LAS CLAVES DEL úLTIMO TELéFONO DE APPLE

iPhone 4S: preguntas y respuestas 3

23
NOV 2011

Para unos habrá sido un paso lógico; para otros, una decepción. Pero si hay algo innegable sobre el iPhone 4S es que es el terminal que más está dando que hablar desde que Apple lo desveló el pasado 4 de octubre. Por eso, y en lugar de realizar un análisis de producto puro y duro como los que solemos publicar en QUESABESDE.COM, esta vez hemos trazado una serie de preguntas que intentaremos responder con la ayuda de un ejemplar del último smartphone de la firma de Cupertino entre las manos.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
¿De verdad que no ha cambiado nada su diseño respecto al del iPhone 4?
A primera vista, no parece que haya cambiado nada. Pero más allá de que el peso del iPhone 4S haya aumentado de forma casi imperceptible respecto a su predecesor (los datos oficiales de Apple reflejan que se ha pasado de 137 a 140 gramos), es precisamente al compararlo con el iPhone 4 cuando encontramos un par de sutiles cambios.

Empezando por el marco de acero inoxidable que rodea todo el perímetro del terminal (es decir, su antena). La del iPhone 4 tiene tres "cortes": dos en los laterales inferiores y uno en la parte superior. La del iPhone 4S, en cambio, eleva el número de estas pequeñas incisiones a cuatro: las mismas que el iPhone 4 en la parte inferior y -aquí está la diferencia- otras dos en los laterales superiores. Algo que ya sucedía con la versión del iPhone 4 pensada para redes CDMA.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Comprobando algunas diferencias de diseño entre un iPhone 4S (de color blanco) y un iPhone 4.

Este cambio -que no tiene ninguna razón estética, sino que responde al nuevo diseño de la antena- viene acompañado de una ligera reubicación de los botones laterales. Sobre todo de la palanca que activa y desactiva el modo silencioso, que se ha visto desplazada varios milímetros hacia abajo.

¿Acepta el iPhone 4S las fundas diseñadas para el iPhone 4?
Depende del caso. Lógicamente, el desplazamiento de los controles laterales puede provocar que ciertas fundas diseñadas para el iPhone 4 no encajen bien en el iPhone 4S. En los modelos que optan por habilitar un hueco para los botones, eso sí, lo más común es que no haya problemas.

O al menos eso es lo que hemos podido comprobar con varias fundas de este tipo creadas originalmente para el iPhone 4: encajan perfectamente en el último smartphone de la compañía estadounidense. Con la diferencia de que sobra notoriamente más espacio por encima de los citados botones y sutilmente menos por debajo, aunque siguen estando al alcance de los dedos sin que la funda origine -normalmente- ningún inconveniente.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mayor problema puede estar en aquellas fundas que opten por cubrir los botones de volumen con pulsadores, como sucede con los "bumpers" diseñados para el iPhone 4. En estos casos, puede haber problemas al intentar accionar dichas teclas, pero también conviene hacerse una pregunta: ¿qué sentido tiene colocarle al iPhone 4S una funda creada para solucionar unos problemas de antena que ya no existen y que además no protege ni la parte frontal ni la trasera del terminal?

¿Sigue teniendo problemas de cobertura?
Antes de responder a esta pregunta, conviene aclarar que el llamado fenómeno del "antenna gate" del iPhone 4 es más una leyenda urbana que otra cosa. Como ya explicamos el año pasado al analizar dicho terminal, las llamadas sólo llegan a cortarse en situaciones en las que ya de por sí había poca cobertura, como en un sótano o en ciertos núcleos rurales. Un problema que además afecta a muchos otros smartphones.

Con todo, el iPhone 4S ahora puede conmutar de forma inteligente entre las dos antenas que integra en su marco de acero inoxidable, pasando de una a otra en función de cuál tiene mejor cobertura. Ya no se producen por tanto esas bajadas y subidas repentinas en el número de barritas que indican la cobertura en la esquina superior izquierda de la pantalla del terminal por realizar el llamado "death grip" ("agarre letal").

¿Qué es eso del "world phone"?
La red de telefonía móvil más extendida en todo el mundo es la GSM, pero algunas operadoras en Estados Unidos y Asia trabajan sobre el estándar CDMA y lanzan teléfonos que sólo pueden conectarse a ese tipo de redes. La excepción son los llamados "world phones", que aceptan indistintamente tarjetas SIM (micro-SIM en el caso del iPhone 4S) pensadas para ambos estándares.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por tanto, si viajamos a algún país en el que se emplee un sistema distinto al de nuestra operadora, existe la opción de hacerse temporalmente con una micro-SIM de alguna compañía local para no tener que pagar las elevadas tasas de "roaming" o itinerancia al hacer llamadas o conectarse a Internet. Siempre y cuando se cumplan dos condiciones: que se trate de un iPhone 4S que no esté bloqueado por otra operadora y que a uno no le importe cambiar momentáneamente de número de teléfono.

¿En qué se nota el procesador de doble núcleo?
Como sucede con el diseño, a primera vista no parece que el nuevo chip A5 traiga consigo grandes novedades. La interfaz gráfica se mueve como la misma fluidez impecable de siempre y las aplicaciones pesadas se siguen ejecutando a la perfección. Ahora bien, si tomamos como referente un videojuego con mucha carga gráfica como "Infinity Blade" y comparamos su comportamiento en un iPhone 4 y un iPhone 4S, sí que se pueden notar algunas diferencias.

Ya nos pasó lo mismo cuando hicimos la misma prueba al analizar el iPad 2: si uno se fija bien, puede observar una leve mejora en la tasa de fotogramas por segundo. No obstante, las ventajas más importantes del doble núcleo se deberían notar a medida que se vayan lanzando aplicaciones optimizadas para el chip Apple A5.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los mismos creadores del "Infinity Blade" sostienen que, por ejemplo, la segunda entrega del juego será capaz de llevar a sus escenarios el mismo nivel de detallismo gráfico del que gozan los personajes de la acción. Claro que "Infinity Blade II" no será lanzado hasta diciembre, así que no tenemos todavía forma de comprobarlo.

Pero dejando a un lado las aplicaciones de terceros, no conviene olvidar que el doble núcleo también pone su granito de arena en la captura de imágenes. Y es que el Apple A5 lleva un procesador de imagen para la cámara que, según la firma de Cupertino, hace que ésta sea más rápida y fiable. Nuestros compañeros de la sección de fotografía serán los encargados de evaluar este apartado próximamente.

¿Qué hace falta para usar iCloud?
Pues ni siquiera hace falta un iPhone 4S, ya que los 5 GB de almacenamiento gratuito en la nube de iCloud también están disponibles en otros equipos de Apple como los iPhone 4 y 3GS, toda la línea iPad y las dos últimas entregas del iPod touch. En cualquiera de estos casos, eso sí, el primer requisito para disfrutar de todas sus ventajas (exceptuando el sistema iTunes Match para obtener copias de canciones que no hayamos comprado en iTunes, sólo disponible en Estados Unidos) es tener instalado en el dispositivo iOS 5 o una versión superior como la 5.0.1.

Foto: Quesabesde
Desde el menú de ajustes hay un apartado dedicado a iCloud para elegir qué aplicaciones sincronizar, hacer copias de seguridad o comprar más almacenamiento en la nube.

Como el iPhone 4S ya viene con iOS 5 preinstalado, nada más sacarlo de la caja y meterle la tarjeta micro-SIM ya podemos configurar iCloud. Basta con introducir nuestra cuenta de usuario de Apple y su correspondiente contraseña para luego elegir qué apartados en concreto queremos que sincronicen en la nube.

A partir de aquí, hay tres soluciones diferentes para gestionar iCloud desde un ordenador. Empezando por iTunes, siempre y cuando sea como mínimo la versión 10.5. Tras conectar el iPhone 4S al ordenador para dar autorización al programa a realizar modificaciones (un proceso que por desgracia suele fallar muchas veces en el caso de Windows), es posible gestionar música, aplicaciones y libros electrónicos.

Foto: Quesabesde
En iTunes basta con pulsar los iconos con forma de nube para descargar contenidos alojados en iCloud en todos los dispositivos de Apple asociados a la misma cuenta de usuario.

La segunda opción es el panel de control de iCloud, que ya viene incluido en Mac OS X Lion y requiere una descarga manual en Windows 7 o Vista (desde este enlace oficial de Apple). Es ésta una vía que, para empezar, permite sincronizar fotos tomadas con la cámara (que no vídeos, por desgracia), que se van agregando por defecto a una carpeta llamada "Fotos en streaming".

Al instalar el panel de control, se crean por defecto dos carpetas: una en la que se descargan las fotos y otra en la que se pueden añadir más. Y no, por mucho que lo hemos intentado. esto no sirve para añadir vídeos a la memoria interna del iPhone 4S. Mediante este software también pueden fusionarse páginas web favoritas con Internet Explorer y sincronizar calendarios, tareas, contactos y correos electrónicos de Microsoft Outlook 2007 o una versión posterior.

Foto: Quesabesde
El panel de control de iCloud para Windows.

¿Y qué pasa con quienes se hayan quedado en Windows XP o en versiones anteriores de Mac? Pues también está la opción de abrir el navegador web y acceder a la dirección icloud.com. Hay que tener el navegador actualizado a una versión más o menos reciente (como mínimo Internet Explorer 8, Firefox 5, Chrome 12 o Safari 5) e introducir el nombre de usuario y la contraseña para ver a gran pantalla una serie de iconos al estilo iOS.

Entre las opciones disponibles mediante este sistema no aparecen las fotos, pero sí otras como el correo electrónico, los contactos o la búsqueda de la ubicación del iPhone, que permite incluso bloquearlo de forma remota en caso de pérdida o robo.

Foto: Quesabesde
Accediendo a iCloud desde Firefox.

No hubiese estado mal tener una forma de gestionar todo el contenido de iCloud desde un mismo espacio, en lugar de permitir sólo algunas funciones dependiendo del método para acceder desde un ordenador. Pero bueno, siempre nos quedarán servicios ajenos a Apple, como Dropbox.

La mejor faceta de iCloud en lo que a su interacción entre distintos dispositivos se refiere, por supuesto, es lo rápido y bien que funciona al sincronizar el contenido del iPhone 4S y otros equipos de Apple, como el mismo iPad.

¿Cuáles son los cambios más significativos en la interfaz de usuario?
Dejando a un lado Siri, la novedad más significativa -y esperada por muchos- es el centro de notificaciones de iOS 5. Y sí, funciona de forma muy parecida a la pestaña de notificaciones de Android, pues se convoca arrastrando el dedo desde la parte superior de la pantalla y puede mostrar de un solo vistazo llamadas perdidas, e-mails recibidos sin leer o recordatorios, entre otras cosas.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por otra parte, es el único apartado de la interfaz gráfica de iOS 5 en el que se pueden encontrar "widgets": uno climático y otro con información bursátil. Si alguno no nos interesa, se puede descartar desde el menú de ajustes, donde hay un apartado para decidir qué debe aparecer en las notificaciones y qué no, incluyendo avisos de aplicaciones desarrolladas por terceros.

Dentro de dichos ajustes uno puede elegir cómo mostrar los avisos fuera del centro de notificaciones. Se puede optar entre una ventana emergente ("Alerta") o una franja que aparece por la parte superior de la pantalla ("Tira"), pero si no queremos ser molestados mientras estamos usando alguna aplicación que requiera toda nuestra atención -como un juego- también podemos prescindir completamente de este tipo de avisos.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Un ejemplo de cómo se muestra el centro de notificaciones de iOS 5 y varios apartados de su menú de ajustes.

Quizás era más que necesario introducir un sistema de este tipo, pues hasta ahora la forma de tener constancia de notificaciones atrasadas en iOS sólo consistía en los globos con indicadores numéricos que quedan anclados a los mismos iconos de las aplicaciones. Unos globos que, por cierto, también pueden pasar a mejor vida si el usuario así lo establece desde el citado menú de ajustes.

¿Cómo funciona iMessage?
De forma parecida a FaceTime. Pero no para realizar videollamadas, sino conversaciones de texto con envío de imágenes y vídeos (ya estén en el "Carrete" de la cámara o en la carpeta "Fotos en streaming"). Es decir, no hay que pagar a ninguna operadora cada vez que enviemos un mensaje o un archivo, pues todo funciona por Internet, ya sea mediante una conexión Wi-Fi o tirando de la tarifa de datos que tengamos contratada.

A diferencia de FaceTime, eso sí, iMessage no es de momento compatible con ordenadores Mac. Sí que funciona en las familias iPhone, iPad e iPod touch, y ésa es precisamente su gran ventaja respecto a Whatsapp. Aunque dicha aplicación sea compatible con varios sistemas operativos, no está disponible de forma oficial para equipos que no pueden realizar llamadas telefónicas, tengan o no una ranura para tarjetas SIM o micro-SIM (a no ser que se haga una modificación no autorizada de software, pero ése es otro tema).

Por otra parte, iMessage no tiene una aplicación propia que lleve su nombre, sino que está integrada dentro de una que siempre ha estado presente en el iPhone desde sus inicios: Mensajes. De hecho, en el menú de ajustes de esta última aplicación el usuario puede desactivar o activar iMessage a su libre albedrío.

Foto: Quesabesde
Desmarcar la casilla resaltada no significa que los mensajes no lleguen a enviarse si el receptor no usa iMessage, sino que serán convertidos en MMS en el caso de que vayan acompañados de imágenes (con el probable coste adicional que esto implica en la factura del teléfono).

Conviene aclarar, eso sí, un aspecto de dicho menú de ajustes que puede generar confusión: aquella que reza "Enviar como SMS" y cuya breve descripción añade la aclaración "si iMessage no está disponible". No es un control para bloquear o desbloquear el envío de SMS a equipos que no usen iMessage, sino para evitar (o no) que los mensajes que van acompañados de fotos o vídeos se conviertan en MMS al enviarlos a un teléfono que no use iOS 5 (o que usándolo tenga iMessage desactivado).

De todas formas, lo cierto es que la interfaz de la aplicación siempre se esfuerza por dejar claro si algo se va a enviarse o no por iMessage. No hay más que fijarse en lo que sucede cuando añadimos a un mensaje un destinatario que usa dicho sistema de mensajería: el "Nuevo mensaje" se convierte en "Nuevo iMessage".

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Además de cambiar el tipo de mensaje, en el momento en que estamos escribiendo algo a través de iMessage, el mismo cuadro para introducir texto muestra el nombre de la plataforma de mensajería instantánea de Apple.

Apple también emplea una sencilla forma para comprobar a posteriori que los mensajes han sido enviados por iMessage: ponerles un fondo azul frente al verde del que se tiñen los SMS. Y por supuesto, todo el historial de mensajes podemos consultarlo y continuar con ellos en un iPad o iPod touch configurado con la misma cuenta de usuario, iCloud mediante.

El último apunte sobre esta materia hay que ponerlo a la hora de elegir los destinatarios, pues para ello se pueden tomar como referencia números de teléfono y correos electrónicos. En el primer caso, los números se pueden introducir directamente desde el teclado de iOS; en el segundo, no vale con escribir una dirección de e-mail, sino que éste debe estar incluido en la ficha de un contacto de la agenda.

¿Qué pasa con los problemas de autonomía en iOS 5?
Pues existen, y no sólo porque hayan advertido de ellos muchos usuarios, sino porque la propia Apple admitió su existencia al afirmar que el lanzamiento de iOS 5.0.1 "soluciona problemas relacionados con la duración de la batería". De hecho, es algo que no afecta sólo al iPhone 4S, sino a todo el parque de dispositivos actualizados a iOS 5.

Es un asunto rodeado de bastante misterio, porque a día de hoy sigue sin estar claro cuál es el origen del problema. En las mismas cifras oficiales de Apple, eso sí, puede leerse un dato sorprendente: aunque sobre el papel la autonomía del iPhone 4S mantiene o mejora la del iPhone 4 en casi todas sus facetas, la duración en espera sobre redes 2G ha bajado nada menos que un tercio: de 300 a 200 horas.

Foto: Quesabesde
Tras una hora en reposo -actualizando, eso sí, cuentas de correo electrónico, Facebook y Twitter- y unos 10 minutos de conversación telefónica, el iPhone 4S suele consumir -en el caso de la unidad empleada para este análisis, actualizada a iOS 5.0.1- en torno al 5% de batería.

Sin embargo, en nuestro caso no hemos notado un empeoramiento de la autonomía respecto a la anterior versión del teléfono de Apple, que con un perfil de uso común pero no demasiado intensivo (con el brillo de pantalla al máximo, las conexiones 3G y Wi-Fi activas y el "push email" configurado con un intervalo de 15 minutos) puede llegar a rozar las dos jornadas completas sin necesidad de recarga.

Sí que hemos tenido constancia del fenómeno al que muchos apuntan como posible causa de todo: el extraño comportamiento de los servicios de localización. Como se informa en los ajustes de dicho apartado, un icono con forma de flecha violeta indica cuándo una aplicación está geoposicionando el terminal en cada instante.

A lo largo del día, dicho icono va apareciendo de vez en cuando en la parte superior de la pantalla aunque hayamos desactivado la opción de localización en todas las aplicaciones que puedan requerirla. Pero en los ajustes hay otro apartado denominado "Servicios del sistema" que aporta pistas sobre qué proceso es el que intenta geoposicionar.

Foto: Quesabesde
Los iconos con forma de flecha gris reflejan que iOS 5 se preocupa por comprobar más de lo necesario cuál es el huso horario adecuado.

Y sí, como se ha apuntado desde numerosos sitios, resulta extraño ver que equipos con iOS 5 como este iPhone 4S comprueban más de lo que deberían en qué zona horaria se halla. Por si las moscas, hay quien está optando por desactivar esta función y usarla sólo de forma manual cuando sea necesario.

El asunto, como decimos, es bastante misterioso, no parece afectar a todos los usuarios y en nuestro caso no hemos percibido nada excepcional, sino más bien el mismo rendimiento que en un iPhone 4 sin actualizar a iOS 5. Lo que está claro es que Apple tiene aquí un problema que debería solucionar pronto, y de hecho ya se especula con una próxima revisión de software para finiquitarlo. Veremos.

¿Qué le sigue faltando al iPhone 4S?
Para responder a esta pregunta hay que empezar obligatoriamente por Siri. Y no porque el asistente personal del último iPhone no vaya a ser capaz de hablar castellano hasta algún momento de 2012 (o al menos eso ha prometido Apple), sino porque incluso trabajando en inglés, francés o alemán también tiene otras funciones no disponibles fuera de Estados Unidos: ayudarnos a ubicar sitios en un mapa y guiarnos hasta ellos.

También es algo que en Cupertino prometen ir solucionando durante 2012, pero aún no está claro cómo. Y es que para buscar restaurantes y otro tipo de establecimientos Siri se alimenta de Yelp!, un servicio que limita su área de actividad a Estados Unidos y Canadá. ¿De qué fuente se proveerá Apple para realizar estas búsquedas en suelo europeo y español? Habrá que esperar para saberlo.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Luego hay otras cuestiones que se pueden echar en falta observando cómo se está comportando la competencia del iPhone. Empezando por una tan subjetiva como el tamaño de la pantalla. Seguramente muchos de quienes ya se han hecho con el iPhone 4S estarán más que cómodos con sus 3,5 pulgadas pulgadas de diagonal. Pero los smartphones con pantallas de 4 o más pulgadas -que no dejan de ofrecer teclados virtuales más espaciosos, por citar una de sus ventajas- han demostrado tener una fuerte demanda.

En esta misma línea de argumentación, Apple corre el riesgo de quedarse algo atrás en la navegación GPS. La aplicación Mapas puede trazar rutas con instrucciones paso a paso y en las que la ubicación del usuario se actualice en todo momento. Pero para encontrar software similar al de un navegador GPS de coche -con indicaciones de voz y visualización 3D, entre otras prestaciones- hay que pagar religiosamente por alguna aplicación de la App Store. Y Google y Nokia ya llevan un tiempo proporcionando alguna solución gratuita y avanzada de serie en sus terminales.

Apple iPhone 4S
Apple iPhone 4S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, no hay que olvidar lo que podrían considerarse "batallas perdidas" en el universo iOS. Ahora que Adobe ha renunciado ya a seguir desarrollando Flash para dispositivos móviles, se ha cerrado el debate sobre si el iPhone necesita o no ser compatible con esta tecnología. Pero sigue habiendo cosas que pueden reprochársele perfectamente a Apple, como la escasa compatibilidad de vídeos.

Una vez más, sólo se puede trabajar en MP4. Y por desgracia iCloud no sincroniza vídeos aunque hayan sido convertidos a dicho formato. Ni siquiera lo hace con los tomados con la cámara. Esta labor sigue requiriendo conectar el iPhone 4S a un ordenador, y en el primer caso hay que usar obligatoriamente iTunes. Aunque sea uno de los eslóganes con los que se está promocionando iCloud, lo cierto es que Apple no ha llegado completamente a "cortar el cable" a la hora de sincronizar según qué contenidos.

3
Comentarios
Cargando comentarios