• Canon EOS M3: toma de contacto
  • Google Nexus 9: análisis
Prueba de producto
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Affinity Photo: ¿adiós a Photoshop?

21
16
FEB 2015

Durante años Photoshop se ha mantenido inamovible en su condición de amo y señor de la edición digital, y aunque no han sido pocos los que han intentado destronarlo, nadie lo ha conseguido. El recién desvelado Affinity Photo es un nuevo intento de poner punto y final a este reinado, pero, ¿tiene el programa de la británica Serif lo necesario para ocupar el sitio del archipopular software de Adobe en los millones de ordenadores en los que está instalado?

Tal y como ya hicieran con su programa de edición vectorial Affinity Designer, desde Serif han lanzado una versión beta gratuita de Affinity Photo que actualizarán con frecuencia para mejorar sus prestaciones. La versión final –cuya fecha de lanzamiento no ha trascendido todavía- costará 50 euros y podrá adquirirse a través de la App Store.

Y es que no hay que olvidar que, por el momento, Affinity Photo es un programa exclusivo para Mac, y sus desarrolladores no han hablado todavía de una versión para el sistema operativo de Microsoft. Su agresivo y ajustado precio es uno de los elementos más llamativos a primera vista. Pero hay más en el paquete.

Herramientas evolucionadas

Aunque Serif ha incorporado nuevas e interesantes ideas a su software, evidentemente éste bebe de Photoshop y de programas de edición de archivos RAW como Aperture, Capture One Pro y Lightroom.

Cuenta por tanto con funciones clásicas e indispensables para los usuarios avanzados, como las herramientas de subexposición y sobreexposición, el tampón de clonar, los pinceles correctores, filtros de enfoque y desenfoque, capas, edición no destructiva y un largo etcétera. Pese a tratarse de una primerísima versión beta no exenta de fallos, lo cierto es que presenta un rendimiento más que notable. Destaca la velocidad con que se aplican los efectos y la facilidad con que parece lidiar con cualquier tipo de imagen.

affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Affinity Photo cuenta con un editor de archivos RAW (en la imagen superior) que poco tiene que envidiar a programas más populares como Camera Raw de Adobe. En la imagen inferior, la herramienta "Curvas", una de las más potentes y versátiles de este software (más aún si se aplican en el archivo RAW original).

Entre las novedades -o herramientas evolucionadas- que Serif ha introducido en Affinity Photo destaca por encima del resto el sistema de selecciones, uno de los aspectos más peliagudos en la edición digital, especialmente cuando hay que tratar con zonas como el cabello de un sujeto (hablando de pelos) o cierto tipo de tejidos. Adobe lleva años mutando sus herramientas de selección, y en Serif parecen haber dado con un sistema que funciona extremadamente bien y que permite trabajar con un nivel muy preciso y a gran velocidad, un factor determinante hoy día.

Igual de bien funciona el pincel inpainting brush (que podríamos traducir por pintura interior), una nueva vuelta de tuerca a la función de relleno según contenido que ya hemos visto en las últimas versiones de Photoshop. Es decir, pintamos con el pincel un elemento de la imagen que queremos eliminar y el programa usa el contenido circundante para deshacerse de él y rellenar el vacío con los píxeles adecuados, como si ese elemento no hubiera estado nunca allí. Es sin duda una de las herramientas que más nos ha sorprendido. Por su rendimiento y velocidad, una vez más.

affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
En un programa de edición fotográfica no puede faltar la opción de convertir a blanco y negro y modificar -deslizador en mano- los tonos.

Destaca el sistema de selecciones, que funciona extremadamente bien y permite trabajar con un nivel muy preciso y a gran velocidad

En cuanto a la interfaz, los diseñadores de Affinity Photo parecen haber querido asegurarse de que todo fuera mucho más fluido e intuitivo que en otros programas similares. El programa se refleja una vez más en Photoshop, pero da mucha importancia a las distintas ventanas y pestañas, con multitud de deslizadores para modificar niveles, curvas, intensidad, contraste, brillo y sombras e iluminaciones, entre otros muchos parámetros.

Esto nos lleva a afirmar que Affinity Photo no solo es un programa de edición digital concebido para plantar cara a Photoshop, sino que se trata también de un software para revelar archivos RAW al más puro estilo Lightroom o Capture One Pro. El hecho de que tanto la edición RAW como los posteriores retoques digitales en el archivo JPEG, PSD o TIFF (por citar solo tres) puedan efectuarse en un único programa aumenta la fluidez de trabajo, tal y como ya sucede con Photoshop y Camera Raw.

affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
La sección "Filtros" (en la imagen superior) es la que más recuerda a Photoshop tanto por la interfaz como por el rendimiento y la variedad que ofrece. En la imagen inferior, el sistema de selecciones y las herramientas para definirlas posteriormente, uno de los aspectos en los que Serif parece haber dedicado más esfuerzos. Su rendimiento nos ha sorprendido agradablemente.

En un intento por llevar la edición no destructiva un paso adelante, cuando modificamos los niveles, las curvas o cualquier otro aspecto de la imagen, dichas acciones crean automáticamente una nueva capa por encima de la original. De este modo siempre podemos volver al efecto y definir o cambiar su intensidad, por ejemplo, sin modificar ni alterar los píxeles originales. Es una automatización que despista al principio pero a la que uno se adapta rápidamente y aprecia con el tiempo.

En cuanto a su compatibilidad con los distintos formatos de imagen que pueblan el mercado actual, Affinity Photo importa y exporta sin problema archivos JPEG, PSD, TIFF y PDF, entre otros. Además, se lleva estupendamente bien con su programa hermano, Affinity Designer.

affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
affinity photo
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
El pincel inpainting (en la imagen superior) recuerda a la función “Rellenar según contenido” de Photoshop. Es otro de los aspectos que más nos ha llamado la atención de Affinity Photo por lo fácil que es de aplicar y los excelentes resultados que ofrece. El software permite asimismo importar y exportar los tipos de archivo de imagen más populares de la actualidad, como se aprecia en la imagen inferior.
Una alternativa muy digna, pero no la definitiva

¿Vale la pena olvidarse de la suscripción mensual (o anual) de Photoshop y Lightroom y apostar por Affinity Photo? De momento no. Photoshop lleva mucho tiempo evolucionando, y con cada nueva versión las mejoras introducidas lo han convertido en el programa de retoque digital por excelencia.

Las funciones y herramientas que ofrece el programa de Adobe, la versatilidad, flexibilidad y facilidad para adaptarse a distintos tipos de usuario y su compatibilidad con la casi totalidad de cámaras, archivos y documentos lo convierten en un software casi imprescindible para el gremio del retoque profesional.

Seguramente no le usurpará el puesto a Photoshop, pero Affinity Photo es uno de los contendientes más dignos que hemos visto

Pero Affinity Photo es uno de los contendientes más dignos que hemos visto en mucho tiempo. No nos cabe ninguna duda de que la versión beta que hemos probado mejorará a pasos de gigante en las próximas semanas y que su versión final ofrecerá mucho más que lo visto hasta ahora, que no es poco.

¿Le usurpará el puesto a Photoshop? Seguramente no. ¿Conseguirá cautivar a los usuarios profesionales más exigentes con su interfaz fluida y menos saturada que la de otros programas? No está claro todavía. Y menos si tenemos en cuenta que, por el momento, el programa permanecerá dentro de los confines del territorio Mac. Pero quién sabe si una versión para Windows con un precio interesante y un buen rendimiento podría darle la vuelta a la tortilla en los próximos años.

21
Comentarios
Cargando comentarios