• Polaroid Cube: análisis
  • bq Aquaris E5 HD: análisis
Prueba de producto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

iPhone 6 y iPhone 6 Plus: análisis fotográfico

5
8
OCT 2014

Probamos muchas cámaras a lo largo del año, y casi siempre hay una a mano. Pero no es menos cierto que desde hace ya tiempo en el bolsillo siempre nos acompaña el smartphone de turno, cuya cámara –con sus virtudes y sus defectos- se ha convertido casi en nuestro dispositivo fotográfico de cabecera. En todo este tiempo puede que hasta hayamos sacado alguna instantánea decente con el móvil.

Así que con los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus recién estrenados, era más que previsible que soltáramos todo lo que teníamos entre manos para irnos de paseo fotográfico con esta pareja. No hay grandes cambios, es cierto, pero sí alguna novedad interesante (estabilizador óptico al fin) y la promesa de Apple de que las mejoras en el procesador se notarían en el resultado final.

Y es que, una vez más, la compañía no ha dudado en poner el acento en las virtudes fotográficas de esta nueva generación. Como siempre sin entrar en la pelea de las especificaciones o los megapíxeles, pero conscientes de que las suyas están entre las cámaras más usadas del mundo (aunque para muchos sigan sin merecer la categoría de cámara).

Enfoque híbrido

Pero dejemos a un lado la filosofía y centrémonos en la práctica. Exteriormente la cámara ha cambiado. O mejor dicho: ha cambiado la carcasa de los iPhone 6, que ha adelgazado tanto que ahora la cámara sobresale en la parte trasera. Algo que estéticamente no convencerá a algunos y que extrañará al resto tras un primer vistazo, pero a lo que la mayoría no tardará en acostumbrarse.

La protección exterior de la óptica (que mantiene su apertura de f2.2) promete ser suficientemente resistente como para soportar los posibles roces y golpes. Evidentemente, unos días de uso no son suficientes para valorar este extremo. Ni para –como todo el mundo se preguntará medio en broma, medio en serio- saber si el teléfono se dobla o no. Nosotros, tras más de una semana llevándolo en el bolsillo y en bolsas varias no hemos detectado ningún problema en este sentido.

apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En escenas con poca luz o poco contraste se aprecia claramente la mejora que supone el nuevo enfoque híbrido

Lo que sí es evidente es la mejora en el enfoque automático. Y es que los iPhone 6 estrenan un sistema de autofoco híbrido que, igual que en muchas cámaras, combina el enfoque por contraste típico de las compactas con un mecanismo (diferencia de fase) que permite calcular la distancia entre los sujetos y los planos. Para entendernos, algo así como el enfoque que usan las cámaras réflex y que ahora es posible ver aquí gracias a la incorporación de píxeles dedicados al enfoque y que Apple ha bautizado como Focus Pixels.

Un movimiento similar al que ya realizó Samsung con el Galaxy S5 y que se traduce en un enfoque realmente rápido. Aunque en general ya lo era, es en las escenas con poca luz o poco contraste donde se aprecia la mejora.

iOS 8

La lista de novedades respecto al iPhone 5s es en realidad bastante escueta. El CMOS sigue siendo de 1/3 de pulgada, y por si alguien tenía curiosidad, tampoco el tamaño de píxel (1,5 micrones) ha variado. El objetivo, eso sí, gana unas décimas de angular respecto a la generación anterior y luce ahora una cobertura equivalente a 29 milímetros.

Sí es cierto que la aplicación oficial de cámara y la interfaz han cambiado, pero no hay que olvidar que esto llega de la mano de iOS 8 y que, por tanto, es exactamente igual que en cualquier otro terminal con esta versión del sistema operativo.

Muestras: iPhone 6 Plus
Fotografías realizadas con un iPhone 6 Plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus
fotografías realizadas con un iphone 6 plus

En automático la respuesta de los nuevos iPhone 6 es excelente, con una medición muy precisa incluso en escenas complicadas

Además de la opción de temporizador y time-lapse, hay dos novedades que resultan especialmente interesantes y que hemos podido explotar con los nuevos iPhone: la posibilidad de fijar la medición y el foco y compensar la exposición, y sobre todo el acceso de terceras aplicaciones a los controles manuales de la cámara, como en el caso de Manual. De nuevo, novedades que llegan al abrigo de iOS 8.

En todo caso, hay que reconocer que en automático la respuesta de los nuevos iPhone 6 es excelente, con una medición muy precisa incluso en escenas complicadas, a pleno sol –como ocurre en la mayoría de imágenes que hemos adjuntado en las galerías de muestras- y con contrastes fuertes.

Muestras: iPhone 6
Fotografías realizadas con un iPhone 6

En este sentido, dos cosas nos han gustado especialmente: el buen tratamiento de las luces altas, intentando siempre no quemarlas, y el atinado ajuste de color que se consigue de forma automática.

En nuestra pequeña excursión por los alrededores de Barcelona acabamos disparando con la terrible luz del mediodía, y pese a ello los iPhone 6 nos han entregado unas fotos con unos tonos más agradables de lo que imaginábamos.

Muestras: Panorámica
Imagen panorámica realizada con un iPhone 6 Plus
imagen panorámica realizada con un iphone 6 plus

Pensábamos que era el típico efecto optimista que se produce siempre al revisar las fotografías en la pantalla del móvil (la de 5,5 pulgadas y 1920 x 1080 puntos de resolución del 6 Plus es bastante espectacular), pero las imágenes aguantan perfectamente el órdago si las revisamos en el ordenador.

Estabilizador óptico

Cuando la luz escasea, todos los smartphones tienden a usar velocidades de disparo bajas para no tener que subir la sensibilidad, lo que suele dar como resultado imágenes trepidadas. De ahí que el estabilizador sea una de las prestaciones que más se agradecen. Estabilizador de verdad, no el digital que la inmensa mayoría de terminales ofrecen.

Apple por fin ha tomado nota, aunque reserva esta novedad solo para el iPhone 6 Plus. Desde la compañía se explica que este mecanismo trabaja en conjunción con el procesador A8 del teléfono y el M8 dedicado al movimiento, así como con el giroscopio para detectar y compensar el movimiento.

apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El estabilizador del iPhone 6 Plus nos ha permitido obtener imágenes libres de trepidación disparando a 1/4 de segundo

¿Por qué el iPhone 6 se ha quedado fuera? Ni el espacio –el grosor es el mismo- ni los procesadores que ambos comparten parecen justificar esa decisión. A favor del modelo más sencillo hay que reconocer que su sistema digital (al que Apple denomina auto stabilization) funciona también muy bien, usando cuatro fotos para componer una final con más detalle y sin trepidación. Un proceso que, por supuesto, se produce sin que en ningún momento lleguemos a percatarnos de ello.

En cualquier caso, y volviendo al iPhone 6 Plus, la incorporación se agradece, puesto que nos da más margen a la hora de disparar a pulso y con poca luz sin peligro de que las imágenes queden movidas. En este sentido, hemos sido capaces de obtener fotos libres de trepidación a 1/4 de segundo. Eso sí, como puede observarse en las muestras, la sensibilidad de 400 ISO, necesaria para disparar en plena noche, también pasa factura.

apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además del citado estabilizador óptico, los dos terminales presumen de un rendimiento mejorado en cuanto a la estabilización de las tomas de vídeo, que cuenta con otras tres novedades: enfoque continuo, grabación de 1920 x 1080 a 60p (atención, porque esta modalidad hay que activarla desde el menú de ajustes del teléfono) y vídeo a 240 fotogramas por segundo (con una resolución de 1280 x 720 puntos) que permite obtener un efecto de cámara lenta muy bien conseguido.

La denominada “estabilización cinemática” también muestra un excelente comportamiento y unos resultados muy aparentes. Y es que lo que vemos en pantalla después de grabar desde un coche en movimiento por una carretera de curvas nos ha convencido. El clásico efecto rolling shutter que se produce con estos sensores y dispositivos sigue estando presente, aunque bastante bien controlado.

La misma filosofía, mejores resultados

La historia se repite, pero ahora en una versión ligeramente mejorada. Las cámaras del iPhone 6 siguen apostando por una resolución moderada y su sensor tampoco es el más grande de los usados por un teléfono móvil. Tampoco su óptica es la más luminosa ni ofrece prestaciones como el vídeo 4K o la grabación de archivos RAW, prestaciones que ya están disponibles en algunos terminales de la competencia. Y no, tampoco soportan el agua, puestos a compararlos con modelos como el citado Galaxy S5 o el Xperia Z3 de Sony.

apple apple iphone 6 apple iphone 6 plus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las cámaras de los nuevos iPhone 6 vuelven a salir ganando cuando hablamos de facilidad de manejo, velocidad, simplicidad y buenos resultados

Pese a todo ello, desde un punto de vista fotográfico las cámaras de los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus vuelven a salir ganando cuando hablamos de facilidad de manejo, velocidad, simplicidad y buenos resultados. En foto y en vídeo.

El trabajo de los ingenieros de Apple en cuanto al procesamiento de las imágenes siempre ha sido excelente, dejando en evidencia a otras cámaras con mejores prestaciones pero que a la hora de la verdad ofrecen un archivo en peores condiciones.

Y es que un repaso a las galerías de muestras vuelve a evidenciar que, si se trata de hacer las cosas sencillas y bien, Apple tiene la fórmula maestra. Y los nuevos iPhone, una vez más, han sabido usarla.

5
Comentarios
Cargando comentarios