Actualidad

Apple y Samsung retiran todas sus demandas fuera de Estados Unidos

1

La decisión no supone una tregua, pero reduce la tensión entre ambas empresas tras años de enfrentamientos en los tribunales internacionales

Samsung Galaxy S II
Samsung Galaxy S II
Apple demandó a Samsung por copiar sus diseños con productos como el Galaxy S II.
6
AGO 2014

La enemistad entre Apple y Samsung es más que pública. Sus enfrentamientos dieron comienzo prácticamente con el lanzamiento de los primeros teléfonos inteligentes de la firma surcoreana, y esta inquina solo ha ido subiendo de intensidad conforme Samsung ha incrementado su cuota de mercado. Ahora, tras años batallando en los tribunales en buena parte del planeta, ambas empresas comienzan a acercar posturas.

Las firmas de Cupertino y Seúl han hecho público un comunicado en el que expresan su intención de abandonar todas las demandas que se han interpuesto hasta la fecha fuera de los Estados Unidos. Esto incluye las acciones legales en Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Australia, Japón y Corea del Sur.

En el caso de Apple, que ha demostrado auténtica vehemencia en la defensa de lo que considera su propiedad intelectual, la mayoría de las demandas interpuestas contra Samsung están relacionadas por la supuesta copia del diseño de teléfonos y tablets. De acuerdo con los abogados de Apple, Samsung ha tomado más inspiración de la debida de los iPhone y iPad, llegando a plagiar tanto su aspecto externo como el software.

Samsung, por su parte, se ha defendido de Apple alegando que dispositivos como el iPhone utilizan ilegalmente tecnologías de comunicaciones inalámbricas desarrolladas en los laboratorios de la firma surcoreana. La situación se asemeja ya a una costosa guerra de desgaste sin un vencedor claro en el horizonte.

Una guerra especialmente costosa para Samsung

Aunque Apple y Samsung abandonarán sus demandas en Europa, Asia y Oceanía, el frente legal abierto en Estados Unidos permanece activo. El peso del mercado estadounidense y el hecho de que ya se han dictado dos importantes sentencias a favor de Apple hacen más difícil un acercamiento. En total, Samsung ya ha sido condenada a pagar más de 1.000 millones de dólares por infringir las patentes de Apple con sus productos comercializados en Estados Unidos.

El acercamiento de posturas entre Apple y Samsung es positivo para ambas compañías, puesto que Samsung suministra a Apple algunos de los componentes utilizados en la producción de los iPhone y iPad. Recientemente sus enfrentamientos motivaron la búsqueda de otros proveedores por parte de Apple, una decisión que ha dañado de forma importante la división de semiconductores de Samsung, conocida por los chips Exynos de los dispositivos Galaxy.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el desvío de la producción de microprocesadores al contratista TSMC por parte de Apple ha costado a Samsung cerca 1.000 millones de dólares. Concretamente, la división de semiconductores de Samsung ha pasado de tener unos beneficios operativos de 197 millones de dólares a unas pérdidas de 851 millones de dólares.

1
Comentarios
Cargando comentarios