• Ponte las pilas
  • Los genios ocultos
OpiniónEnfoque diferencial

Cambios de criterio

 
22
ENE 2007

Cuando uno pasa tanto tiempo probando cámaras -como un servidor- toma consciencia de ciertos axiomas. Son especialmente incontestables un par de ellos.

El primero es que el 90% de las compactas son prácticamente iguales, bien a nivel de prestaciones o de calidad de imagen. Casi todos los sensores dan un buen o un muy buen rendimiento, casi todas las pantallas funcionan bien o muy bien, y casi todos los consumos son buenos o muy buenos.

El 90% de las compactas son casi iguales, y lo que antaño fue genial mañana no será ni mediocre

La segunda de las verdades incuestionables es que lo que hoy es regular, antaño fue genial y posiblemente mañana no será merecedor ni del calificativo de mediocre.

Analizar una cámara tiene su parte científica y su parte subjetiva. Si padece ruido, padece ruido, y punto. La cuestión es si nuestro nivel de tolerancia ha mutado con el tiempo. Hace dos años, por ejemplo, el ruido a 400 ISO se aceptaba tranquilamente como un mal menor; hoy es algo que roza lo tolerable. Dentro de tres años, la aparición de ruido a 400 ISO será un mal exclusivo de las cámaras de la más baja gama.

Dentro de tres años, el ruido a 400 ISO será un mal exclusivo de las cámaras de gama más baja

Otros parámetros son tan subjetivos que no hará falta un año para cambiar de criterio. Es más, basta con cambiar de analista para tener dos afirmaciones distintas -e incluso contrarias- de un día para otro.

No es la primera vez -y no será la última- que advierto que los análisis son una guía útil, no una verdad absoluta. La subjetividad de la que hablaba es una de las bases para tal aseveración.

Cansa asistir a duelos dialécticos sobre si una cámara tiene mucho o poco ruido, nitidez o autonomía

Cansa -en el mejor sentido de la palabra- leer comentarios o críticas sobre tal o cual cámara, o asistir a duelos dialécticos entre usuarios refiriéndose a que si el modelo X tiene mucho o poco ruido, o nitidez, o autonomía... Mucho y poco son valores tan variables que ambas afirmaciones pueden ser veraces al mismo tiempo.

¿Han dejado de tener validez los análisis técnicos pasados? Es difícil de decir. Partiendo de que el mercado digital se mueve a velocidad de vértigo y que un análisis tiene menos vida útil que la propia cámara analizada, es difícil pensar que alguien leerá hoy, por ejemplo, el analisis de la Olympus E-20. (Salvo que tenga ganas de rebuscar en el pasado... a ver qué se contaba en la prehistoria digital.)

Las fotos de los análisis están para que el potencial comprador las juzgue desde sus preferencias

El problema surge -y así nos ha sucedido en QUESABESDE.COM- cuando un usuario remueve un poco en el pasado cercano para comprobar si la nueva versión Y del modelo X ha subsanado los defectos que este último padecía, y se encuentra en el análisis del modelo Y que no sólo esos defectos comentados antaño persisten hoy, sino que para el analista tales defectos no lo son ya.

¿Podemos hacer algo al respecto? Difícilmente. La naturaleza humana es tan cambiante como su forma de pensar, y salvo en casos muy particulares -blanco o negro- el observador puede detectar mil tonos de gris.

Precisamente por esto, una vez más nos repetimos: las fotos que acompañan un análisis están para algo. Una imagen puede ser juzgada por cada potencial comprador, desde sus particulares preferencias o manías. El análisis puede marcar el camino a seguir, no el destino al que llegar.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar