• Uly Martín: "Es una foto preciosa a pesar de la sangre"
  • Walter Astrada: "Mi deber era salvar las imágenes a toda costa, que ...
Con texto fotográfico

"Bono cogió mi cámara, se giró para que le diera bien la luz y..." Alberto Cuéllar

 
Foto: Alberto Cuéllar
18
JUN 2009
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Ir a cubrir un macroconcierto, volver con una foto de portada y saber que la firma de la imagen no va a ser la tuya es una sensación que pocos fotógrafos han conocido. Alberto Cuéllar, veterano reportero gráfico de El Mundo, vivió el 11 de agosto de 2005 una de las experiencias más estrafalarias pero al mismo tiempo más gratificantes que un fotoperiodista pueda experimentar: no fue él, sino Bono, el emblemático líder de U2, quien hizo su mejor foto.

Alberto Cuéllar

En los conciertos nunca te permiten permanecer durante más de tres canciones, por lo que debes estar muy fino a la hora de disparar. De cómo lo haces y desde dónde lo haces dependerá el resultado final.

No hay mucho tiempo para hacer arte, ni para medir en manual, ni para mucha floritura. Afortunadamente, a los que hacemos prensa sólo se nos pide un par de fotos, por lo que lo tenemos relativamente fácil para obtener algo aceptable en un concierto.

El concierto de U2 [del 11 de agosto de 2005 en Madrid] tenía un escenario extraño. No estabas debajo del grupo, sino en un saliente, como en un brazo que se introducía entre el público. Allí nos colocaron.

Yo ya había visto el anterior concierto en Barcelona, por lo que partía con una ligera ventaja respecto al resto de compañeros. Conocía el escenario, conocía el orden de las canciones, la luz... y sabía que en un determinado momento Bono le cogería la cámara a un fotógrafo. Ahí se me ocurrió la idea de que cuando tocaran en Madrid, fuese mi cámara la que se llevase.

El concierto estaba a punto de empezar y yo no tenía muy claro dónde colocarme. Aún era de día y eso me desconcertaba. No sabía muy bien por dónde se acercaría Bono y si sería mi cámara la que vería primero. Visto con el tiempo, me parece muy fácil, pero en ese momento parecía imposible que entre 60.000 personas fuese en mi "niña" en quien se fijase. Pero bueno, elegí un lateral, crucé los dedos y esperé el momento.

En la primera canción no se movió de debajo de la batería, a unos 50 metros de nosotros. Nada nos valía, demasiado lejos para hacer algo con fuerza.

Ya en la segunda, como estaba previsto, se acercaron a nosotros Bono y The Edge [guitarrista y bajista del grupo], a unos escasos dos metros de nuestras narices. Necesitabas el objetivo de 35 milímetros para no cortarlos demasiado.

Cuando sólo nos quedaba un tema y yo me temía que el guión imaginado por mí no se atenía a la realidad, Bono cayó desplomado, como fulminado por un rayo. Tumbado en el suelo, se giró, me miró y pensé: 'Ésta es la mía; ahora te toca a ti hacer fotos.'

Le acerqué la cámara, y aceptó mi invitación sin dudarlo. Corrió escenario arriba haciendo fotos a todo lo que se movía. Decenas de fotos de fans enloquecidos, pero ninguna que a mí me sirviese. Parecía que ya se había cansado de hacer el ganso con mi cámara y que se disponía a devolvérmela, pero yo aún no tenía la foto que quería.

Señalándole aquella cara que tiene como de malvado y sus enormes gafas le dije: 'A picture of you.' Hubo un instante de desconcierto. Creo que no se lo esperaba. Cogió la cámara, me entregó su micrófono, se giró para que le diera bien la luz y...

La instantánea que salió de la cámara de Cuéllar ilustró al día siguiente esta información en el rotativo El Mundo. Justo debajo de la imagen, en el lugar que ocupa la firma del fotógrafo, cuatro letras: Bono.

La última canción terminó. Bono me devolvió la cámara y los de seguridad nos 'invitaron' a salir del estadio. Yo tenía el corazón a 200. No sabía si el fanfarrón de Bono había hecho algo o si sólo era pose, un gesto de cara a la galería.

Mientras escapábamos a oscuras por el callejón que separa al público del escenario, un subidón de adrenalina me apretó el corazón. Ese tipo de grandes gafas había hecho una foto. Sólo una. Había hecho la foto.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar