• Nikon D3200: toma de contacto
  • Panasonic Lumix GF5: análisis
Prueba de producto
EBOOKS Y ROSAS POR SANT JORDI

Amazon Kindle Touch: toma de contacto

 
24
ABR 2012
Lucas Laó   |  Barcelona

La tinta electrónica y lo táctil no están necesariamente reñidos. Lo demuestran e-readers como el Kindle Touch, recién puesto a la venta en España con un precio de 130 euros (por 190 euros y sin cuotas mensuales está disponible la versión con 3G). Amazon cumple a la perfección con el dispositivo de lectura, pues la inevitable lentitud de refresco no se antoja un gran inconveniente para ese público que no busca un tablet, sino una buena pantalla para consumir grandes dosis de literatura. En el catálogo de títulos en castellano la compañía estadounidense progresa adecuadamente, pero aún tiene que hacer camino para que la oferta disponible sea comparable a la de libros en inglés.

¿Qué mejor forma de apoyar el lanzamiento de un e-reader en España que hacerlo durante el Día Internacional del Libro? Hacerlo en Barcelona, donde el 23 de abril tiene una significación especial con motivo de la Diada de Sant Jordi, patrón de la capital catalana y jornada de libros y rosas. De ahí que Amazon eligiese tan señalada fecha para invitar al público a tocar y curiosear sus dispositivos Kindle en un hotel cercano a la misma Rambla de Catalunya. Además, por supuesto, de llevarse una rosa de regalo.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con el "Kindle de 100 euros" abriendo el camino en el mercado español desde diciembre pasado, el Kindle Touch supone una apuesta más refinada por su manejo táctil y, consecuentemente, por su precio. ¿Merece la pena? Algo podemos intuir tras realizar un primer acercamiento a un reproductor de libros electrónicos que, por cierto, ha comenzado a llegar a España unos días antes de su desembarco oficial, previsto para el 27 de abril.

Ligero y sobrio

El diseño del Kindle Touch es sumamente sencillo; incluso algunos dirían que algo soso. Pero resulta completamente funcional, con una carcasa rematada con el clásico plástico gris pulido que le permite ser un equipo liviano y suave al tacto. Amazon proporciona un equipo cómodo de sostener a una mano y lo suficientemente delgado (mide 10,1 milímetros de grosor) sin complicarse la vida en la parte estética.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Vistas frontal y de perfil del Amazon Kindle Touch (izquierda) y el Kindle básico.

No pesa los 170 gramos del Kindle básico, también presente en Barcelona, pero la diferencia no resulta especialmente significativa en la práctica. Entre el Kindle Touch básico (213 gramos) y la versión con 3G (220 gramos) la diferencia es directamente imperceptible. De hecho no hay ningún rasgo externo que los distinga, más allá de detalles como el icono que indica en pantalla la cobertura del modelo abonado al Internet móvil.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
En su parte inferior el Kindle Touch integra altavoces, puerto micro-USB, salida de auriculares y un botón de encendido y apagado.

El único botón frontal, que hace las veces de vuelta atrás y de tecla menú, está formado por cuatro finas y pequeñas barras horizontales. A simple vista, es la forma más sencilla de distinguirlo del Kindle básico. Ésa o fijarse en los bordes de la pantalla, pues la del Kindle Touch se hunde sensiblemente más para dar cabida en el marco a los sensores que posibilitan el manejo táctil.

Infrarrojos y E-Ink Pearl

La tinta electrónica táctil de Amazon es la misma que ya hemos visto en los Sony Reader. Así, combina por un lado el buen contraste de los paneles E-Ink Pearl con una trama de sensores infrarrojos que registran los movimientos de los dedos. Y sigue el estándar que se ha instaurado en esto de los e-readers en tamaño y resolución, con 6 pulgadas y 600 x 800 píxeles.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque la velocidad de refresco tiene las inevitables limitaciones de este tipo de pantallas, al menos los fundidos entre página y página resultan bastante limpios. Y las órdenes del dedo se interpretan a la perfección, ya sea al deslizar para movernos entre páginas o al mantener una pulsación para resaltar una palabra o -una vez hecho esto- arrastrar para abarcar más palabras dentro de la selección.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Al hacer este tipo de acciones se cargan ventanas con opciones, mostrando por defecto una cajetilla que previsualiza la definición de las palabras en el diccionario. Luego uno tiene las típicas opciones para editar (subrayar, marcar, añadir una nota al pie...), compartir fragmentos en redes sociales o hacer una búsqueda en Wikipedia. La navegación web no hemos podido probarla, pues las unidades expuestas por Amazon en Barcelona tenían esta función deshabilitada.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El teclado QWERTY virtual se maneja con más precisión de lo que uno podría esperar, a pesar de que los caracteres no van apareciendo en pantalla al mismo tiempo que uno escribe. Quizás donde más flaquea la experiencia de usuario es al desplazar elementos. Haciendo "scroll" para movernos dentro de la biblioteca, por ejemplo, uno puede acabar un poco desubicado.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Llama la atención un recurso de la interfaz cuando se realiza el gesto de la pinza para regular el zoom. Cada vez que el usuario acerca o aleja el punto de vista, aparece durante unos segundos la clásica barra con tamaños de fuente en forma de iconos a la que recurren para estos menesteres los e-readers no multitáctiles. Al principio causa un poco de extrañeza, pero desaparece a los pocos instantes y no deja de ser un rápido atajo por si no se consigue calibrar bien el zoom a la primera.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A veces uno tiene la sensación de que le faltan teclas, pero imaginamos que es cuestión de interiorizar una serie de gestos (un suave golpe de dedo en la parte superior de la pantalla hace aparecer el menú de controles, acceso a la tienda de libros incluido). Con todo, algún usuario echará de menos alguna tecla más en la parte inferior por si alguna vez se desorienta.

Abriendo camino

Si hay un Kindle con tirón ése es el modelo básico, a cuyo precio se acercan pocos dispositivos "serios" de la competencia. El Kindle Touch es ese siguiente escalón que le termina de dar empaque a la familia con un sistema de control más directo, manteniendo el buen nivel en lo que a calidad de visionado se refiere y un precio en la órbita de lo que ofrecen hoy día los modelos táctiles de Fnac o Sony. Hablamos de la versión con Wi-Fi, que cuesta 130 euros.

El Kindle Touch con 3G sube hasta los 190 euros. Es justamente el precio por el que se movían hasta hace relativamente poco en España los modelos más compensados, pero con el añadido de una conexión que no requiere ni tarjeta ni tarifa ni contrato ni permanencia: está incluida en el precio para acceder a la tienda en cualquier momento.

Amazon Kindle Touch
Amazon Kindle Touch
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque suene a tópico, el éxito del Kindle depende sobre todo de la oferta de e-books, a ser posible actuales y a buen precio. En este sentido, cabe destacar que en lo que va de año el catálogo ha crecido de los 22.000 libros en castellano iniciales a algo más de 33.000, según los últimos datos proporcionados por la compañía, que incluso ha empezado a ofrecer una herramienta de auto publicación para autores noveles llamada Kindle Direct Publishing.

Sólo queda que los precios se estabilicen un poco. Ya van apareciendo entre los más vendidos títulos bastante actuales por menos incluso de 3 euros; muchos otros se mueven en una horquilla de entre 8 y 12 euros. Los descuentos no siempre son un recurso posible en España por motivos legales, pero Amazon parece estar dispuesta a cambiar las cosas (en la medida de lo posible).

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar