• Concha Prada: sueños rotos, leche derramada
  • Andy Warhol y compañía en su fábrica de arte
Agenda fotográfica

PhotoEspaña 2012 arranca cuestionando el exceso de imágenes

 
6
JUN 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

La sociedad de la información en la que vivimos nos ha permitido conocer aquí lo que sucede allí casi antes de que se enteren los propios testigos del suceso. Pero también ha provocado un bombardeo constante de imágenes que acaban generando ansiedad, como refleja la exposición colectiva que da el pistoletazo de salida en Madrid a la última edición de PhotoEspaña.

PhotoEspaña 2012 comienza su andadura, y no podía escoger mejor portada que la exposición "Ansiedad de la imagen". Colgada en las paredes de la casi mítica sala Alcalá 31, la muestra analiza la saturación de imágenes en la llamada era de la información, abriendo una edición del evento madrileño más austera y comedida que en años anteriores pero con buenas vibraciones.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Son catorce autores de nueve países los que nos proponen la primera reflexión del festival: no es sencillo para el Homo sapiens del siglo XXI vivir viendo cómo los demás mueren. Absorbidos por Internet, los móviles y las redes sociales, nos bombardean imágenes que nos presionan y condicionan nuestra visión sobre los cambios sociales, la radicalización entre los estratos de la población o el choque entre la tradición y la modernidad.

Foto: Lu Nan
Foto: Lu Nan

Es lo que los organizadores de la muestra llaman la incertidumbre del cambio: un constante vaivén condicionado por el pasado y que a su vez condiciona el futuro. Prueba de este fenómeno son las 75 piezas de la muestra, firmadas por Matteo Basilé, Winfried Bullinger, Chen Chieh-jen, Nir Evron, Miki Kratsman, Lee Yongbaek, Lu Nan, Miao Xiaochun, Eugenia Raskopoulos, Wang Guofeng, Wang Ningde, Wu Daxin, Daniel Schwartz y Ni Haifeng.

Foto: Matteo Basilé

"Ansiedad de la imagen" supone además toda una declaración de intenciones por parte de PhotoEspaña. Lejos del arte más o menos reflexivo disfrazado de trivialidad, esta colección derrocha talento y técnica. Sus fotografías, de una factura sobresaliente y expuestas en copias de gran tamaño y altísima calidad, son todo un "bocatto di cardinale" para los maltratados paladares ópticos a los que la fotografía actual no siempre mima como debería. La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 5 de agosto.

Foto: Nir Evron
Foto: Wang Ningde

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar