Crónica

Así es la Apple Store de Passeig de Gràcia

 
26
JUL 2012
Iker Morán   |  Barcelona

No es la primera tienda de Apple en España. Tampoco en Barcelona. Ni siquiera es la primera Significant Store del país (nombre con el que se conocen las tiendas ubicadas en la ciudad y no en centros comerciales), puesto que ese mérito le corresponde a la de Valencia. Pero pese a todo, la apertura del nuevo local en el número 1 del Passeig de Gràcia de Barcelona se ha convertido en uno de los acontecimientos del momento en la ciudad condal.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque los más impacientes y apasionados seguidores de Apple tendrán que esperar hasta el próximo sábado a las 10 de la mañana, hoy mismo la compañía ha celebrado una pequeña inauguración para la prensa que, como era de esperar, ha acudido en masa a la convocatoria.

Según han explicado los portavoces de Apple, con 2.500 metros cuadrados se trata de la segunda tienda más grande de Europa después de la londinense de Covent Garden. Más allá de todos esos metros repartidos en tres plantas, el diseño responde a las habituales líneas minimalistas de los locales de la firma de Cupertino.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a esta suerte de estandarización, no han faltado los guiños domésticos. Empezando por los discursos en catalán (e inglés) y el logotipo al estilo Gaudí que en la entrada advierte a los curiosos que se asoman a los cristales de la inminente apertura.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además, la piedra usada tanto en el interior del local como en la fachada del edificio (reconstruida por artesanos locales respetando el aspecto original de este histórico edificio sito en pleno centro de Barcelona) es gres extraído de canteras de la zona.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Otro detalle único es la pared de cristal que preside la tienda y que sirve de base para una espectacular escalera con peldaños que parecen estar suspendidos. En la zona superior, el característico Genius Bar de las tiendas Apple y una nueva zona dedicada a clientes de empresas.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que más allá de los escuetos discursos de bienvenida, el interés de la jornada era descubrir los rincones de esta luminosa tienda con vistas a la Plaça de Catalunya, aparentemente terminada en el último segundo antes de la presentación a la prensa. De hecho, se comentaba entre los asistentes que anoche los pintores todavía se afanaban con los últimos detalles y esta misma mañana, minutos antes de que la prensa accediera, los equipos de limpieza salían por la puerta tras dejarlo todo reluciente.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La inauguración este próximo sábado pone el broche a unas obras que se han alargado durante casi dos años. Nada en comparación con la tienda que Apple abrirá en la madrileña Puerta del Sol y sin el aliciente de la polémica suscitada por la retirada del cartel publicitario de Tío Pepe que coronaba ese edificio. ¿Habrá una versión castiza del logo de la manzana para evitar rencillas con la versión gaudiniana de Barcelona?

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Como manda la tradición los sonrientes y atentos empleados de la Apple Store esperaban a la entrada y se repartían a lo largo de la tienda. Más de 300 personas trabajarán en este centro, apuntan desde la compañía. Equipados con la clásica camiseta azul, algunos fotógrafos los miraban hoy con curiosidad sin entender muy bien el entusiasmo y ese concepto de "trabajador-fan" tan propio de la filosofía de Cupertino.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

"Espero que os paguen bien por estar tan sonrientes y guapos", les soltaban entre foto y foto. Porque, como todo el mundo sabe, en el mundo de Apple las fronteras son difíciles de definir. ¿Dónde acaba el periodista y empieza el "fanboy"? ¿Qué es noticia y qué una suerte de publirreportaje que estos días inundará todos los medios?

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Conscientes de ello y de la pasión que la manzana despierta también entre los muchachos de la prensa (que tire la primera piedra el que esté libre de pecado), durante esta apertura oficiosa ya se podía comprar (y estrenar el nuevo sistema de pago EasyPay) o resolver dudas y problemas en el Genius Bar.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que la crisis es algo que parece quedar fuera de las cristaleras de esta tienda, que sin duda será también un reclamo turístico más para las hordas de visitantes que se dejen caer por el centro de Barcelona durante este verano.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero en el mundo real, y dado que las tarjetas de crédito de los periodistas no andan para muchas alegrías ni para un MacBook Pro con pantalla Retina, en Apple no han querido que nos fuéramos con las manos vacías. Qué menos que una bonita camiseta con el logotipo en versión mosaico. Una futura reliquia que a buen seguro dentro de unos años estará muy cotizada.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar