Actualidad

El iPhone 4 salda su estreno con ventas millonarias pese a las críticas por los problemas de su antena

 
30
JUN 2010

Destacada por Apple como una de las novedades a tener en cuenta en la nueva generación del iPhone, la antena integrada en la estructura del teléfono se está convirtiendo en el principal quebradero de cabeza de la firma de Cupertino. Pese a que las ventas iniciales (1,7 millones de unidades durante los tres primeros días) hacen de este lanzamiento el más exitoso de la historia de Apple, los ya famosos problemas de cobertura del nuevo iPhone 4 están empañando su puesta de largo.

Estreno agridulce es, posiblemente, la mejor definición para describir las primeras horas del iPhone en los escaparates estadounidenses. Por un lado, las interminables colas para hacerse con uno de los primeros terminales que salieron a la venta el pasado día 24 y los millones de unidades vendidas en sólo unas horas. Por el otro, las crecientes críticas -ciertas o exageradas- por los problemas de recepción de la señal y cobertura que parece sufrir este modelo, y que se han convertido en el tema de moda de los últimos días.

Según han alertado algunos de los primeros propietarios del teléfono, la posición de la antena hace que, si se sujeta el dispositivo tapando con la mano su parte inferior izquierda, la señal se debilita hasta el punto que puede llegar a cortarse una llamada.

Apple iPhone 4
Apple iPhone 4

El propio Steve Jobs sugería por correo electrónico una original solución a un usuario que se quejaba. Hay que sujetar el teléfono de forma diferente, argumentaba el máximo responsable de Apple. Usar una carcasa exterior que evite el contacto directo de las manos con la zona del teléfono donde se aloja la antena también parece dar resultado.

Aunque por ahora la compañía no se ha pronunciado de forma pública, el volumen de las críticas ha ido en aumento durante los últimos días, con el consiguiente eco mediático. Pese a ello, no faltan los usuarios que aseguran no haber detectado ningún problema de cobertura ni siquiera sosteniendo el dispositivo de la manera supuestamente incorrecta.

Cuestión de hardware
Un supuesto documento atribuido al servicio de reparaciones y garantía de Apple también circula por la red desde hace unas horas. En él se indica el procedimiento para gestionar esta incidencia, remarcando que se trata de un suceso común a muchos terminales -incluidos las versiones anteriores del iPhone- e insistiendo en las ya conocidas instrucciones sobre la forma de sujetar correctamente el smartphone.

Aunque el uso de una carcasa también figura en este supuesto guión de respuestas a los usuarios, en ningún caso Apple parece dispuesta a ofrecerlas de forma gratuita para solventar el problema.

Sobre lo que no parece haber dudas es que, de confirmarse el problema y su magnitud real, se trataría de una cuestión de hardware. Para solventarla -señalan ya algunos expertos- no bastaría con una simple actualización, sino que habría que modificar la estructura y fabricación del teléfono.

Más problemas
Pero no es el problema de la antena el único que acecha a estas primeras unidades del iPhone 4. Tal y como comentan desde Engadget, algunos usuarios también han alertado sobre un exceso de sensibilidad en el sensor de proximidad que integra el teléfono y que, entre otras funciones, se encarga de activar o desactivar el altavoz al acercar el terminal a la cara para hablar.

También se hablo durante los primeros días -en realidad no ha pasado ni una semana desde que salió a la venta- de unas manchas en la flamante pantalla Retina del iPhone, que al parecer desparecen tras algo de uso y sobre las que no se ha vuelta a hablar.

Un detalle que hace a muchos restar importancia a estos problemas y contextualizarlos dentro de la gran repercusión mediática que siempre tiene el estreno de un nuevo iPhone y cualquier detalle relacionado con él.

Las voces más críticas, por el contrario, señalan que las prisas para lanzar el producto a tiempo y satisfacer la alta demanda han obligado a relajar los controles de calidad durante la fabricación.

De todos modos, no hay que olvidar que ya antes de su lanzamiento esta cuarta generación se ha visto envuelta por la polémica. Primero con la rocambolesca filtración de un prototipo, y poco después con las condiciones laborales en las factorías chinas de Foxconn, donde se fabrica este modelo y en las que se han dado ya varios casos de suicidio entre los trabajadores.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (15)
Prueba de producto
13 / OCT 2010
Prueba de producto
11 / OCT 2010
OpiniónContando píxeles
05 / JUL 2010
Actualidad
08 / JUN 2010
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar