Actualidad

El Kindle Fire, el primer tablet de Amazon, llega rodeado de servicios en la nube y con un precio de 200 dólares

 
28
SEP 2011

Al estilo de las presentaciones de Apple, Amazon se ha guardado para el final el anuncio que todo el mundo esperaba: su primer tablet, el Kindle Fire. Tras arrancar su evento de hoy en Nueva York desvelando nuevos lectores de e-books, la firma estadounidense ha confirmado su más que anticipado salto a los dispositivos con pantalla LCD, blindándolo con acceso a los cada vez más numerosos servicios en la nube que ofrece la compañía.

Así, desde la pantalla táctil IPS de 7 pulgadas y 1024 x 600 píxeles de este Kindle Fire, se podrán visualizar e-books y revistas electrónicas, reproducir música y vídeos o instalar aplicaciones y juegos como en cualquier otro dispositivo basado en Android, sólo que ciñéndose a servicios propios como Amazon AppStore for Android.

De la misma forma, el Kindle Fire también tendrá acceso a los servicios de sincronización de contenidos y almacenamiento en la nube de Amazon, que lo ha dotado de un procesador de doble núcleo (sin precisar modelo ni velocidad) y 8 GB de almacenamiento integrado. Eso sí, el dispositivo llega desprovisto de prestaciones habituales en otros tablets como la cámara, el GPS integrado o la conectividad 3G. Y es que el Kindle Fire sólo se conecta a Internet por Wi-Fi.

Amazon Kindle Fire
Amazon Kindle Fire

Tal y como ya habían apuntado las filtraciones, el dispositivo guarda cierto parecido físico con el BlackBerry PlayBook debido a su diseño sobrio y de acabado negro, en este caso con unas dimensiones de 190 x 120 x 11,4 milímetros y un peso de 413 gramos, en el que se incluyen un puerto micro-USB, una salida de auriculares de 3,5 milímetros y unos altavoces estéreo integrados.

A pesar de estar basado en Android (se trata concretamente de una modificación sobre la versión 2.1, también conocida como Eclair), la interfaz gráfica del equipo es muy distinta a la acostumbrada en los modelos con el sistema operativo de Google. Así, y en lugar de recurrir a escritorios principales con "widgets" y accesos directos, las primeras pantallas del sistema consisten en librerías virtuales desde las que es posible gestionar todos los contenidos almacenados en el Kindle Fire o en la nube.

Amazon Kindle Fire
Amazon Kindle Fire

Amazon también ha realizado un aporte propio con el navegador web Silk, al que la misma compañía define como un navegador "acelerado por la nube", ya que emplea sus propios servidores para adaptar el contenido de las páginas a la pantalla del Kindle Fire y mejorar -al menos sobre el papel- la velocidad de navegación.

El nuevo ingenio de Amazon saldrá a la venta el 15 de noviembre en Estados Unidos por 200 dólares, aunque su llegada a otros países es de momento una incógnita. Especialmente en casos como el de España, donde a pesar de que Amazon acaba de estrenarse en el comercio electrónico, aún no están disponibles la mayoría de servicios de los que se alimenta este nuevo tablet.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar