• Culos en paz
  • La vuelta de los resineros
Porfolio

Luces, puños y sangre

9

Con un punto de vista cercano a lo irreal, Andrea Roversi muestra la trastienda de los combates de MMA, un deporte duro y peligroso

14
MAR 2016

El MMA (del inglés Mixed Martial Arts) es un deporte ecléctico en el que los luchadores despliegan sus conocimientos en las más diversas artes marciales dentro de una jaula octogonal. Es sin duda una de las contiendas más alternativas del universo deportivo. Fue a través de un amigo que organiza estos combates en Italia que Andrea Roversi se vio inmerso en él durante dos años por todo el país alpino para culminar su trabajo documental “MaiDomo”.

Y no menos alternativas son la narrativa visual y de contenido que nos presenta Roversi. El joven fotógrafo deja a un lado la foto fácil y segura de la épica del combate, y confiesa que lo que más le ha impactado del MMA ha sido el antes y el después. Y a juzgar por sus fotos, Roversi se mueve como pez en el agua entre las bambalinas del espectáculo.

Roversi usa una narrativa visual y de contenido alternativa, dejando a un lado la foto fácil y segura de la épica del combate

Además de lo deportivo, este fotógrafo se centra en captar aspectos “más íntimos” para meterse en los vestuarios, anticipándose a los combates para reflejar en imágenes la concentración de los luchadores. “Un combate se prepara con meses de antelación desde el punto de vista físico y mental”, nos recuerda Roversi.

Otro aspecto importante es la teatralidad de las veladas. “Luces, actores con trajes de romano, bailarinas, música épica… incluso tragafuegos y grupos de rap actuando en directo”, desgrana Roversi mientras recuerda el espectáculo que puede verse en estos lances.

Inspirado por autores como Todd Hido, Patrick Taberna y otros que interpretan la realidad de forma personal en vez de mostrar las cosas tal y como son, las fotografías de Roversi son poco claras: las sombras esconden más de lo que muestran las luces, la acción y los personajes solo insinúan lo que ocurre dentro de la jaula y a su alrededor. Un mundo al que el espectador tiene que ponerle algo. Ganas de asistir a una noche de combates, quizás. Lo que nos muestra Roversi es “invisible a los ojos del espectador”, tal y como él mismo apunta.

Pero hay algo más. Y es que el luchador es el personaje central de este trabajo documental: “Algunos llegan al lugar diez horas antes para prepararse.” ¿Qué empuja a estos atletas a entrar en la jaula? Roversi muestra “sus esperanzas, sus miedos, sus ansias”. En definitiva, quiere entender sus motivaciones.

Uno de esos atletas, procedente de Marruecos, le impresionó especialmente: “Le tengo profunda estima y respeto. Pasó momentos muy duros cuando llegó a Italia atravesando el mar a bordo de una pequeña embarcación.” El autor ve en el luchador africano un ejemplo de superación: “Más allá de ser una nueva estrella del MMA, es una persona con un corazón enorme. Fue adoptado por su entrenador, que le puso a disposición una pequeña habitación en su gimnasio. Vive en el gimnasio, se entrena allí, come allí, duerme allí.”

9
Comentarios
Cargando comentarios