• Nokia 808 PureView: análisis fotográfico y comparativa
  • Canon PowerShot G1 X: análisis
Prueba de producto
UN VISTAZO A IOS 6

Un vistazo a iOS 6, lo próximo de Apple

 
28
JUN 2012

Todavía es una versión beta pensada para desarrolladores, pero en QUESABESDE.COM ya le hemos echado un vistazo al próximo sistema operativo para el iPhone y el iPad. Si bien iOS 6 no es todavía apto para el usuario final, este primer acercamiento sirve para irse familiarizando con el comportamiento de Siri en castellano o lo que da de sí la nueva aplicación cartográfica de Apple, entre otras novedades que se lanzarán de forma oficial el próximo otoño.

No aterrizará definitivamente hasta dentro de unos meses y probablemente lo hará con una nueva versión del iPhone bajo el brazo. Pero iOS 6 también llegará a entregas anteriores del teléfono de la compañía de Cupertino, así como a sus iPad, aunque muchas funciones no estarán disponibles en según qué versión.

Por eso nos hemos animado a instalar la versión para desarrolladores del próximo software de Apple en un iPad de tercera generación. Como suele pasar con este tipo de betas, el sistema aún es bastante inestable en comparación con la actualmente vigente versión 5.1.1 de iOS (parece imposible editar una fotografía sin que la aplicación se cierre sola, por ejemplo) y muchas de las nuevas funciones están aún a medio acabar, pero no deja de ser una buena forma de echarle un vistazo al futuro inmediato de los dispositivos móviles de Apple.

Hola, Siri

Hace poco analizábamos el Samsung Galaxy S III, que incluye un asistente de voz propio (Voz S) con prestaciones aún no disponibles en Siri como el soporte para castellano o la capacidad de abrir aplicaciones. Pues bien, iOS 6 pondrá fin a estas limitaciones, aunque Siri será privilegio exclusivo del iPhone 4S y el iPad de tercera generación.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Con el iPad en posición vertical, Siri aparece en la parte inferior de la pantalla; en modo apaisado, lo hace en un lateral.

Por el momento, eso sí, la traducción no está completamente terminada. Las sugerencias que muestran qué tipo de preguntas podemos hacer a viva voz, por ejemplo, siguen apareciendo en inglés. Y en algunos casos Siri nos ha llegado a responder en dicho idioma tras hacerle una pregunta en castellano, por lo que queda claro que Apple aún tiene trabajo que hacer en esta materia antes de la llegada oficial de iOS 6.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Según las pruebas realizadas, podemos atisbar al menos que el reconocimiento de voz se comporta bien dentro de lo previsible y siempre y cuando procuremos vocalizar. En comparación con el antes citado Voz S, por ejemplo, cabe destacar que no se produce esa tendencia a convertir en infinitivo muchas de las formas verbales que pronunciemos.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todo lo que ya se podía hacer en inglés en el iPhone 4S se puede hacer ahora en castellano, incluyendo fijar alarmas y recordatorios o buscar restaurantes cercanos en Yelp ("¿dónde puedo ir a cenar?"), así como cines o tiendas.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

También es posible conocer partes meteorológicos o resultados de la liga de fútbol que el propio Siri muestra en un recuadro con el logotipo de Yahoo! sin abrir otra aplicación.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siri puede ahora abrir aplicaciones y controlarlas una vez lanzadas, aunque el asistente no permanece siempre a la escucha, sino que tenemos que ir dejando pulsada la tecla frontal del iPad para que nos atienda.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y también se da entrada a algo tan práctico como el icono con forma de micrófono en el teclado virtual para iniciar directamente el dictado al escribir un mensaje o correo. Siri no siempre acierta al transcribir, pero el texto aparece apenas un segundo después de terminar de hablar.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Al pulsar sobre la tecla con forma de micrófono podemos empezar a hablar. Luego, tras pulsar otra vez en dicha tecla, el sistema procesa lo dicho y lo transcribe en apenas un instante.

Además de "español (España)", se puede configurar Siri en "español (México)" y "español (Estados Unidos"), empleando en estos dos últimos a la misma dobladora. En líneas generales, y dentro de lo limitados que resultan aún todos los asistentes de voz, parece al menos que Siri no es tan duro de oído como Voz S en castellano.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora bien, se le sigue escapando alguna que otra palabra (no hay forma humana de pedirle que nos enseñe un mapa de Reikiavik, por ejemplo) y tiende a combinar varias si hablamos muy rápido. A no ser que exageremos las pausas que las separan, y al hacer esto se corre el riesgo de que Siri interprete que hemos dejado de hablar y deje por tanto de escucharnos para procesar lo oído hasta ese punto.

Adiós, mapas de Google

La vista 3D, allí donde está realmente disponible, resulta bastante espectacular. Lástima que uno sólo pueda explorar de momento unas pocas ciudades como Sídney o Los Angeles con sus edificios perfectamente modelados, y que incluso pueden llegar a verse en perspectiva casi a ras de tierra usando los mismos gestos táctiles para rotar y variar la inclinación del punto de vista que Google emplea en sus mapas para Android desde finales de 2010.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la mayoría de casos, en cambio, sólo se ven de momento las elevaciones del terreno y éstas se aplican directamente sobre las imágenes satelitales, dando lugar a bastantes "aberraciones geográficas", por llamarlo de algún modo.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Ejemplos de mapas 3D aún sin terminar en Nueva York y Barcelona (esta última en la imagen inferior derecha).

Además de ampliar la cobertura de este tipo de imágenes, Apple también debería mejorar la velocidad con la que éstas se cargan, algo insuficiente para no enturbiar la experiencia de uso (incluso con una conexión real de 12 Mbps a través de conexión Wi-Fi).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Explorando el mapa de Sídney y Los Angeles en modo 3D.

De todas formas, la parte más importante de esta aplicación está en la navegación GPS guiada paso a paso y con instrucciones de voz. Una vez independizada de Google en cuestiones cartográficas, Apple se ha aliado con TomTom para crear su solución propia.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El modo off-line de momento sólo sirve para localizarnos en el mapa (los planes de Apple pasan por que los mapas se puedan descargar para que se aplique directamente sobre ellos el posicionamiento y el software de navegación), pero con una conexión a Internet permanente la aplicación traza con bastante rapidez rutas de coche y a pie.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Rutas de navegación para coches con los mapas de iOS 6.

El sistema es capaz de ofrecer varias rutas para llegar a un mismo punto de destino, señalando como es habitual qué trayectos pasan por algún peaje. Una vez iniciada una "carrera" se puede volver tranquilamente al escritorio principal de iOS, pues la aplicación sigue registrando nuestra posición sobre la ruta trazada y nos avisa desde el mismo centro de notificaciones cuando hay que hacer algún giro.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Las rutas se monitorizan tanto desde el panel de notificaciones como en la misma pantalla de desbloqueo de iOS 6.

La navegación asistida se muestra incluso en la misma pantalla de desbloqueo del sistema. Y no es un "pantallazo" con la última porción del mapa mostrada por la aplicación, sino que se ejecuta en primer plano a medida que nos movemos. Aunque estemos todavía ante un software beta, por cierto, cabe destacar que éste ya es capaz de recalcular la ruta con bastante solvencia y rapidez cuando no respetamos el trayecto.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Una ruta de navegación peatonal con los mapas de iOS 6.

Si es un trayecto en coche, por otra parte, de momento sólo se muestra la vista clásica de los mapas y el punto de vista va cambiando sólo sobre la marcha (sólo nos deja variar el zoom). En modo peatonal sí que se puede optar por imágenes satelitales (aunque aún de escasa calidad) y es posible girar la perspectiva aplicando los dedos sobre la pantalla, pero aún no está implementada la brújula.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si uno solamente quiere explorar el mapa por su cuenta, sólo hay que doblar virtualmente su esquina inferior derecha para elegir el tipo de vista (también hay una opción para mostrar o no el estado del tráfico), aunque una vez iniciada la navegación no se puede cambiar la que esté seleccionada en ese momento. En la esquina inferior izquierda también está el clásico icono para localizarnos y el rótulo 3D, aunque la vista en perspectiva se carga automáticamente al deslizar verticalmente dos dedos a la vez o hacer como el que desenrosca un tapón.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Para rutas de transporte público Apple recurrirá a aplicaciones de terceros.

Llama la atención lo que sucede cuando intentamos trazar rutas de transporte público: en lugar de indicar directamente los trayectos, se carga una búsqueda de aplicaciones de terceros en la App Store. Actualmente no aparece ningún resultado, pero no deja de ser una pista sobre cómo pretende Apple implantar esta funcionalidad.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los mapas, en general, parecen estar lo suficientemente actualizados y completos, aunque se nota por ejemplo una menor concentración de puntos de interés en comparación con los de Nokia o la propia Google. Habrá que esperarse a ver cómo pule Apple sus mapas de aquí a la llegada de iOS 6, pero de antemano parecen cubrir el expediente de la navegación asistida.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puede que no sea tan completa y fiable como Nokia Drive en Windows Phone o Google Maps Navigation en Android. O puede incluso que Google lance próximamente una aplicación propia en la App Store parecida a la de Android, una paradoja que hace ya un tiempo que viene siendo una de las comidillas en el terreno de la rumorología. Pero al menos el iPhone y el iPad ya tienen un software de serie y en condiciones para estas labores y sin tener que recurrir a una aplicación de pago (bueno, sólo lo tendrán el iPhone 4S y los iPad de segunda y tercera generación).

Algunos retoques al estilo de siempre

Con un vistazo superficial, iOS 6 podría pasar inadvertido como varias de sus versiones anteriores. El estilo se mantiene así inalterable, salvo por algunos nuevos detalles en la interfaz de algunas aplicaciones y ciertos menús. En el mismo desplegable superior de notificaciones aparecen ahora dos botones para publicar directamente en Twitter y Facebook.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

La integración de esta última se estrenará en iOS 6, y también está presente por tanto en las opciones de Safari para compartir enlaces, tal y como ya era posible hacer con Twitter. La presentación de dichas opciones ha sufrido además un lavado de cara basado en iconos en lugar de rótulos de texto.

Junto con este tipo de retoques, también se incluyen nuevas funcionalidades como las iCloud Tabs. Accesibles a través de un icono con forma de nube en la misma interfaz de Safari, puede ser un recurso interesante para quien en un futuro posea varios equipos con iOS 6, pues se puede así sincronizar en todo momento las páginas web abiertas en cada uno.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Un detalle de la interfaz de Safari en un iPad de tercera generación con iOS 6 (izquierda) comparado con un iPad 2 con iOS 5.1.1.

El navegador web de la firma de Cupertino también podrá guardar páginas web enteras para consultarlas en modo off-line. Y al visitar webs con función de subida de imágenes o vídeos, iOS 6 habilita la posibilidad de usar directamente la cámara y sin salir de Safari. Además, en el caso del iPhone y el iPod touch se da entrada a un nuevo modo a pantalla completa que, en posición apaisada, oculta los controles virtuales del navegador para proporcionar algo más de espacio de visualización.

También hay otro pequeño detalle de iOS 6 destinado en exclusiva a los teléfonos del fabricante estadounidense: la función "Slide to Answer". Al recibir una llamada y deslizar la barra inferior de la pantalla habrá opciones para atenderl, ignorarla, contestarla mediante mensaje de texto (que puede estar predeterminado y preparado para cuando estamos en una reunión, por ejemplo) o fijar un recordatorio para contestar más tarde.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resto de novedades destacables están orientadas tanto al iPhone como al iPad. Empezando por una vieja promesa de Apple como permitir las videollamadas de FaceTime a través de una conexión 3G. Y siguiendo por el nuevo botón "No Molestar" en el menú de ajustes, que activa un modo en el que el equipo ignora todo tipo de notificaciones.

Esta última prestación, eso sí, se puede configurar al gusto en el apartado de ajustes de notificaciones. Además de poder elegir en qué horario concreto queremos que funcione, se pueden hacer excepciones a la hora de recibir llamadas de un grupo concreto de contactos. También hay una opción denominada "Llamadas repetidas", que levanta el veto a números que llamen de forma insistente.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

En último lugar, y no por ello menos importante, cabe mencionar las nuevas funciones de iCloud. La plataforma de almacenamiento y sincronización en la nube de Apple permitirá con iOS 6 compartir imágenes con otros usuarios, aunque no utilicen un "iDevice" (en este último caso, a través de la web). Apple cubre así con su solución propia una prestación que ya lleva bastante tiempo disponible en soluciones multiplataforma, como la misma Dropbox.

La fragmentación

Como hemos ido repitiendo a lo largo de esta primera toma de contacto con la versión beta de iOS 6, aún es pronto para dictar sentencia sobre lo que darán de sí muchas de sus funciones, pues a los desarrolladores de Apple les quedan todavía varios meses de trabajo hasta lanzar la versión final. De aquí a entonces, lo lógico sería que Siri estuviese completamente traducida al castellano o que haya mapas 3D de más ciudades, entre otros puntos.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero sí que se puede iniciar ya un debate sobre un fenómeno quizás más propio de Android que de los dispositivos de la firma de Cupertino: la fragmentación. De entrada, eso sí, hay que dejar claro que no es la primera vez que las funcionalidades de una nueva versión de iOS varían en función de cada dispositivo de Apple.

Hasta cierto punto es comprensible que no se vayan a poder actualizar ni el iPad de primera generación ni el iPhone 3G. O que la presencia de iOS 6 en el iPhone 3GS vaya a ser más una anécdota que otra cosa. Otras ausencias, en cambio, son más difíciles de justificar.

Apple iPad (2012)
Apple iPad (2012)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este sentido, quizás el peor parado sea el iPhone 4, que no va a poder usar FaceTime por 3G (aunque siempre haya podido hacerlo por Wi-Fi) ni disponer de la navegación GPS guiada, cuando muchos terminales técnicamente inferiores hace ya bastantes años que son capaces de usar este tipo de software sin problemas.

Nota: para la elaboración de este análisis se han empleado las versiones 1 y 2 de la versión beta de iOS 6.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar