Actualidad
FIASCO CARTOGRáFICO

Apple iOS 6 y los mapas de Google: ni contigo ni sin ti

 
21
SEP 2012

Sus versiones para desarrolladores ya dejaban entrever bastantes fallos, y Apple no ha sido capaz de corregirlos a tiempo para la llegada definitiva de iOS 6. A pesar de integrar funciones que le venían haciendo falta, la aplicación de mapas del nuevo sistema operativo de la compañía californiana ha vivido toda una vuelta atrás en el tiempo en muchos aspectos, y ahora le espera un largo proceso de mejora por el que ya han pasado algunos de sus rivales. Paradójicamente, la solución para contentar a los usuarios insatisfechos parece tenerla la empresa "desterrada" de la cartografía nativa del iPhone y el iPad: Google, que se espera que lance próximamente en la App Store su propia aplicación alternativa, como ya hizo con YouTube.

Ya lo advertíamos al probar las primeras versiones beta de iOS 6: los nuevos mapas de Apple parecían papel arrugado en bastantes puntos y ofrecían menos información sobre negocios y puntos de interés que los de Google, entre otras limitaciones. Al ser versiones preliminares, uno podía esperar que los fallos se solucionasen y las carencias se mitigasen. Pero por desgracia no ha sido así.

Dos ejemplos de las limitaciones de la vista aérea de los mapas de iOS 6: un puente completamente deformado (izquierda) y algunas zonas de Barcelona con la vista 3D cortándose de forma repentina.

Ubicaciones erróneas, rutas de trazado imposible, edificios deformes, zonas incompletas en la vista 3D... Sólo dos días después de que Apple lanzase su nuevo sistema operativo, la red se ha llenado tanto de extensas recopilaciones de fallos como de hilarantes comparaciones con los mapas de las versiones anteriores de iOS. La firma de Cupertino está pagando caro haber puesto fin a su alianza con Google en la aplicación cartográfica que viene de serie en el iPhone y el iPad, en las que figuran socios entrantes como TomTom o Yelp (esta última ya estaba presente en las búsquedas de Siri).

La situación, que algunos catalogan ya como un chasco, viene acompañada además de situaciones paradójicas. La susodicha aplicación ahora cuenta con un software de navegación GPS propiamente dicho, incluyendo instrucciones de voz paso a paso mientras se muestra el avance del vehículo en un mapa cuya perspectiva se adapta automáticamente.

Al trazar una ruta en transporte público entre el centro de Barcelona y una localidad cercana con un iPhone 4S, la App Store sugiere siete aplicaciones distintas.

Pero al mismo tiempo han desaparecido las rutas en transporte público, para las cuales se insta al usuario a descargar alguna aplicación adicional a través de una búsqueda en la App Store. Y pese al ejemplo ilustrado arriba, en otras ubicaciones y trazados no siempre hay la misma suerte, e incluso puede que no aparezca ningún resultado.

La paciencia
Como era de esperar, Apple ha pedido paciencia a sus usuarios. No en vano, la compañía tendrá que encarar ahora el mismo proceso de mejora progresiva de sus mapas que ya vivieron competidores en el terreno de los dispositivos móviles como Nokia o la propia Google. Ambas le llevan varios lustros de ventaja en la materia, y eso se nota.

De hecho, la primera también tuvo en su momento problemas para localizar ciertas ubicaciones (este medio dio cuenta de ello allá por 2010) si el usuario no realizaba una búsqueda lo suficientemente precisa. Y la segunda tampoco es ajena a eso de sugerir rutas que atraviesan océanos como si tal cosa (aunque se lo tomaba con humor).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La antigua aplicación de mapas de iOS en la pantalla de un iPhone 4.

Por supuesto, existen fallos de los mapas de Apple también presentes en los de Nokia o Google. Pero tampoco hay que buscarle tres pies al gato: navegación GPS y vista 3D aparte, es justo decir que los mapas de iOS han retrocedido casi a los niveles de 2007, cuando vio la luz el primer iPhone.

En este sentido, y si bien esto no servirá de consuelo para la mayoría de propietarios de un iPhone o un iPad, hay un argumento que puede servir como justificación desde la perspectiva de Apple: iOS nunca ha sido la referencia en lo que a mapas se refiere. Puede que en Cupertino se hayan planteado cambiar esta situación con una apuesta a largo plazo, aunque ello suponga bastantes penurias y críticas iniciales. Sin olvidarse del riesgo de no acabar consiguiéndolo, claro.

El papel ambiguo de Google
La aplicación de mapas en la que venía participando Google hasta iOS 5.1 parece ahora una maravilla, pero no era ni de lejos la mejor del panorama smartphone. Mucho se ha escrito sobre si esto era culpa de la firma de Mountain View (no hay más que realizar una comparación con cómo ha evolucionado su solución para Android) o de Apple (que al fin y al cabo era la que programaba la aplicación, en la que Google sólo realizaba aportaciones como su cartografía y sus datos).

Debates aparte, la mejor posicionada (al menos a corto plazo) para solucionar las carencias de los mapas de iOS 6 es paradójicamente Google. De hecho, muchos están optando ahora por añadir al escritorio de inicio de su iPhone un acceso directo a la versión web de Google Maps.

Los pasos a seguir (resaltados en amarillo) para colocar un icono de acceso directo a la versión web de Google Maps en el escritorio principal del iPhone.

No es una solución tan rápida como una aplicación de iOS ni posee tantas funciones como la versión nativa para Android, pero puede servir como apaño para recuperar pérdidas como la precisión de las búsquedas, la cantidad de puntos de interés, las rutas de transporte público y en bicicleta o las imágenes panorámicas interactivas de Street View.

Muchos esperan ahora que Google lance su propia aplicación cartográfica para iOS. Ya lo ha hecho con YouTube, que también ha desaparecido de las aplicaciones instaladas de serie en el iPhone y el iPad, pero en el caso de los mapas parece que se lo están tomando con más calma. Puede ser cuestión de días. O no.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar