Actualidad

Amazon prepara para este año un servicio de descargas musicales libres de DRM

 
17
MAY 2007

Con el apoyo de EMI, entre otras 12.000 discográficas menores, Amazon ha anunciado que está desarrollando su propio centro de descargas musicales libres de protección de derechos de autor o DRM. El nuevo servicio, cuyo debut está previsto para este mismo año, ofrecerá millones de canciones de uso ilimitado en el popular formato MP3.

El gigante del comerció electrónico Amazon ha hecho pública su intención de embarcarse en el terreno de la descarga musical on-line. Más de 12.000 discográficas lideradas por EMI -explica Amazon- posibilitarán el acceso a millones de canciones en formato MP3 y libres cualquier tipo de software de protección DRM.

Así las cosas, Amazon se suma a la filosofía de EMI y Apple, que hace apenas seis semanas se convertían en pioneras al anunciar la venta de archivos musicales libres de protección.

Tal y como afirma el fundador de Amazon, Jeff Bezos, esta estrategia "significa que toda la música adquirida por los clientes estará siempre libre de protección DRM y podrá reproducirse en cualquier dispositivo".

Bezos, además, se ha declarado "entusiasmado" por la participación de EMI en el proyecto, ya que su presencia permitirá a Amazon ofrecer música de "artistas increíbles como Coldplay, Norah Jones y Joss Stone".

Aún no hay ninguna confirmación oficial sobre la fecha de lanzamiento del sistema, aunque tendrá lugar a lo largo de este mismo año.

Camino por recorrer
Todavía quedan numerosas páginas por escribir sobre los sistemas de protección DRM. Una temática claramente condicionada por la pluralidad de posturas adoptadas por las cuatro grandes discográficas existentes: EMI, Warner, Sony BMG y Universal.

Warner se ha mostrado públicamente como una de las mayores defensoras de la continuidad de los sistemas restrictivos. Sony BMG, que da soporte a CONNECT con archivos musicales en formato protegido Atrac3, tampoco parece dispuesta a plantearse un cambio de estrategia.

Universal, por su parte, carece de una postura conocida sobre los sistemas DRM, aunque su silencio puede ser interpretado como una aceptación de la actual política de protección.

Sin embargo, la iniciativa de EMI -y de las más de 12.000 pequeñas discográficas embarcadas en el proyecto de Amazon- es una clara muestra de hacia dónde avanza el cambiante negocio de la música, cada día mas alejado del disco compacto.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar