Actualidad

Apple aclara la duración de la garantía de sus productos en la Unión Europea

 
2
ABR 2012

Tras la polémica surgida durante los últimos meses en torno a la garantía de sus productos, Apple ha realizado algunas aclaraciones oficiales al respecto. Según puede leerse en los apartados de información legal de la web de la compañía tanto en España como en el resto de países de la Unión Europea, sus productos gozan de una cobertura gratuita de dos años de reparación y sustitución por "defectos existentes en el momento de la entrega al cliente". La cobertura, tal y como establece la normativa actual, corre a cargo del vendedor del producto (sea o no Apple).

Se trata de un asunto que ya venía trayendo cola desde que, en septiembre del año pasado, FACUA acusó a Apple ante las autoridades españolas de confundir al usuario por la promoción de su garantía AppleCare Protection Plan. Y más aún cuando, a finales de diciembre, la firma estadounidense fue multada en Italia precisamente por este motivo.

Dicha confusión se debe a que la citada garantía AppleCare Protection Plan, que sí que cubre "defectos que surgen con posterioridad a la entrega" del equipo, se ofrece de forma gratuita durante el primer año pero requiere el pago de una cuota -que varía en función del tipo de producto adquirido- a partir del segundo año.

Con estas aclaraciones, Apple traza una línea meridianamente clara entre la llamada "garantía legal" de dos años, de obligado cumplimiento en toda la Unión Europea, y la que ofrece como fabricante de forma adicional. En este sentido, conviene recordar que la OCU también denunció a Apple por todo este asunto hace sólo un par de semanas.

Vendedor y fabricante
En el caso de productos comprados en una Apple Store europea no hay lugar a dudas: es Apple quien cubre la citada garantía de dos años. Pero, ¿qué sucede cuando se trata de productos comprados en establecimientos que no dependen directamente de la firma de Cupertino?

"La garantía la cubre la tienda", sentencia Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, quien apostilla que "si intenta lavarse las manos, hay que denunciarla y notificárselo al fabricante". En el caso de tiendas que hayan cesado su actividad comercial, "como por ejemplo pasó hace poco con PC City", comenta Sánchez, "sí hay que reclamar directamente al fabricante".

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar