• Mila Teshaieva: "Aunque para ellos es un juego, la guerra forma parte de su ...
  • Frank Boutonnet: "Muchas parejas homosexuales quieren bautizar de forma ...
Con texto fotográfico

"El primer día vimos morir a una mujer durante el parto" Anna Kari

 
Foto: Anna Kari
21
OCT 2010
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

El grueso del trabajo de Anna Kari, fotógrafa danesa afincada en Londres y África occidental, se centra en problemas derivados de las grandes migraciones, los refugiados que las sufren y -sobre todo- sus derechos humanos. Los Balcanes y el continente africano han sido destinos habituales para Kari, que trabaja para diferentes ONG. A pesar de las escenas de dolor y muerte de las que fue testigo durante la realización de su trabajo sobre la mortalidad maternal en Sierra Leona, nos cuenta aquí una historia con final feliz.

Anna Kari

Viví casi un año en Sierra Leona, donde trabajé para la ONG Save the Children documentando la labor que realizan en el país africano. Mientras estuve allí recibí un encargo de la revista Time para realizar un tema sobre la mortalidad maternal, y durante una semana viajé al lugar con un periodista.

Estuvimos principalmente en Freetown, la capital del país. El día que comenzamos a trabajar una mujer murió delante nuestro. Durante tres días seguimos a su familia, fotografiando escenas de dolor que te marcan bastante.

Decidimos viajar a algunos poblados porque nuestro plan era documentar varias clínicas especializadas en maternidad. Al llegar a la primera, en Benkolo, acababa de ingresar una chica de 18 años que estaba de parto. Era Jariatu, la chica de la fotografía, y les propuse a ella y a su familia fotografiarles durante todo el proceso del parto, a lo que accedieron muy contentas.

Estábamos en una clínica muy pequeña pero recién restaurada, y el proceso entero duró unas cuatro horas. Jariatu es una chica fuerte, y parecía muy interesante. Parte del tiempo lo pasó yendo de un lado para otro, e incluso bailando. Pese a contar con su visto bueno y complicidad, yo debía ser muy discreta al fotografiarla. Además, mi principal premisa era que las fotografías debían dignificarla.

En el momento de hacer esta foto acababa de tener una contracción, y su silueta a un lado y sus familiares al otro me ayudaron a crear una composición interesante.

Fue un momento muy bonito, porque el parto fue rápido y sencillo, sin ningún tipo de complicación, y eso contrastaba mucho con lo que habíamos documentado días atrás en Freetown y durante mis diez meses en Sierra Leona, que habían sido muy duros. Hay que tener en cuenta, además, que la mortalidad infantil en el país africano es la más alta del mundo. El 25% de los niños no llega a los cinco años y una de cada siete mujeres muere durante el embarazo o el parto.

Por todo ello, se hace un esfuerzo para que las madres acudan a estas clínicas para dar a luz, ya que en caso de complicación el tratamiento es inmediato. Si el parto tiene lugar en sus poblados, el tiempo que se tarda en realizar el traslado hasta una clínica puede ser fatal.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar