• Chema Madoz perfecciona la perfección
  • Dos fotógrafos de culto, una tentación
Agenda fotográfica

Korda: mucho más que la foto del Che

3
Foto: Alberto Korda
30
JUN 2015
Eduardo Parra   |  Madrid

La fotografía es a veces ingrata. Lo vivió en sus propias carnes Alberto Korda, el hombre tras el seudónimo, el seudónimo tras el icono. Porque el autor de la que dicen es la fotografía más reproducida de todos los tiempos fue algo más que el fotorreportero cuyo nombre permanecerá unido para siempre al del Che. El mítico retrato del revolucionario (en realidad un recorte de una fotografía bastante discreta) relegó el resto del trabajo del cubano Alberto Díaz (que este era su auténtico nombre) en un inmerecido segundo plano.

PHotoEspaña abrió sus puertas recientemente rindiendo tributo a Korda de la mejor forma posible, obviando lo que ya todos conocemos para enseñar lo que realmente le apasionaba: el retrato femenino. “Korda: retrato femenino” es el título de la colección que puede verse en el céntrico Museo Cerralbo de Madrid. Una invitación a alejarnos del Korda retratista de revolucionarios para conocer, esta vez sí, al auténtico Korda fotógrafo.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
La muestra permanecerá abierta en el Museo Cerralbo de Madrid hasta principios de septiembre.

Y es que el cubano no podía faltar en el certamen madrileño, que en esta edición reivindica la fotografía latinoamericana. Porque más allá de su “Guerrillero heroico”, Korda tuvo auténtica obsesión con la mujer y concretamente con su belleza, llegando a afirmar que si se hizo fotógrafo fue para poderla fotografiar.

La muestra, que podrá visitarse hasta el 6 de septiembre, está formada por 60 fotografías en blanco y negro tomadas en la década de 1950, diez de ellas inéditas hasta ahora.

Retratos de la modelo Norka, con la que Korda se acabó casando. | Foto: Alberto Korda

Influenciado por Richard Avedon, Korda se inició en la fotografía de moda de forma autodidacta. La fama que se granjeó fue tal que las modelos llamaban literalmente a su puerta para ser fotografiadas, un impagable privilegio para quien reconocía tener entre sus principales gustos las mujeres y el ron.

El estilo Korda se convirtió a mediados de siglo prácticamente en marca comercial, y la estética cuidada y elegante de sus retratos llevó al cubano a trabajar no solo con grandes revistas de la época, sino también con los grandes diseñadores que en aquellos años tenían sus estudios en Cuba.

Foto: Alberto Korda

Pero la fotografía de moda no es algo que los combatientes tengan como prioridad, y con la llegada de la revolución cubana el trabajo de Korda en el estudio se fue difuminando (no ayudó en este sentido la consideración prácticamente pornográfica que algunos revolucionarios hacían de sus fotografías).

Sin embargo, lejos de tirar la toalla, el artista salió a la calle dispuesto a fotografiar la nueva realidad que llegaba a la isla caribeña. Y lo hizo sin perder su esencia: fotografió a guerrilleros y políticos, sí, pero casi todos ellos del género femenino y por supuesto radiantemente hermosas.

Foto: Alberto Korda

Y ese cambio de modelo –que no de estilo- fue lo que llevó a Korda a ascender peldaños en su ya alto reconocimiento. Fotografiar a políticos desde la óptica de un publicista fue algo que el nuevo régimen cubano supo apreciar y el mundo reconocer, al menos hasta que su archivo menos político fue confiscado por las autoridades al final de la década de los 60.

En el último cuarto de siglo Korda ya era una estrella internacional, y volvió a la fotografía publicitaria casi como complemento a los requerimientos que tenía como reputado fotógrafo para que hiciese exposiciones. Su última sesión de fotografías, expuestas en esta muestra, la hizo en el año 2000 en la estación de tren de Sao Paulo, pocos meses antes de morir en París con el reconocimiento de ser uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX.

Foto: Alberto Korda

Artículos relacionados (3)
Nueve más uno
26 / MAY 2015
Agenda fotográfica
26 / MAR 2012
3
Comentarios
Cargando comentarios