• Zbigniew Dlubak: la piel como reclamo del ojo
  • "The Kennedys", más que un presidente
Agenda fotográfica

Las emociones y la intimidad de Antoine D'Agata

 
19
JUN 2013
Ivan Sánchez   |  Barcelona

La iniciativa Circuit 2013 trae la primera exposición individual de Antoine D'Agata a Barcelona. Breve e intensa, la muestra ofrece algunas pinceladas de cuatro de las series fotográficas más íntimas del autor francés de Magnum Photos. Fotógrafo atípico por antonomasia, D'Agata utiliza su propia vida como argumento para su obra documental, que gira en torno a las relaciones humanas, la experimentación, las emociones, la noche y el vicio. Todo ello envuelto en una atmósfera de decadencia aparente pero llena de belleza.

"De no haber sido fotógrafo probablemente ya estaría muerto", nos confesaba Antoine D'Agata en una imperdible entrevista a finales de 2011. Y lo cierto es que el fotógrafo de la prestigiosa agencia Magnum no sólo está vivo, sino que además es uno de los documentalistas contemporáneos más reconocidos a nivel mundial. Su mérito: haber profundizado en un lenguaje fotográfico que explora aquello por lo que algunos pasan de puntillas y otros ignoran. Sus imágenes son sus emociones y experiencias límite. El dolor propio y ajeno, el miedo interior y exterior e incluso el mal marcan su obra.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
La exposición "Nóia" puede visitarse hasta finales del mes de julio en la galería Carles Taché de Barcelona.

Sin embargo, lo primero que entra por los ojos al contemplar sus fotografías son esos cuerpos agitados, esas luces tenues, esas paredes sucias... D'Agata recrea a la perfección una atmósfera que sería simplista y atrevido definir como decadente. Ahí entra en juego la propia experiencia del espectador, su trasfondo cultural e imaginario, su capacidad e intención para interpretar casi una veintena de fotografías que, en cualquier caso, no dejan indiferente.

El marco de la Galería Carles Taché, aunque pequeño, es idóneo para adentrarse en una exposición que empieza con una antesala en la que se muestran las tortuosas relaciones humanas que ha mantenido el propio fotógrafo con varias prostitutas.

"Agonie" (Phnom Penh, 2008). | Foto: Antoine D'Agata

A través de un pasillo, el espacio expositivo recoge algunas copias de sus trabajos "Stigma", "Situation" y "Agonie", todas ellas en color y gran formato. Se trata de series hermanas con un contenido sexual y emocional de gran fuerza y una cercanía que se cuela en la intimidad de sus protagonistas en detrimento de un escenario siempre reducido a un lecho.

Foto: Antoine D'Agata
Arriba, "Situation" (Phnom Penh, 2006). En la imagen inferior, "Inédites" (Bangkok, 2008). | Foto: Antoine D'Agata

Cinco fotografías en blanco y negro de su serie "Mala Noche" realizada en América Central, en las que toma un poco de distancia con las mujeres protagonistas, dan buena cuenta de los lugares por los que D'Agata realiza su peligroso e inevitable peregrinaje nocturno. El francés recurre en las imágenes de su libro homónimo a un ambiente sórdido y tabú para la mayoría, pero que es ya común en su vida.

"Stigma" (Vilnius, 2004). | Foto: Antoine D'Agata

La sala final acoge cinco fotografías de hasta 180 x 135 centímetros de tamaño. Tres de ellas pertenecen a su serie "Stigma". Tomadas en blanco y negro en la ciudad lituana de Vilnius, la iluminación y el fondo de estas imágenes dotan de protagonismo al cuerpo femenino, inquieto y tortuoso, que en ellas se retrata.

Culminan la exposición dos fotos tomadas por D'Agata durante el viaje que realizó a Camboya en 2008. En color y con las mismas dimensiones que las anteriores, en ellas se puede ver cómo dos cuerpos unidos se presentan como uno solo.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Por cierto: las fotografías expuestas están a la venta con precios que oscilan entre los 5.500 y los 22.900 euros. Cada una de ellas tiene un tiraje máximo de 15 copias.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar