Actualidad

El pecado de llamarse Andrés Iniesta (y tener cuenta en Instagram)

5

Un madrileño llamado como el famoso futbolista pierde el control sobre su cuenta en la red social sin recibir ninguna explicación

20
JUL 2015

El organismo regulador de Internet, ICANN, puede intervenir cuando algunos dominios web referidos a marcas o personas son utilizados con fines de sospechosa legitimidad. La política de empresas como Facebook o Instagram es diferente, pero también contempla la defensa de quienes sufren la usurpación de su nombre con intenciones turbulentas.

Aunque hoy día cualquier marca o personalidad registra su dominio on-line y procura hacerse cuentas en las redes sociales antes incluso de saltar a la fama, siguen apareciendo casos en los que una persona anónima, por el simple hecho de llamarse igual que otra famosa, pierde su dominio web o su cuenta en Facebook, Twitter, Instagram o la red de turno.

Ocurrió en 2004 con carlossobera.com, propiedad original de un ciudadano argentino que se llama como el famoso presentador español, y le ocurrió también al fotógrafo Jonan Basterra con su cuenta en Twitter dedicada a la Fórmula 1. Ahora algo parecido ha sufrido en sus carnes Andrés Iniesta, un diseñador web madrileño que casualmente se llama como el famoso internacional del Barça.

Captura de pantalla con el mensaje de desactivación de la cuenta recibido por Iniesta.

El Andrés Iniesta madrileño perdió a finales de la semana pasada y sin previo aviso el control sobre su cuenta personal de Instagram, @ainiesta. Lo explicaba el propio afectado en un clarificador escrito en inglés titulado “Cómo Instagram cerró mi cuenta y se la dio a una celebridad del fútbol”.

Tras recibir un mensaje de infracción de las normas del servicio y tratar de obtener infructuosamente una explicación por parte de Instagram, varios de los seguidores del Iniesta diseñador en la red social empezaron a notar que de repente estaban siguiendo al futbolista de Fuentealbilla y recibiendo sus actualizaciones.

“No tengo claro si la culpa es del futbolista (improbable), de su equipo de comunicación o de Instagram. Pero mis derechos (aunque estemos en Internet, también los tenemos) se han vulnerado con nocturnidad y alevosía”, se quejaba el Iniesta diseñador.

Finalmente, y pasados tres días de incertidumbre y amplificación de su caso en las redes sociales, Instagram devolvía ayer a su legítimo propietario la cuenta que le fue arrebatada.

"No sabemos nada de esto"

Joel Borràs, responsable de comunicación de Andrés Iniesta, explicaba esta mañana a Quesabesde que "nosotros no sabemos nada de esto y no haríamos nunca nada así; debe ser un tema de Instagram". De hecho, el futbolista, como no podía ser de otra forma, ya tiene su propia cuenta en la red social, @andresiniesta8, con casi cinco millones y medio de seguidores.

Preguntados por este medio, desde Instagram parecen confirmar la hipótesis de Borràs: “Hemos cometido un error, y ya restauramos la cuenta tan pronto como supimos lo ocurrido. Queremos disculparnos con el señor Iniesta por los inconvenientes que le hemos causado.”

Pese al susto, Andrés Iniesta, el padre aficionado a la fotografía y diseñador web especializado en interfaces de usuario, ya se siente algo más aliviado.

5
Comentarios
Cargando comentarios