ejemplo), y no queda otro remedio que introducir el nombre de aquello que andemos buscando letra a letra mediante el simplísimo Apple Remote.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para más inri, en el caso de Flickr sólo pueden verse las fotos de usuarios que previamente se hayan agregado a la lista de "amigos". No existe opción de búsqueda alguna.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No obstante, la calidad de imagen es en ambos casos más que notable. Los vídeos de YouTube lucen estupendamente en la pantalla de 42 pulgadas utilizada para esta prueba, y las imágenes de los usuarios de Flickr tienen un aspecto inmejorable vistas a través de una conexión HDMI.

Aparte de los vídeos de YouTube, las fotos de Flickr y la música y los vídeos que podamos tener en nuestra biblioteca de iTunes, el Apple TV no ofrece mucho más en Europa. Al otro lado del charco es otro cantar.

Hermanos siameses
Los usuarios del Apple TV en Estados Unidos disfrutan de un catálogo de material audiovisual mucho más amplio. Hace ya meses que a través de iTunes Store se pueden comprar películas y series de televisión.

Recientemente, se ha activado también el sistema de alquiler de películas -en definición estándar y alta definición- a través de iTunes Store y por supuesto del Apple TV. Y lo mejor de todo es que la mayoría de las grandes distribuidoras de cine de Hollywood se han subido al carro de Apple.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Una de las funciones básicas del Apple TV: la reproducción de archivos -en este caso musicales- de nuestra librería de iTunes.

¿Será capaz la firma de Steve Jobs de conseguir con el cine y el Apple TV lo que ya ha logrado con la música y su iTunes Store?

Viendo de lo que es capaz el Apple TV en su país de origen y el poco rendimiento que se le saca en el viejo continente, nos invade el desánimo. Es como tener un Ferrari con el que no podemos sobrepasar los 60 kilómetros por hora.

Si bien algunos portavoces de Apple aseguraron que el alquiler de películas llegaría a Europa "a corto plazo", todavía no se sabe nada al respecto.

El camino del éxito
Convencer a millones de usuarios de que el Apple TV es el dispositivo del futuro para disfrutar de material audiovisual en alta definición no va a ser tarea fácil. Y menos cuando hay competidores que ya se le han adelantado o que lo siguen de cerca.

El eterno rival de Apple, con su videoconsola Xbox 360, ya ofrece prestaciones parecidas. Y en algunos aspectos, mejores.

A través del dispositivo de Microsoft también se puede acceder a un ordenador que incorpore el paquete Windows Media Center y disponer así de todo el material audiovisual que contenga: música, imágenes y vídeo (DivX incluido). Y como no podía ser de otra manera, en Estados Unidos también existe el alquiler de películas a través de la Xbox 360 y su servicio Xbox Live.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La reproducción de podcasts es otra de las prestaciones heredadas del Apple TV original.

Otro producto que intentará hacerle sombra al dispositivo de Apple es el Archos TV Plus. El nuevo centro multimedia de Archos, que tuvimos oportunidad de ver y toquetear hace unos meses, además de ofrecer una funcionalidad casi idéntica a la del Apple TV, incorpora también la opción de grabar contenidos de la señal televisiva en su disco duro y a través de un sintonizador digital externo.

Recientemente, ha trascendido información sobre una patente de Apple que podría abrir el camino a la inclusión de un sintonizador para grabar la señal de televisión. El tiempo dirá qué hay de cierto en este asunto, pero por ahora no hay nada oficial y la patente se remonta a 2006.

En tu casa
Está claro que Apple sabe vender muy bien sus productos. Se trata de dispositivos tecnológicamente excelentes -en la mayoría de los casos- y con diseños innovadores que marcan tendencias. Las creaciones de esta compañía californiana generan una ansiedad que sólo se apacigua cuando por fin se poseen.

El MacBook Air, el último portátil de los de Cupertino, es un claro ejemplo. ¿Y qué pasará con el Apple TV? Su futuro es más incierto.

Tal y como apuntábamos, se trata de una herramienta con mucho potencial, pero que hay que mimar en exceso. En Estados Unidos, comprarse un Apple TV puede ser una opción más para disfrutar del cine en casa en alta definición.

Apple TV
Apple TV
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En Europa, de momento, lo único que se puede disfrutar en alta definición con Apple TV son los tráilers de la página de QuickTime de la propia compañía.

¿Es buena idea hacerse con una de estas cajitas ahora mismo? La última palabra siempre la tiene el usuario, si bien es evidente que el Apple TV europeo no resulta a día de hoy muy tentador. En el futuro, quizás para algunos sea una herramienta indispensable. Otros elegirán la tecnología Blu-ray, e incluso habrá quienes seguirán encaprichados con sus DVD.

En cuestiones de mercado Apple rara vez se equivoca, aunque algunas veces nos hace esperar más de la cuenta. ¿Alguien ha mencionado el iPhone?

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar