Actualidad

Altwork hace un guiño a retocadores y otros profesionales con un escritorio reclinable

3

Con un precio de 5.900 dólares y compatible con múltiples monitores, permite trabajar sentado, en pie o cómodamente tumbado gracias a su diseño articulado

30
OCT 2015

El creciente sedentarismo de una parte de la población ha hecho que algunas compañías agudicen el ingenio a la hora de ofrecer mobiliario de oficina más cómodo y menos lesivo para sus usuarios.

Los avances en este sentido han sido numerosos: desde sillas con reposabrazos especialmente diseñados para el uso de teléfonos hasta escritorios regulables en altura pensados para aquellas personas que prefieren trabajar en pie. El mercado ofrece una gran variedad de soluciones casi a medida. Ninguna, sin embargo, se aproxima al escritorio reclinable de Altwork.

Vídeo promocional publicado por Altwork.

Esta empresa californiana ha diseñado un nuevo mueble que combina sillón y mesa de trabajo para crear un aparato que, según sus creadores, se puede regular para amoldarse a todo tipo de usos. La Altwork Station, que es como ha sido bautizada, ha sido pensada para poder utilizar un ordenador como si fuera una silla convencional, reclinado como en el sillón de un dentista o incluso de pie.

Para el profesional

Con un peso de 95 kilogramos y unas dimensiones algo difíciles de encajar en la típica oficina, la Altwork Station no pretende sustituir el escritorio de toda la vida sino ofrecer una opción más cómoda y saludable a aquellos profesionales que pasan un gran número de horas frente al ordenador. Arquitectos, ingenieros, diseñadores, escritores técnicos y agentes de bolsa son algunos de sus usuarios potenciales, pero no cuesta imaginar a más de un fotógrafo entre los consumidores interesados en este aparato.

Foto: Altwork

Altwork lleva trabajando más de cinco años en el diseño de su primer mueble configurable. El resultado es un puesto de trabajo que incorpora detalles como un fondo de acero para evitar que se resbalen los objetos depositados sobre el escritorio, así como varios imanes (suministrados por el fabricante) que permiten fijar de forma segura teclados y ratones. La Altwork Station también permite el uso de dos monitores de forma simultánea.

Disponible en una gran variedad de telas y colores, la Altwork Station ya puede ser reservada a un precio inicial de 3.900 dólares, unos 3.540 euros al cambio. Esta es la tarifa promocional para los primeros clientes, puesto que su precio oficial será de 5.900 dólares (5.360 euros) cuando salga a la venta a mediados de 2016.

Artículos relacionados (1)
3
Comentarios
Cargando comentarios