• Testigo invisible de Tokio
  • Man Ray: retratos de un maestro del surrealismo y el dadaísmo
Agenda fotográfica

Ansel Adams: fotógrafo del agua

 
3
ABR 2013
Ivan Sánchez   |  Londres

Londres vibra con la fotografía. El National Maritime Museum acoge "Ansel Adams: Photography from the Mountains to the Sea", una muestra que gira en torno a las múltiples placas que el californiano tomó con el agua como sujeto principal. Si nos encontramos de visita por la ciudad del Támesis, no podemos dejar pasar la oportunidad de ver algunas de las copias del inventor del sistema de zonas y gran maestro del cuarto oscuro.

Hace horas que un cielo gris plomizo humedece las calles de Londres con una fina pero persistente cortina de agua. Si le sumamos que el Maritime expone un centenar de fotografías de Ansel Adams, algunas de ellas inéditas y otras copiadas a tamaño gigantesco, poner rumbo al meridiano de Greenwich se convierte casi en una necesidad.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Y es que la temática de la exposición dedicada a Ansel Adams que alberga este museo no es otra que el agua. Conocido por sus fotografías de valles y montañas y por instantáneas como "Moonrise over Hernández", el californiano nunca dejó pasar la oportunidad de incluir este elemento en sus múltiples estados o incluso hacer de él el motivo principal de sus fotografías. No es de extrañar que el comisario Phillip Prodger, del Peabody Essex Museum en Salem (Massachusetts), haya podido reunir sin dificultad más de un centenar de imágenes de Adams con el agua como "leitmotiv".

Inaugurada en noviembre y abierta hasta el próximo 28 de abril -se paga una entrada de 7 libras-, la mayoría de las imágenes de esta exposición son tirajes de época realizados por el propio Adams. A lo largo de su carrera, el cofundador del llamado Group f/64 revisó sus negativos buscando en la copia la máxima fidelidad con su previsualización de la escena, utilizando nuevas técnicas y químicos en el laboratorio. Para la muestra se han buscado siempre las copias disponibles más cercanas a la fecha de la toma.

Foto: The Ansel Adams Publishing Rights Trust
Arriba: "The Tetons and the Snake River", Grand Teton National Park, Wyoming (1942). En la imagen inferior: "Clearing Winter Storm", Yosemite National Park, California (hacia 1937). | Foto: The Ansel Adams Publishing Rights Trust

El museo ofrece "tours" guiados gratuitos de media hora para repasar la vida del fotógrafo, centrándose en su relación con el agua, el medio natural y la propia fotografía.

Otra particularidad interesante son las grandes ampliaciones, cuatro de ellas de varios metros cuadrados. En el museo explican el método usado por Adams: "Puesto que para hacer ampliaciones como éstas la distancia de la ampliadora al papel ha de ser muy grande, Adams colocó la ampliadora en posición horizontal, proyectando la imagen sobre una pared donde colocaba el papel fotográfico de mayor tamaño que se comercializaba entonces." El resto fue unir las copias con la meticulosidad que caracterizaba a Adams. El resultado es casi impecable si se observa la fotografía a una distancia acorde a sus dimensiones.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

La exposición está dividida en base a las diferentes apariciones que el líquido elemento tiene en la naturaleza, desde las más típicas a otras menos previsibles. Destacan los ríos, fotografías con las que Adams supo dar una gran sensación de dinamismo a la composición, y los lagos, que retrató como espejos que aportaban calma a sus instantáneas.

El fotógrafo y conservacionista fue mucho más allá, retratando géiseres, nubes, cascadas, montañas nevadas, el hielo y sus diversas texturas, el mar, la costa... Aunque mucho menos conocidas, algunas de sus fotografías nocturnas son las que tienen más capacidad de evocar sensaciones: desde la inmensidad desconcertante de un gran valle nevado al anochecer, al cierto temor que puede causar un riachuelo fluyendo entre decenas de rocas negras.

"Fern Spring, Dusk", Yosemite Valley (hacia 1961). | Foto: The Ansel Adams Publishing Rights Trust

Pese a la división temática, también se puede apreciar la evolución en la obra de Adams, incluyendo entre otras la que fue su primera fotografía (el reflejo en un lago artificial de un edificio de la exposición Panama Pacific), una instantánea del actual emplazamiento del Golden Gate (que el propio autor siempre mencionó como un lugar mágico para él) y una serie con imágenes anteriores y posteriores al desarrollo del sistema de zonas.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar