Actualidad

“Me han robado una parte de mi alma”

13

La fotógrafa cuyas imágenes aparecieron expuestas en una sala de la Xunta de Galicia bajo la firma de otra autora dice que “la ley resarcirá el daño causado”

13
FEB 2014

Anna Iborra Shelly dice sentirse sobrepasada por la situación. No es para menos. Esta fotógrafa madrileña descubría esta semana que algunas de las fotos que hizo durante una estancia de siete meses en tierras africanas formaban parte de la muestra de otra autora conocida con el nombre artístico de Sandra Dufayel. Una muestra que acogía la sala de exposiciones de la Xunta en Pontevedra y que la delegación territorial del gobierno gallego, cuyos representantes reconocieron a Quesabesde sentirse también abrumados por la polémica, decidió finalmente clausurar.

Tras el revuelo causado por su denuncia de acusación de plagio, Iborra remitía a última hora de ayer a Quesabesde un comunicado en el que da a entender que ya ha puesto el caso en manos de sus abogados. “La ley resarcirá el daño causado”, dice como colofón a sus explicaciones.

Esta madrileña aclara que de las 150 obras expuestas en las instalaciones de la Xunta y pertenecientes a la colección “África” de Dufayel “al menos cinco son de mi propiedad, como así consta en los datos EXIF (…) de los originales, que están en mi posesión”. Y apunta que las imágenes de las que –asegura- se apropió Dufayel están a la venta en iStockphoto desde diciembre de 2011, donde Iborra firma con el seudónimo A_I_S.

La imagen original del león en iStockphoto, obra de Iborra, y la versión editada por ella misma. | Foto: Anna Iborra Shelly

Iborra sostiene que dos de las fotos expuestas por Dufayel en su exposición "África" las hizo ella durante un viaje al Nepal un año antes de conocerse

En el conocido sitio de imágenes de stock puede verse, por ejemplo, la foto original del ya famoso retrato del león, cuya versión recortada y sometida a una desaturación selectiva fue una de las tres fotos que Dufayel solicitó retirar de la exposición tras empezar a arreciar la controversia en las redes sociales.

Más sorprendente es aún otra puntualización que hace Iborra acerca de algunas fotos incluidas ilegítimamente –siempre según la autora madrileña- en esta muestra. Y es que pese a que el título de la exposición y del trabajo de Dufayel era “África” (exposición que compartía espacio en la misma sala con otra muestra de la autora pontevedresa titulada “Concepto”), Iborra asegura que al menos dos de las fotos expuestas las había tomado ella misma en Nepal en 2010 (una de ellas también fue subida en 2011 a iStockphoto).

Iborra dice asimismo que “la apropiación y distribución indebida de mis fotos ha sido para mí como haberme robado una parte de mi alma, la parte que yo había vertido en estas fotos”. Y concluye: “Confío en que mi caso sirva de ejemplo para la protección en el futuro de los derechos de autoría y el trabajo de tantos profesionales que se dejan en ello el alma y la vida”.

Cruce de acusaciones

Dufayel, con quien este medio trató sin éxito de contactar pocas horas después de que se desatase la polémica, ha asegurado en declaraciones al Diario de Pontevedra que Iborra y ella eran amigas y que se intercambiaron las cámaras y las fotos hechas durante su estancia en África. Supuestos todos ellos que Iborra desmiente expresamente en su comunicado.

La madrileña asegura también que fue Dufayel quien abandonó el campamento de Tanzania donde coincidieron por “falta de entendimiento con el resto del equipo”.

"Yo soy una persona tranquila y no quiero problemas. No tengo ganas de pelea", aclara al mencionado diario Dufayel, quien reconoce que las fotos de la polémica "son de ella" -en referencia a Anna Iborra- porque "ella las registró en su día y yo no lo hice hasta hace dos días".

Fe de erratas: Anna Iborra Shelly es madrileña, no valenciana como se indicaba en esta información.

Fuentes y más información
13
Comentarios
Cargando comentarios