Actualidad

Apple busca alternativas a los procesadores de Samsung, su único proveedor para el iPhone y el iPad

 
20
SEP 2011

Aunque Apple y Samsung estén protagonizando en los últimos tiempos una batalla judicial que se extiende ya por más de una veintena de países, la compañía surcoreana no deja de ser un importante proveedor de componentes para los dispositivos de la firma de Cupertino. Pero según informa DigiTimes, esta relación entre ambas empresas podría cambiar en el terreno de los procesadores.

Empleando la habitual fórmula de basar su información en el testimonio de "fuentes de la industria", la citada publicación apunta que Apple ha llegado a un acuerdo con TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) para que ésta se encargue de fabricar procesadores para futuras versiones de dispositivos como el iPhone y el iPad.

Samsung ha sido hasta ahora una pieza clave en la manufacturación de chips como los Apple A4 y A5, incluidos respectivamente en el iPhone 4 y el iPad 2.

Como dictan los cánones en el mundo de la rumorología, ninguna de las firmas afectadas ha confirmado ni desmentido la información. Estas especulaciones, en cualquier caso, no dibujan una ruptura completa entre Apple y Samsung, sino el fin de la exclusividad de la segunda para proporcionar procesadores a la primera.

De hecho, la entrada en juego de TSMC no se espera hasta 2012, por lo que inminentes novedades como el más que rumoreado iPhone 5 seguirían a priori incluyendo procesadores firmados por Samsung. DigiTimes incluso lanza la posibilidad de que tanto Samsung como TSMC participen en el proceso de manufacturación del futurible Apple A6, que es uno de los nombres adjudicados a los chips de los próximos smartphones y tablets de Apple.

Demandas y contrademandas
Dejando a un lado la mayor o menor veracidad de estas informaciones, lo cierto es que para Samsung la situación actual es cuando menos incómoda. Su propio vicepresidente, Choi Gee-sung, ha comentado en declaraciones recogidas por The Korea Times no estar muy contento con las demandas por plagios de diseño y violación de patentes interpuestas por Apple, ya que se trata de "nuestro mayor cliente".

Unas demandas que ya han logrado bloquear las ventas del Galaxy Tab 10.1 en Australia y Alemania, y ante las que Samsung no se ha quedado en cualquier caso cruzada de brazos. De hecho, y tras demandar también por violación de patentes a Apple en países como Francia, la última comidilla del sector versa sobre los supuestos planes de Samsung para impedir -demanda mediante- que el iPhone 5 llegue a venderse en Corea del Sur.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar