Actualidad

Apple refuerza sus mapas con la compra de una firma especializada en navegación GPS de alta precisión

 

La adquisición, sobre la que Apple no ha querido pronunciarse, se produce después de que resurgieran los rumores en torno al desarrollo de un automóvil eléctrico

Compañías como Google están mostrando un creciente interés en el desarrollo de vehículos propios. Foto: Google
18
MAY 2015

"Apple adquiere compañías tecnológicas más pequeñas de vez en cuando, y generalmente no discutimos nuestras intenciones o planes." Así han despachado desde Apple las informaciones que señalan la compra de Coherent Navigation por parte de la compañía de Cupertino, una firma californiana especializada en el desarrollo de servicios relacionados con la navegación GPS.

La adquisición de Coherent Navigation se ha hecho pública a escasos días de que se celebre la conferencia para desarrolladores de Apple, si bien no hay pruebas de que el evento vaya a servir para arrojar luz sobre esta maniobra.

Fundada en 2008, Coherent Navigation trabaja en tecnologías de posicionamiento vía satélite de mayor precisión a las ofrecidas a nivel de consumo. La firma trabaja directamente con Boeing e Iridium, operadores de la red de satélites GPS, y aportará ahora su experiencia a una Apple cada vez más centrada en este tipo de tecnologías.

Apple, que hace tiempo decidió romper su antigua dependencia en los servicios de Google, ha adquirido durante los últimos años varias empresas con el fin implícito de impulsar su propia aplicación de mapas. La compra de Coherent Navigation, sin embargo, podría tener otro propósito.

¿Mapas de alta precisión para el primer coche de Apple?

De acuerdo con fuentes de la industria, la firma de Cupertino trabaja junto a varias compañías relacionadas con la industria del automóvil en un vehículo eléctrico para competir con firmas como Tesla Motors e incluso Google. Aquí es donde la experiencia de Coherent Navigation en el desarrollo de tecnologías de geoposicionamiento de alta precisión podría ser crítica.

El creciente interés en los vehículos eléctricos y autónomos por parte de la industria de la electrónica y las tecnologías de la información ha derivado también en una mayor atención hacia los proveedores de mapas y servicios de navegación. Un buen ejemplo es la división Here de Nokia, que según las últimas informaciones habría despertado la atención de la polémica Uber, dispuesta también a lanzar sus propios coches sin conductor.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar